FAUVEROS

sábado, 30 de mayo de 2009

Del éxtasis y de los recuerdos de los amores juveniles





(…)Wagner pasa, encima de los unos y de los otros, agitando sus negras y largas alas de vampiro.


* * *


Cerráronse los ojos verdes de Luis Moro, y a diferencia de los que ya dormían, la embriaguez del éxtasis se apoderó de él, hecha de sensualidad y también de un como desprenderse del espíritu, de modo que la sensación de que volaba, libre y trémulo, dentro del rumoroso aleteo wagneriano, se intensificó extrañamente. Sólo la mano asida de Clara Musto lo mantenía unido a su asiento y a la realidad, como el hilo que domina la liviana cometa. Volaba Luis, entre los títulos de óperas que ya enumeramos; entre los de los compositores igualmente diversos -Haydn, Gounod, Donizetti, Bellini, Beethoven, Berlioz, Mozart, Rossini, Schuman, Meyerbeer, Bizet, Cherubini, Gluck, Wagner, Chopin, Verdi-, que aparecían y desaparecían en la elevada penumbra; entre el friso de notas musicales con las cuales juegan los amorcillos, coronando el proscenio; entre las áureas mujeres esculpidas sobre los palcos avant-scène; volaba y si por momentos sus ojos se abrían y abandonaba la atura, era hasta que una nueva ráfaga de violines lo levantaba en vilo. Entonces sentía que si su liberación fincaba en el delirio de esa música, sentía asimismo que su seguridad dependía de la firmeza de esa mano, porque él no era más que un pobre muchacho poeta que hacía siete meses le había confiado a Alejandro su fragilidad y su incertidumbre, y ahora se las iba entregando a Clara. Necesitaba amar y que lo amasen, como necesitaba respirar. Los tres meses del abandono de Alejandro, los pasó como si fuese un espectro, en todo caso, un ser mecánico, que repetía diariamente las actitudes iguales, sin conciencia exacta de lo que sucedía alrededor. Y esta noche, de súbito, cuando se aprestaba a reiterar los gestos, a buscarlo a Alejandro Gonzálvez, a vigilarlo en el teatro, a espiarlo a la salida, se le ofrecía una puerta de escape y una posibilidad de asilo. ¿Cómo no apresurarse, aún a riesgo de cometer una nueva equivocación, a no perderlos? ¿Cómo no inventar enseguida la presencia del amor imprescindible, a la espera de que el auténtico amor, convocado por el simulacro, se manifestase? Apretaba la mano de Clara Musto, y Clara, asombrada y maravillada por la repentina comunicación con ese muchacho tan hermoso, a quien en la Facultad tachaban de huraño, retenía los dedos de Luis entre los suyos y los recorría entre falange y falange, finos y exquisitamente modelados, como si recorriese la cera de una bella escultura. La joven inclinaba de cuando en vez la cabeza, y su pelo suave y lacio caía sobre la mano refugiada y cautiva de Luis. Ese contacto lo excitaba, lo hacía estremecer, como si Clara estuviese desnuda. Entonces tornaba a cerrar los párpados, y Wagner lo alzaba en el aire, hasta el círculo de los nombres pintados de los maestros, que giraban en torno, sostenidos como él, como el propio Luis Moro, por el nervioso impulso de la orquesta.



* * *


De El Gran Teatro. Manuel Mujica Láinez, 1979.

sábado, 23 de mayo de 2009

Planeta Tierra

HOY






AYER

Mas el daño de la contaminación no es sólo directo. Sus efectos son muy complejos. Del Cañizo subraya la relación de la contaminación del medio y el hacinamiento ccon el desarrollo de ciertas afecciones psíquicas como la ansiedad, la angustia, la tensión, el erotismo y la agresividad.

"Estadísticamente -dice-, se ha demostrado que en una ciudad de 250.000 habitantes, se asesina el doble, se viola el triple y se roba siete veces más que en un conjunto de pueblos pequeños que sumen los mismos 250.000 habitantes."

Esto ratifica la afirmación de Erich Fromm de que para conseguir una economía sana hemos producido millones de hombres enfermos. Y posíblemente, la cadena de males no se interrumpe aquí, puesto que del mismo modo que los contaminantes influyen en enfermedades degenerativas como el cáncer y la leucemia, según se ha demostrado, cabe que lo hagan también sobre ciertas enfermedades y malformaciones congénitas de las que se observa un incremento en nuestro tiempo. EN cualquier caso, es obvio que las conquistas rutilantes de la técnica no bastan para ocultar sus miserias.

No desconozco, claro está, los esfuerzos recientes de algunos países para contrarrestar los efectos perniciosos de una mecanización desenfrenada. Los ejemplos de Londres al promulgar la Ley de Aire Puro de 1965 y la reunión de los países ribereños del Báltico en Gdansk el otoño de 1973 para intentar la recuperación biológica de este mar, son, sin duda, dignos de ser imitados. Pero las iniciativas aisladas significan poca cosa en este terreno.

Los hombres debemos convencernos de que navegamos en un mismo barco y todo lo que no sea coordinar esfuerzos será perder el tiempo. ¿De qué vale, pongo por ejemplo, que Norteamérica instale depuradoras en sus fábricas de cemento y si luego estimula la producción de las españolas -que no la tienen- para comprárselo más barato? ¿Qué adelantamos regulando la pesca de la ballena en acuerdos internacionales, si Rusia y Japón eluden el compromiso para aprovecharse de la cordura y la inhibición ajenas? ¿Qué sentido tienen las precauciones suecas con los vertimientos de sus papeleras, si las rusas llenan el mar Báltico de mercurio? ¿Qué podemos sacar, en fin, en limpi0o de la disposición americana proscribiendo el empleo del DDT, si al mismo tiempo envía sus excedentes a los países subdesarrollados a precios de saldo?

Mientras el respeto a los delicadísimos mecanismos ecológicos no sea una actitud desinteresada y general, apensa adelantaremos un paso. EN este juego participamos todos, pero nadie debe reservarse el derecho de hacer trampas.

Nuestro planeta se salvará entero o se hundirá entero. Unicamente empleando la inteligencia y la razón, podremos escapar de la amarga profecía de Roberto Rosellini cuando dice que "nuestra civilización morirá por apoplejía porque nuestra opulencia contiene en sí las semillas de la muerte".

"El hombre contra el hombre", en Un mundo que agoniza. Miguel Delibes, 1979.

¿MAÑANA...?

miércoles, 20 de mayo de 2009

El extraño día del libro de este año y más fotos movidas, más.

Este 22 de abril pasado fui sometida a una pequeña operación quirúrgica (nada serio); el día siguiente lo pasé entero durmiendo... pero al percatarme de que era el día del libro y de que por primera vez iba a pasarlo sin mi autorregalo de toda la vida, mejor o menor en cada época de mi existencia dependiendo de mis posibilidades, pero siempre presente, me dio pena, sinceramente; y de repente tuve la -facilísima pero que a mí se me ocurrió por los pelos, catatónica como estaba- idea de comprarlos por internet. Fui a la página de la fnac y encima los gastos de envío ese día eran gratis, con lo cual, aunque no en el mismo día, los recibí en mi propio domicilio. Son estos dieciséis; a algunos le parecerá una compra cutre; a otros un despilfarro; yo pienso en lo que se planteaba Fermín Gámez en aquella extraordinaria entrada que decía "qué vale más..."... y es mi precioso auto-regalo de este año 2009.
¿Os gusta la selección?:

- Adiós a la filosofía y otros textos, de Ciorán;
- Cuentos humorísticos, de Mark Twain;
- El lector, de Schlink (sí, el de la peli que no vi);
- Una historia sencilla, de Leonardo Sciascia;
- Cuentos orientales, de Marguerite Yourcenar;
- Cuentos completos, de Augusto Roa Bastos;
- La comuna de París (Marx, Engels, Lenin);
- Groucho y yo, de Marx (Groucho);
- Bariloche, del aún flamante premiado Neuman;
- Estrella distante, de Roberto Bolaño;
- Zelig, de Woody Allen,
- Ochenta y seis cuentos, de Quim Monzó;
- En el camino, de Jack Kerouac para ver si me entero mejor ahora en castellano en -vez de en inglés como lo leí hace ya tanto;
- Cuentos completos, de Kafka; creo que a lo largo de mi vida ya los he leído todos pero me apetecía tener este volúmen;
- Lady Windermere's fan, para refrescar el english con quién mejor que con Óscar Wilde;
- El beso de la mujer araña, de Manuel Puig, que tanto me han recomendado y además amigo de un amigo...
- Y de "Regalo web", una carpeta de Juan Marsé con un dvd que aún no puse, soy más vaga...
¿Los habéis leído? ¿Os han gustado? ¿Por qué soy tan preguntona?



EL otro día Max apareció en el estante de debajo de su copia en peluche en la librería antigua; como veis ha crecido mucho, antes eran casi iguales, y eso ha sido en estos días al desarrollarse subiendo y bajando por la librería nueva, ya a sus tres años... Ahora es su cuarto favorito, el salón biblioteca que aún no está ordenado (el resto de muebles quedaron por el medio a la espera de decidir qué hacer con ellos) y es el paraíso para los gatos; y llegué justo con la cámara cuando se intentaba escaquear y, aunque no le pillé en la postura de pose, me dio tiempo de hacer una foto simpática; ¿os gusta?:



A continuación, los dos fauves jugando sauvagemente; ¡somos tal para cual!:



Ésta es mi maranta o amaranta o como se diga, sacada de un brotecillo de nada, y que ya es enorme y tiene muchos años, ahora empieza a florecer otra vez:



Y delante de ella, eso que se ve raro y verde es un granado, enorme... y salvaje, como no, y dejado crecer a su libre albedrío a partir de un brotecillo chiquitico traido de Jaén del pie de un granado de verdad del precioso campo de mi prima que tanto añoro y al que espero volver pronto:




Si ahora alguien se marea no es de extrañar, ¡qué movidísima! Pero puede apreciarse lo hermosa que está mi violeta africana que ya tiene unos dieciséis o dieciocho años y que transplanté de otra de mi madre a raíz de los recuerdos de un artículo sobre el asunto leído en una revista en la sala de espera de mi oculista mientras se me dilataban mis pupilas. Es un puro milagro pues encima no tenía ni hormonas de enraizamiento ni nada de nada, todo fue a lo casero total; la primera vez que salieron los brotecillos, las hojitas diminutas como tréboles, me emocioné y todo... los encontré al regresar de un viaje de Málaga, habiendo dejado la planta que parecía pocha y muerta en la terraza de mis padres (por entonces vivía allí)... Desde aquella, siempre igual. A veces se pone un poco pocha y pienso que es lógico, que ya le ha llegado su hora hace mucho; pero de repente renace con nuevas energías y no para de florecer, con una fuerza increíble; insisto en que es un milagro y por eso...---> (DEDICADA A LUI Y A LISE):



La primera flor de uno de mis espatifilos de la temporada ha salido contra natura, dándole la espalda no sólo a la luz (bueno, de lado) sino a la orquídea que está detrás, al fondo; ¿tendrán envidia las plantas unas de otras? ¡Son seres vivos, al fin y al cabo!



Aquí, la orquídea justo hoy; realmente no sé desde qué ángulo fotografiarla ya no para que me salga bien la foto sino para que se vean todas las flores y los capullos de la vara:



No sé hacer fotos, lo he demostrado muchas veces, y ninguna de ellas se acerca ni remotamente a la realidad ni le hace justicia al objeto-sujeto de las mismas, pero es una pequeña muestra para que paséis un ratillo tonto/entretenido con alguna de mis cousiñas que de vez en cuando a algunos sé que os gusta que muestre.

Espero que os guste esta entrada. En cualquier caso, en el momento menos pensado volveré a mi forma de entender este blog...

lunes, 18 de mayo de 2009

Réquiem


Sí, me llamo Eduardo. Usted me lo pregunta para entrar de algún modo en conversación, y eso puedo entenderlo. Pero usted hace mucho que me conoce, aunque de lejos. Como yo lo conozco a usted. Desde la época en que empezó a encontrarse con mi madre en el café de Larrañaga y Rivera, o en éste mismo. No crea que los espiaba. Nada de eso. Usted a lo mejor lo piensa, pero es porque no sabe toda la historia. ¿O acaso mamá se la contó? Hace tiempo que yo tenía ganas de hablar con usted, pero no me atrevía. Así que, después de todo, le agradezco que me haya ganado de mano. ¿Y sabe por qué tenía ganas de hablar con usted? Porque tengo la impresión de que usted es un buen tipo. Y mamá también era buena gente. No hablábamos mucho de ella y yo. En casa, o reinaba el silencio, o tenía la palabra mi padre. Pero el Viejo hablaba casi exclusivamente cuando venía borracho, o sea casi todas las noches, y entonces más bien gritaba. Los tres le teníamos miedo: mamá, mi hermanita Mirta y yo. Ahora tengo trece años y medio, y aprendí muchas cosas, entre otras que los tipos que gritan y castigan e insultan, son en el fondo unos pobres diablos. Pero entonces yo era mucho más chico y no lo sabía. Mirta no lo sabe ni siquiera ahora, pero ella es tres años menor que yo, y sé que a veces en la noche se despierta llorando. Es el miedo. ¿Usted alguna vez tuvo miedo? A Mirta siempre le parece que el Viejo va a aparecer borracho, y que se va a quitar el cinturón para pegarle. Todavía no se ha acostumbrado a la nueva situación. Yo, en cambio, he tratado de acostumbrarme. Usted apareció hace un año y medio, pero el Viejo se emborrachaba desde hace mucho más, y no bien agarró ese vicio nos empezó a pegar a los tres. A Mirta y a mí nos daba con el cinto, duele bastante, pero a mamá le pegaba con el puño cerrado. Porque sí nomás, sin mayor motivo: porque la sopa estaba demasiado caliente, o porque estaba demasiado fría, o porque no lo había esperado despierta hasta las tres de la madrugada, o porque tenía los ojos hinchado de tanto llorar. Después, con el tiempo, mamá dejó de llorar. Yo no sé cómo hacía, pero cuando él le pegaba, ella ni siquiera se mordía los labios, y no lloraba, y eso al Viejo le daba todavía más rabia. Ella era consciente de eso, y sin embargo prefería no llorar. Usted conoció a mamá cuando ella ya había aguantado y sufrido mucho, pero sólo cuatro años antes (me acuerdo perfectamente) todavía era muy linda y tenía buenos colores. Además era una mujer fuerte. Algunas noches, cuando por fin el Viejo caía estrepitosamente y de inmediato empezaba a roncar, entre ella y yo lo levantábamos y lo llevábamos hasta la cama. Era pesadísimo, y además aquello era como levantar a un muerto. La que hacía casi toda la fuerza era ella. Yo apenas si me encargaba de sostener una pierna, con el pantalón todo embarrado y el zapato marrón con los cordones sueltos. Usted seguramente creerá que el Viejo toda la vida fue un bruto. Pero no. A papá lo destruyó una porquería que le hicieron. Y se la hizo precisamente un primo de mamá, ese que trabaja en el Municipio. Yo no supe nunca en qué consistió la porquería, pero mamá disculpaba en cierto modo los arranques del Viejo porque ella se sentía un poco responsable de que alguien de su propia familia lo hubiera perjudicado en aquella forma. No supe nunca qué clase de porquería le hizo, pero la verdad era que papá, cada vez que se emborrachaba, se lo reprochaba como si ella fuese la única culpable. Antes de la porquería, nosotros vivíamos muy bien. No en cuanto a la plata, porque tanto yo como mi hermana nacimos en el mismo apartamento (casi un conventillo) junto a Villa Dolores, el sueldo de papá nunca alcanzó para nada, y mamá siempre tuvo que hacer milagros para darnos de comer y comprarnos de vez en cuando alguna tricota o algún par de alpargatas. Hubo muchos días en que pasábamos hambre (si viera qué feo es pasar hambre), pero en esa época por lo menos había paz. El Viejo no se emborrachaba, ni nos pegaba, y a veces hasta nos llevaba a la matinée. Algún raro domingo en que había plata. Yo creo que ellos nunca se quisieron demasiado. Eran muy distintos. Aún antes de la porquería, cuando papá todavía no tomaba, ya era un tipo bastante alunado. A veces se levantaba al mediodía y no le hablaba a nadie, pero por lo menos no nos pegaba ni la insultaba a mamá. Ojalá hubiera seguido así toda la vida. Claro que después vino la porquería y él se derrumbó, y empezó a ir al boliche y a llegar siempre después de media noche, con un olor a grapa que apestaba. En los últimos tiempos todavía era peor, porque también se emborrachaba de día y ni siquiera nos dejaba ese respiro. Estoy seguro de que los vecinos escuchaban todos los gritos, pero nadie decía nada, claro, porque papá es un hombre grandote y le tenían miedo. También yo le tenía miedo, no sólo por mi y por Mirta, sino especialmente por mamá. A veces yo no iba a la escuela, no para hacer la rabona, sino para quedarme rondando la casa, ya que siempre temía que el Viejo llegara durante el día, más borracho que de costumbre, y la moliera a golpes. Yo no la podía defender, usted ve lo flaco y menudo que soy, y todavía entonces lo era más, pero quería estar cerca para avisar a la policía. ¿Usted se enteró de que ni papá ni mamá eran de ese ambiente? Mis abuelos de uno y otro lado, no diré que tienen plata, pero por lo menos viven en lugares decentes, con balcones a la calle y cuartos con bidet y bañera. Después que pasó todo, Mirta se fue a vivir con mi abuela Juana, la madre de mi papá, y yo estoy por ahora en casa de mi abuela Blanca, la madre de mamá. Ahora casi se pelearon por recogernos, pero cuando papá y mamá se casaron, ellas se habían opuesto a ese matrimonio (ahora pienso que a lo mejor tenían razón) y cortaron las relaciones con nosotros. Digo nosotros, porque papá y mamá se casaron cuando yo ya tenía seis meses. Eso me lo contaron una vez en la escuela, y yo le reventé la nariz al Beto, pero cuando se lo pregunté a mamá, ella me dijo que era cierto. Bueno, yo tenía ganas de hablar con usted, porque (no sé qué cara va a poner) usted fue importante para mí, sencillamente porque fue importante para mi mamá. Yo la quise bastante, como es natural, pero creo que nunca podré decírselo. Teníamos siempre tanto miedo, que no nos quedaba tiempo para mimos. Sin embargo, cuando ella no me veía, yo la miraba y sentía no sé qué, algo así como una emoción que no era lástima, sino una mezcla de cariño y también de rabia por verla todavía joven y tan acabada, tan agobiada por una culpa que no era suya, y por un castigo que no se merecía. Usted a lo mejor se dio cuenta, pero yo le aseguro que mi madre era inteligente, por cierto bastante más que mi padre, creo, y eso era para mi lo peor: saber que ella veía esa vida horrible con los ojos bien abiertos, porque ni la miseria ni los golpes ni siquiera el hambre, consiguieron nunca embrutecerla. La ponían triste, eso sí. A veces se le formaban unas ojeras casi azules, pero se enojaba cuando yo le preguntaba si le pasaba algo. En realidad, se hacía la enojada. Nunca la vi realmente mala conmigo. Ni con nadie. Pero antes de que usted apareciera, yo había notado que cada vez estaba más deprimida, más apagada, más sola. Tal vez por eso fue que pude notar mejor la diferencia. Además, una noche llegó un poco tarde (aunque siempre mucho antes que papá) y me miró de una manera distinta, tan distinta que yo me di cuenta de que algo sucedía. Como si por primera vez se enterara de que yo era capaz de comprenderla. Me abrazó fuerte, como con vergüenza, y después me sonrió. ¿Usted se acuerda de su sonrisa? Yo sí me acuerdo. A mí me preocupó tanto ese cambio, que falté dos o tres veces al trabajo (en los últimos tiempos hacía el reparto de un almacén) para seguirla y saber de qué se trataba. Fue entonces que los vi. A usted y a ella. Yo también me quedé contento. La gente puede pensar que soy un desalmado, y quizá no esté bien eso de haberme alegrado porque mi madre engañaba a mi padre. Puede pensarlo. Por eso nunca lo digo. Con usted es distinto. Usted la quería. Y eso para mí fue algo así como una suerte. Porque ella se merecía que la quisieran. Usted la quería ¿verdad que sí? Yo los vi muchas veces y estoy casi seguro. Claro que al Viejo también trato de comprenderlo. Es difícil, pero trato. Nunca lo pude odiar, ¿me entiende? Será porque, pese a lo que hizo, sigue siendo mi padre. Cuando nos pegaba, a Mirta y a mi, o cuando arremetía contra mamá, en medio de mi terror yo sentía lástima. Lástima por él, por ella, por Mirta, por mí. También la siento ahora, ahora que él ha matado a mamá y quién sabe por cuanto tiempo estará preso. Al principio, no quería que yo fuese, pero hace por lo menos un mes que voy a visitarlo a Miquelete y acepta verme. Me resulta extraño verlo al natural, quiero decir sin encontrarlo borracho. Me mira, y la mayoría de las veces no dice nada. Yo creo que cuando salga, ya no me va a pegar. Además, yo seré un hombre, a lo mejor me habré casado y hasta tendré hijos. Pero yo a mis hijos no les pegaré, ¿no le parece? Además estoy seguro de que papá no habría hecho lo que hizo si no hubiese estado tan borracho. ¿O usted cree lo contrario? ¿Usted cree que, de todos modos hubiera matado a mamá esa tarde en que, por seguirme y castigarme a mí, dio finalmente con ustedes dos? No me parece. Fíjese que a usted no le hizo nada. Sólo más tarde, cuando tomó más grapa que de costumbre, fue que arremetió contra mamá. Yo pienso que, en otras condiciones, él habría comprendido que mamá necesitaba cariño, necesitaba simpatía, y que él en cambio sólo le había dado golpes. Porque mamá era buena. Usted debe saberlo tan bien como yo. Por eso, hace un rato, cuando usted se me acercó y me invitó a tomar un capuchino con tostadas, aquí en el mismo café donde se citaba con ella, yo sentí que tenía que contarle todo esto. A lo mejor usted no lo sabía, o sólo sabía una parte, porque mamá era muy callada y sobre todo no le gustaba hablar de sí misma. Ahora estoy seguro de que hice bien. Porque usted está llorando, y, ya que mamá está muerta, eso es algo así como un premio para ella, que no lloraba nunca.

Réquiem con tostadas. Mario Benedetti

Adiós al poeta del compromiso



Descanse en paz.

domingo, 17 de mayo de 2009

Anoche

Este año no hago entrada del Dia das letras galegas (genial Yolanda Castaño) que hoy celebramos aquí, en Galicia.

Porque anoche, mientras América tomaba la merienda y aquí unos salían, otros estaban con amigos, otros con la familia y otros solos, jugando, viendo pelis o leyendo, o viendo en la tele La Noria o el Festival de Eurovisión, yo, espero que acompañada por otros, lloraba con esto:


No disparen al pianista (Hay que detener el vídeo que sale simultáneamente debajo (¿?) y mi música que sale en la entrada Días raros de abril).



Y, a continuación, No disparen al pianista en concierto

Como no veo mucho la tele y lo pillé de pura chiripa, os lo recomiendo a los que no lo hayáis podido ver. Y, de paso, al buscarlo esta mañana ya en la web, encontré también estos otros homenajes que me han parecido muy interesantes y emotivos:

Antonio Vega, una vida plagada de canciones

Antonio Vega en Los últimos años

Adiós a Antonio Vega

Para Julito:



Y una curiosidad añadida (no me gusta Mecano, soy así; pero algunas canciones me mueven, ésta precisamente es una de ellas y "demasiado" apropiada para el momento.

jueves, 14 de mayo de 2009

Otra estrella en el cielo (12/05/09)

COMO

SI

NADA...














De mi periplo por los blogs, de homenaje en homenaje, de llanto en llanto, destacaré estos dos (que encierran más):

LOS PERIPATÉTICOS: La lucha de un gigante

LAZY BLOG: Se acabaron las calles

Y hoy viernes 15 edito para añadir un fallo que he tenido al haberme olvidado de esta canción, imperdonable; menos mal que ahí estaba Gatoweb con su canción del viernes...

miércoles, 6 de mayo de 2009

Tengo un problema (VOTACIÓN)


Tengo un problema. Por una parte estoy harta de no poder hacer mi pseudoblog como siempre, con mis collages copiando y pegando, aunque confío, o, mejor dicho, estoy segura, de que la inspiración necesaria para hacerlo como lo hago me llegará pronto.
Por otra, estoy tremendamente agradecida a Juan Luz de Gas Radioblog por haberme dado la solución a lo del avatar, a quien no se lo he dicho en público pero tampoco he contestado a ninguno de vosotros porque tengo tanto trabajo acumulado que no sé muy bien cómo ponerlo al día, si yendo por entradas, o a la voz de las musas, o qué. Estoy segura de que me perdonáis y también de que sabéis que recuperaré el ritmo, como tantas otras veces. Esto en concreto fue en el post llamado Seguidores (otra tonterida de las midas como ésta de hoy).

Pero el problema en cuestión ahora es el del avatar. Una vez conocidos los pasos para solucionarlo (para quien no lo sepa, cuando uno se hace seguidor de un blog aparece su avatar; a mí al principio me aparecía el de siempre, la bailarina cansada o pensativa o las dos cosas de Derain; después cambiaron algo en blogger o blogspot o como se llame y aparecía, en vez de la bailarina, la fuente de los surfistas de Coruña que tengo de avatar en mi cuenta de correo a la que está asociada el blog, y después fue la superfiesta aniversario de RadioBlog Luz de Gas para la que me vestí de gala y al cambiar el avatar del blog luego no recordé dónde tenía el de siempre y puse otro provisionalmente (el que ahora mismo aparece); entonces desaparecieron de todos los blogs de los que soy seguidora tanto uno como el otro avatar y quedé sin él, apareciendo una cabecita gris sobre un fondo celeste (muy buel apunte el del comentario diciendo que al menos había materia gris xDD) y, aunque tanto me da tener avatar o no, que lo que importa, como ya dije, no es salir en la foto precisamente, como ahora tengo la solución pues voy a seguir los pasos para ver si me sale. Y aún no he dicho el "problema", que es el siguiente:

¿qué avatar pongo?

- ¿El de "toda la vida" de fauve?
- ¿El nuevo porque la vida cambia y da vueltas?
- ¿El de fiesta porque la vida hay que disfrutarla?
- ¿El de la fuente de los surfistas que tenía en el correo? (Creo que ese no viene a cuento, pero yo dejo la opción).
- ¿otro? (en tal caso, indicad cual).
- Propuesta de Lukas Thywalls: éste (absolutamente votable, por supuesto).

Por si no os habéis dado cuenta aún, esto es una encuesta; podéis comentar todo lo que queráis pero sólo se admitirá un voto por comentarista, así que no vale eso de "este por tal pero este otro por cual", que en esos casos no se computará ninguno de los dos o tres o cuatro; eso se puede comentar pero no computar, para ello hay que decir claro por cuál os decantáis. Y si un blog lo hacen los comentarios, un avatar lo hacen los comentaristas y los lectores, que sois los que me "veis"... ¿cómo me veis?
Votad, por favor. Me comprometo a poner el que salga elegido por mayoría. Y también juro y prometo dejar de escribir rollos intragables y dejarlos para los comentarios como de costumbre y seguir con mi línea del pseudoblog de copia y pega para canalizar la creatividad en un collage, que se me da mejor y me gusta más.

Y, aunque no venga a cuento, aprovecho para contaros la cantidad de premios Mestre Mateo que ha tenido "mi amigo Ángel" (el gran Ángel de la Cruz) con su película que tanto me gustó y os recomendé, "Los Muertos Van Deprisa). No, mejor no os lo cuento sino que lo miráis vosotros mismos aquí.

Y ya que he mencionado tantas veces a Juan, me despediré a su manera:

¡SE OS QUIERE!

martes, 5 de mayo de 2009

Dándole lo suyo a Eponine



Ya apenas veo Los Simpsons, pero sigo adorando a Homer.

Y ya que tengo que madrugar mucho mañana para una importante inspección (tranquila, Lisebe, que no voy a por ti :P), aprovecho para obedecer a mi querida enemiga y cumplir su reto, que la mema llama meme, será tonta, y sólo haré uno aunque me reta tres veces tres, como si fuera media vaca...

Allá voy.

Ah, los retos para otros los dejo para otro post, tanto en este reto como en el de Llisebe, pero si mientras alguien se presenta voluntario, bienvenido sea, jeje; total, vais a caer igual... Es una buena ocasión para quedar bien.

Por desgracia coincido con Eponine en que no le tengo ninguna manía a los memes o retos, y no es por llevar la contraria a la mayoría. No me importa que quede un resultado penoso o vergonzoso; me hacen divertirme y pensar y hasta descubro cosas a veces y todo... También, como dice Eponine, "A veces vienen de fábula para hacer una entrada de relleno, o conocerte un poquito más a ti mismo".
Supongo que a nadie le interesa mi vida, pero no sé por qué suelen tener mucho éxito para ser leídos y sin embargo a nadie le gusta caer retado, sigo sin entenderlo. En fin, cada uno es como es. Allá voy:


1.- ¿Cual es tu obsesión ahora mismo?. Esa en la que no pienso...

2.- Un lugar para relajarse. Casi cualquiera. Aunque parezco nerviosa, me resulta facilísimo conseguir la relajación. Las apariencias engañan.

3.-Te hechas la siesta?. No, pero a veces me echo la siesta.

4.-Quién ha sido la última persona a la que has abrazado?.. A mi queridísimo tío Ricardo, esta misma tarde.

5.-Tu plato preferido para la cena.. Uf, depende del hambre que tenga, que puede pasar de cero a cien y no en ningún segundo sino dependiendo del día.

6.-La última cosa que te has comprado?. Un montón de libros. Ay, no, una barra de pan.

7.- Que escuchas ahora mismo. Nada. Silencio absoluto. Algún coche por la calle de vez en cuando. Es de noche.

8.-Tu estación del año preferida. Primavera, Otoño, Otoño, Primavera.

9.- Cual han sido tus mejores o peores vacaciones. Todas buenas, incluso las malas.

10.- ¿Que tienes en tu armario del baño?. Lo mismo que todo el mundo, algo menos que la mayoría de las mujeres porque no uso ni crema antiarrugas, ni anticelulítica, ni antiestrías, ni antinada. Y no es un armario sino un mueble de lavabo de marca muy cara, carísima, y precioso. Azul y blanco.

11.-Di algo de la persona que te ha pasado el meme. Tuve la desgracia de conocerla en los programas de radio de Juan Luz de Gas, y desde entonces me hace la vida imposible porque me envidia, la muy miserable, así que nada bueno puedo decir de ella porque todo es malo. Pero me encanta; empiezo a pensar si seré masoca.

12.- Si pudieras tener una casa totalmente amueblada gratis en cualquier parte del mundo ¿donde te gustaría que estuviera?. En Amsterdam. ¡No, no! En Londres. ¡No, no! en el campo. ¡No, no! Definitivamente, en Lisboa. Aunque si puedo cambiar el dinero total de la casa y los muebles por viajes a hoteles en avión, me lo pido.

13.-Lugar favorito de vacaciones. Aunque adoro la naturaleza y la tranquilidad, suele gustarme mucho viajar a ciudades que patear.

14.- ¿Cual es tu té preferido?. El Té Lipton, Felipe. Odio el té; siempre quise que me gustase y ahora empieza a hacerlo a base de tomarlo tanto -por prescripción facultativa.

15.- ¿Como tomas el café?. Ya no tomo café, no me hagas llorar, mala. Pero lo esnifo (lo juro). Tengo tan fino el olfato como el oído, soy extremadamente sensible y disfruto como otros con cuestiones más normales y corrientes entre las personas(lo mío es muy felino). Tengo perfumes carísimos (en mi baño) que no uso por las migrañas pero sí utilizo de ambientador en casa; ¡soy así!

16.- ¿Que tipo de música te gusta?. Toda la buena, incluído el silencio, que tanto necesito a veces o por temporadas.

17.-¿De que te gustaría librarte?. De mi obsesión. De casi todos mis fantasmas. Y de algún kilito.

18.-Que querías ser de pequeña. Quise serlo todo excepto profesora y monja.

19.-Que echas de menos. Demasiadas cosas y vivencias y recuerdos que compenso reviviendo por medio del recuerdo, valga la redundancia, y soñando despierta, y viviendo y teniendo nuevos recuerdos para más adelante, sin detenerme ni cuando estoy quieta.

20.- Que estás leyendo ahora mismo. Espejos, de Galeano; El gran teatro, de Manuel Mujica Láinez, los Diarios de Robert Musil -con los que llevo meses, y libros de Antropología. Aaaaaaah, y muchísimos blogs, me encantan tantos... aunque no comente en demasiadas ocasiones(la máquina no da para tanto a veces).

21.- Cual es tu marca preferida de vaqueros. Han ido variando en el tiempo pero cada vez aborrezco más las marcas por lo que significan, aunque me gusta la ropa de buena calidad. Pero suelo comprar ropa de calidad mediana por no caer en el consumismo que tanto odio ni en el mundo de la apariencia en el que vivimos y me repatea. Es bueno ir bien vestido, pero no hace falta pasarse (creo yo).

22.-Que pieza de diseñador de ropa te gustaría tener (nueva o de vintage). Eponine no sabe qué es Vintage. A mí, al menos, me suena la palabra. Aunque hay diseñadores que me gustan mucho y se me van los ojos, no paso de ahí. No quiero. Veo el mundo, el mundo entero, y me niego. Que no. Disfruté mucho el año pasado en una exposición de Yves Saint Laurent poquitísimo antes de su fallecimiento, pero eso no era moda, era arte.

23.- ¿Cual es la combinación de colores que más usas?. Generalmente combino gamas monocromáticas o dos colores. Como a los italianos, me parece que el marrón es el color más elegante (como el negro para los españoles, que también me encanta, pero me parece más elegante el marrón). Pero mi color favorito (en general) es el amarillo. Sí, el de los locos. Y visto muy "casual", impresión que acentúa mi pelo de tirabuzones salvajes naturales.

24.- ¿Con que celebridad te identificas?. Inexplicablemente, ilógicamente, sin ninguna razón, pero muchísimo, con Uma Thurman. Desde la primera vez que la vi, me vi, y me sigo viendo cuando la veo; no me parezco ni en el blanco de los ojos. Me intriga mucho ese tema. ¿Qué me pasa, Dr. Freud? (¿sigue de vacacioneeeeees? esto no puede ser...).

25.-¿Vivirias tu vida de otra manera a como la vives ahora?. No me gustan las cuestiones a las que yo llamo "¿Y si...?" porque no conducen a nada y suelen acabar en frustraciones o nostalgias. Estoy contenta con mi vida actual y pasada y espero que también con la futura.


26.-¿Volverías a crear el blog?. ¿Eso es un "¿Y si...?". Creo que sí. No le veo sentido a esta pregunta, o quizás no la entiendo.

27.-Fisicamente ¿quién es tu hombre ideal?. Supongo que se pretende que diga nombres de famosos. Pues como no suelo coincidir nunca con la mayoría (y reitero que no es por llevar la contraria ni llamar la atención) nombraré en los que sí que estoy de acuerdo: Liam Neessom hace unos años; el actor de cuyo nombre no me acuerdo ahora, sólo cuando hacía de Chris en Doctor en Alaska; Cary Grant, siempre; Jeff Bridges; y este... ay, cómo se llama,,, uno de ahora, lo juro, pero no me sale el nombre, aggggg, qué rabia. Como el campeón de Pasapalabra, soy un desastre para los nombres de los actores (aunque los que él falló yo los sabía, jeje). El doctor Krapp quizás se acuerde, que se lo dije; si es así, que lo diga él.

28.-¿Que prenda (ropa, calzado o complemento) tienes en casa que tenga mucho valor sentimental?. Tengo muchísimas "prendas" con mucho valor sentimental, y son cosas de todo tipo, pero no ropa, calzado o complementos, o al menos no me doy cuenta ahora (con lo cual, de existir, no deben de tener mucho valor; claro que con mi mala memoria y mi gran despiste lo mismo sí).

29.-Di tres cosas de las que te sientas orgullosa. ¿Mías? Mi (gran) sentido del humor, mi (gran) capacidad de adaptación y mis hiperdesarrolladísimos sentidos (los cinco y el sexto).

30.- No podrias vivir sin... Corazón, ajajajaj.

31.-Di tres o cuatro grupos de músicos o cantantes que escuchas cuando estás feliz. No escucho música por sistema ninguno, ni idea; nunca me lo había planteado así. Lo pensaré. Quizás la ópera La flauta mágica, aunque también me pone nostálgica y la escucho a veces cuando estoy triste... no la veo cómica, ¡soy rarita! Adoro el Hum, hum, hum... Venga, queréis una respuesta más normal; pues ahí va: Me pone contenta esto (pinchad y dadle al play).

32.-¿En el armario de que famosa te gustaría perderte?.
En ninguno, ¡qué horror!

33.-¿Como reaccionas si te dejas el teléfono movil en casa?. Yo casi no reacciono; son los demás los que se enfadan. Bueno, ya se han ido acostumbrando. La verdad es que uso casi todas las aplicaciones del móvil (agenda, cámara, despertador y tal) excepto las llamadas. Bueno, de vez en cuando mensajitos, pero muy de vez en cuando... dio un guiño al sol. Y ahora vuela, vuelaaaaaaaaa... a diez mil metros sobre el mar... (Desvarío mío).


34.-¿Que sueles desayunar?. Colacao o chocolate puro Valor con agua (sin leche) y una rodaja de pan tostado o unas galletas María a la fuerza (sé que es la comida más importante pero me cuesta tanto, sobre todo comer, por las mañanas).

35.-¿Cual es el último sueño que has tenido?. Una pesadilla.

36.-¿Cambiarias algo de ti.? Más bien me gustaría mejorar.

37.- Un sueño. Ahora mismísimo, que desaparezca mi obsesión en la que no pienso...

38.- Si fueras una tapa ¿de qué estarás hecha?. No entiendo la pregunta. Como Eponine interpretó una tapa de bar, diré que me encanta la ensaladilla rusa... de bar. Sí, creo que soy una ensaladilla rusa.


39.- Si todo el mundo que conoces de tu “vida real” se enteraran de que tienes un blog y no pudieras vetar el acceso más que a uno o dos ¿quienes serían?. Nadie, pues mido bien lo que escribo aunque no lo parezca. Mi blog lo conoce muchísima gente de mi "vida real", aunque lo lean sin participar casi ninguno.

40.- Que valoras de un amigo. Que sea amigo de verdad. He tenido algunas puñaladas traperas y lo digo con mucho sentido, no como frase hecha.



Ya está. Aunque son muchísimas preguntas, creo que algunas sobran y muchas faltan. Pero no voy a criticar no vaya a ser que me encarguen redactar uno a mí, que me sé el truco. Más vendrán...


Y los nominados para rellenar este meme son...

... ¡Continuará!.



Martes, cinco de mayo de 2009, 13:37 horas:

Los nominados para el meme son:

- Luz de Gas

- Julito

- Atikus

- Efter

- Blas

¡Continuará! Y no necesariamente con comentaristas, no.

Martes, 05/05/09, 23:44:

- Señor Colostomizado.

¡Continuará!

Jueves, siete de mayo de 2009. Retados:

- Lansbury

- Segundo aviso para el Señor Colostomizado

- Estíbaliz...

- Aaoiue

- M.

Continuará...

El día 8 a las 19:34 añado a Fernando García Pañeda que ya estaba retado en la última edición del post pero olvidé mencionarlo.

Continuará...

La vida...



Mi querida Lisebe me retó en su blog a un experimento de esos que tanto me gustan aunque me salgan tan mal (¡qué más da!). Consiste en escribir un texto usando estas palabras: VIDA, AMOR, LITERATURA, SEXO, VIAJE, CINE. Como ya habréis leído un montón de blogs con este reto, recomiendo al que esto esté leyendo no proseguir con este post ya que en ningún caso es comparable a ninguno de los que hayáis podido leer; juro que estáis perdonados y dispensados.

Si queda algún masoca por ahí, aquí tiene mi no sé qué:



La literatura es vida...
El sexo es vida...
El cine es vida...
Los viajes son vida...
El amor es vida...
Los círculos se cierran...
Excepto los abiertos...
Las circunferencias siempre están cerradas...
También son siempre planas...
Ayer, hoy, un terremoto en Caracas.
El blanco es blanco, el gris, gris; el amarillo, amarillo, y el negro es negro.
El uno es uno.
La vida es vida...
La muerte es muerte...
Y se acabó.



Os regalo, para compensar, esto:

"Dentro existe el sueño, fuera el enrojecimiento, en la mañana existe el significado, en la tarde el sentimiento. En la tarde existe el sentimiento. En el sentimiento cualquier cosa descansa, en el sentimiento cualquier cosa se acumula, en el sentimiento existe resignación, en el sentimiento existe reconocimiento, en el sentimiento existe repetición y completamente equivocado existe un pellizco. Todas las posiciones tienen vaporizadores y todas las cortinas tienen edredones y todo lo amarillo tiene discriminación y todo el círculo tiene circunferencia. Esto hace la arena."
Gertrude Stein (EEUU, 1874-1946)

lunes, 4 de mayo de 2009

Textos biónicos para autómatas e ilusionistas (Estíbaliz Espinosa)


Pinchad aquí para...

CAN-LOBO

Sodes moitos a crear sobre esta Terra. Os humanos sodes
moitos para case calquera cousa. Pero só un para eles. Para os
cans.
Para eles só existe un home. Unha muller. Son o único público
que aplaude sempre as nosas monerías.
Non sempre foron tal.

Aos que se negaron

Hai algo invencíbel e xadeante nesta páxina que comeza
14 mil anos separan ao lobo dos cans rueiros actuais
Unha sima de células separa a este ser dende o que penso dese
ser que corre polos lameiros
Exhala un bafo que esta páxina non rexistra
O seu frío xéstase dende remotas mandas
Corre só
Hai tempo que sabe que deixou aos seus
Procura
...Cynópolis, a cidade do can en honor ao deus Anubis...
Hai algo que lle impide volver a ser o que foi
esgazar a miña man que fala do seu pelo
correr ourizado polos penedos de América
durmir nas cavernas, dar medo aos meus
Procura
Baixo unha lúa semellante a unha páxina detén, interrogante
Noutrora oulearía
Aló lonxe
o fume dun campamento indícalle ónde pasar a noite
e con quen
A figura dun home crava na súa memoria xenética
durante quince mil anos
Esquecerá o seu nome
o seu frío
cómo cazar
Nos contos medievais asediará aos seus, aínda salvaxes
camiñará onda un deus, será el mesmo un deus
Polas noites encherá a civilización de instinto perdido
monstruoso
deforme
Algún día, sen saber por que, trabará nesta man que lle escribe
Que nunca lle deu de comer.

Estíbaliz Espinosa



Y un poema inédito en veinte segundos... "Máis de vinte segundos", que me chifla.

Espero que os guste.



Más poemas en texto en pdf, aquí.

(Fuente)

domingo, 3 de mayo de 2009

El Renacimiento como tema en "Bomarzo" de Manuel Mujica Lainez

El Renacimiento como tema en "Bomarzo" de Manuel Mujica Lainez (3)

Bibliografía y cronología de Manuel Mujica Lainez








Aquí.




viernes, 1 de mayo de 2009

Días raros de abril




Han sido estos unos días raros. Difíciles, fáciles, alegres, tristes, pero ninguno normal. Quizás lo anormal es ser normal, pero creo que en la vida cotidiana no pasa eso exactamente cuando uno tiene una rutina dentro de su caos particular. Han pasado unas cosas mientras que otras no han tenido lugar.

He tenido ocasión de acercarme a muchas personas de una manera más íntima de la forma habitual en que me comunicaba con ellas y ha sido una experiencia tremendamente agradable y enriquecedora; estoy muy agradecida por haber tenido la suerte de conocerles y de ser correspondida o, quizás debería decir que son personas extremadamente educadas y atentas, algo que personalmente valoro mucho, muchísimo. Encima, por si esto fuera poco, tremendamente cariñosas, con lo cual no tengo palabras para ellos. Son muchos con los que debería ahora quedar, a los que debería llamar, a los que tendría que escribir, pero no puedo: mi cabeza necesita el empleo de la técnica de cabeza de chorlito, que si no he contado ya anteriormente ya explicaré en su momento, aunque creo que, como suele decirse, a buen entendedor pocas palabras bastan.

Pero a la vez me siento en deuda con todos ellos, me gustaría poder expresar todo lo que siento pero la inevitabilidad de la necesidad de no pensar en alguna de las cosas que debería decirles me hace callarme y quedar como una maleducada; eso es lo de menos, lo que piensen de mí; lo que me hace daño es no corresponder a cada uno como se merece.

También me han hecho la faena del siglo con los nuevos grados y la nueva carrera que estaba iniciando y acabando al tener la oportunidad de acceder directamente al segundo ciclo, cosa que ya no me da tiempo a hacer. En cualquier caso, me sigue apasionando y seguirá cada vez más la Antropología Social y Cultural. María, nos veremos igual ;-)

Han pasado muchas cosas, decía; de las que han pasado destacaría mi nueva librería; tengo un salón precioso y enorme en el que me han hecho a medida otra librería más ocupando dos pareces enteras además de una tercera pared en la que ya tenía unas librerías, porque tenía tantos libros apilados que ya no cabían por la casa, y eso que mi casa es grande, pero una cosa es el glamour de unos libros por aquí y por allá, el encanto entrañable y casero de encontrarlos desperdigados por la casa, como a las plantas o al gato, mi queridísimo gato, y otra las montoneras que estaban a punto de desmoronarse y provocar si no una catástrofe, un buen estropicio. Estoy muy contenta con el resultado de la librería, “queda” muy bien. Tengo más obras en casa y me doy cuenta de lo que me dijo hace poco un queridísimo amigo, muy especial: en el fondo uno es como su casa. Pues sí, mi casa es a mi entero gusto, no tiene todo lo que me gustaría, hay cosas en obras porque la reforma es inminente pero también hay otras que la hacen de lo más confortable, una casa para vivir y estar, no una casa de adorno, pero en la que guardo también mis tesoros, en la que viven mis plantas que cuido con mimo y esmero, en la que habitan mis sueños y mis fantasmas y mis recuerdos y mis olvidos, que también son parte de mí, claro que sí. Va a quedar muy bonita: todo tiene arreglo y poco a poco se está haciendo una casa bella y hermosa, la casa que yo quiero tener.


He pasado por primera vez en mi vida mi cumpleaños físicamente sola -bueno, sola no; con Max- debido a una gastroenteritis (otra) unida a una gripe simultánea -por si fuera poco, ambas contagiosas con lo cual he prohibido la entrada a mi casa, a pesar de que con algunas personas queridas me ha resultado difícil, pero ha sido “llevadero” porque mi parte infantil pervive en los días de mi cumpleaños en que me siento la reina del día y soy feliz, jamás se me ocurre pensar que tengo un año menos sino que cumplo un año más, igual que los niños, y que es mi día, MI DÍA, y con vosotros también lo celebré en su momento y me alegrasteis un montón.

También tuve el cumpleaños de mi hermano, que fue anterior a mi enfermedad y con lo cual pude disfrutar de una fiesta familiar de las que tanto me gustan en su casa, con su mujer, mi cuñada y a pesar de ello queridísima amiga y hermana, y mi adorada sobrina, mi favorita, le digo siempre, a la que pude achuchar todo lo que quise y con la que charlé y jugué y me reí, con sus cinco añitos, y la barriga de mi cuñada donde se aloja confortablemente mi futura sobrina que llegará a mediados de julio si todo sigue igual de bien como hasta ahora.


He leído mucho y me ha gustado mucho todo lo que he leído; sin embargo he llegado a un punto en el que leo ya tan rápido (incluso la buena literatura, con sus pausas imprescindibles) que hacen que me resulte muy difícil un libro maravilloso y que tantos me habéis recomendado leer: Espejos, de Eduardo Galeano. Me encanta, pero debe leerse tan despacio como la poesía, al menos como leo yo los poemas; yo no puedo leer un libro de poesía de un tirón; pues tampoco puedo leer a Galeano seguido. Qúería dedicarle mi tiempo exclusivo a él (a veces suelo leer varios libros a la vez) pero esta vez era sólo su libro, aunque creo que debo cambiar el chip y coger alguno más y alternarlos, y que sea toda una biblia de cabecera para leer a sorbitos, como un rico licor, como un suculento manjar, como los delicatessen de la vida, comestibles o no, o como el mejor champán del mundo (extra brut y de una marca que no voy a decir, y sin que se me enfaden los catalanes ya que hay cavas estupendos como los hay malos y como hay champanes malos, por supuesto, pero mi favorito es mi favorito…).

Un día también de abril entré a leer mi correo pensando en contestar y bloguetear un poco, pero me paré ante un mensaje que no había leído antes, con mi mente de zapping o de ratón cuando “vivo” en internet: un mensaje de propaganda de la FNAC; allí había un concurso de microrrelatos en el que se anunciaba que justo la noche en que lo estaba leyendo terminaba el plazo de presentación (aunque luego cambiaron tanto el plazo como mil cosas, qué desastre, no da una imagen muy buena de una marca tan importante, la verdad) así que pensé una tontería, la escribí dhe corrido como escribo los comentarios y como estoy escribiendo este post, me registré y la envié. Después me arrepentí de no haberla repasado o pulido, quizás habría quedado bien o bastante bien, sinceramente; la idea no era mala, pero soy así: la tendencia a la precipitación me pierde; menos mal que con los años sólo la tengo para las cosas sin importancia. Si a alguien quiere leerlo, o si además le gusta y quiere votarlo… se llama Final Infeliz, y está escrito por el nick… FAUVE, claro, quién iba a ser yo sino yo.

Mi gato se ha unido más aún a mí si cabe en estos días y yo a él: la sincronización, empatía y complicidad es perfecta; qué listos son los animales y especialmente los gatos; la cantidad de habilidades que ha desarrollado para su “uso personal” y para comunicarse conmigo son sorprendentes, de esas que si no se ven, no se creen; este pasado mes de abril ha cumplido tres años y estos tres años con él han hecho que mi vida tenga otro sentido. Y que no se confunda nadie, que no digo que un gato sea como un hijo ni que por tener un hijo la vida tenga sentido ni que por no tenerlo no; lo que quiero decir es sencillamente que ya no me imagino la vida sin mi gato, forma parte de mí y de mi mundo y de todo lo que amo, y como tantas veces he dicho, yo que me apiadé de él y que me lo quedé para salvarlo de una muerte segura por lástima, he descubierto la sucia presunción humana ante estos hechos y cuánto nos enseñan ellos a nosotros, y ya no podría estar sin él. Ha sido un regalo especial en mi vida, y yo pensando que le hacía un favor a él. Espero que con tantos mimos y cuidados y educación y buenos hábitos y cariños viva muchísimos años y sea muy, muy feliz. Ah, y lo pasó muy bien con su amigo Mimiko en su cumpleaños (en el de Mimiko, que éste no vino hasta aquí para celebrar el de Maxito, grrñññ, seguro que su dueña no le dejó, pobre Mimiko, todo lo que tiene que aguantar, Maxito le manda mucho ánimo y fuerzas para seguir adelante y que se lo tome con filosofía, que quizás ahora con tanto ensayo no le dé tanto la vara y le deje estar a su aire y pueda hacer travesuras que cuando haya descubierto ya nadie le podrá quitar lo bailado.

El día 24 cumplí diez años sin fumar. Recuerdo la fecha perfectamente aunque no volveré a fumar nunca jamás; estaba planteándome dejarlo cuando, viendo la tele a medias mientras lo pensaba, veía un documental sobre el día del libro, Shakespeare y Cervantes, y a continuación venía otro dedicado al 25 de abril y la Revolución de los Claveles Portuguesa (...floriu abril...). Entonces, de repente, en uno de esos tontos pensamientos que (supongo) todos tenemos algunas veces, se me ocurrió que ese día en medio en el que no se conmemoraba nada sería una fecha bonita para celebrar yo mi decisión de dejar el tabaco. Apagué con duda el cigarrillo que estaba fumando, después con fuerza, automáticamente me levanté a vaciar el cenicero y lavarlo, tiré todos los paquetes de tabaco que tenía en casa a la basura y bajé a la calle a tirar ésta. Y desde aquella.

Se perdió mi avatar o se lo llevaron los duendes de la red, ¡misterios de la cibernética! La verdad es que me da igual tener o no mi avatar en vuestros blogs (el caso es ser o no seguidora de verdad, no salir en la foto, al menos para mí) pero me gustó proponeros el problema y todas vuestras respuestas, a las que tampoco he contestado pero intentaré hacerlo porque me gustaría mucho. Hay asuntos que me lo impiden y en ningún caso es la desgana.

La orquídea sigue floreciendo de una forma asombrosa otra vez; ningún día olvido hacerle fotos, varias, para realizar después una secuencia sin sentido, sólo para mí, quizás si existe alguien a quien le interese la evolución de la vara con el nacimiento de los brotes, los capullos y las flores le regale el enlace cuando las suba a alguna página de fotos. Para mí es toda una satisfacción y un orgullo: dicen que tengo mano para las plantas, y yo creo, sin modestia, que es verdad.

También mi gato, Max, se ha enamorado en estos días, y no ha sido de la gatita que vive unos pisos más arriba, ni tampoco del gato que vive un piso más abajo: ha sido de la voz de una hermosísima mujer, una Ava Gadner de hoy en día, físicamente, y una renacentista de nuestros días artísticamente a la que admiro mucho aunque ella no lo sabe bien y tengo la suerte de que sea mi vecina: en la página de Wikipedia viene algo sobre ella pero si entráis en los enlaces que vienen más abajo de esa misma página podréis disfrutar mucho más de su obra y de ella. Y como no le he dicho nada y no tengo ni idea de si leerá estas líneas (su blog está enlazado en éste) me presentaré para ella: quizás con que veas las fotos de mi gato ya sabrás, pero si no, y como yo prefiero mantener el anonimato en internet y por eso nunca me había presentado, pero ahora no me parece justo mencionar que con lo que haces con mi piel al oir tu voz y lo que lloriquea Max en la terraza con su voz de cachorrito dulce pidiéndome que vuelva ese sonido celestial sepas quién soy yo. Fauve, sí, soy, además de tu admiradora, tu vecina del 3º izda ;-) .

También ha pasado cosas duras, por una parte no he podido responder a tantos comentarios que tenía pendientes y estaba deseando hacerlo, que nadie se ría porque diga que eso es duro porque sí, juro que me da pena no escribir lo que pienso a las personas a las que quería contestar, que sois todos y cada uno de los que habéis escrito en mi blog más los que habéis escrito en otros blogs a los que quería haceros algún comentario, chiste, piropo, deciros alguna tontería o cosas así, pero no ha podido ser por ahora ni puede ser; quién sabe mañana: ¡ya sabéis que soy un terremoto imprevisible hasta para mí misma!



También otras que están en proceso y que, por ahora, tienen solución, que es lo importante, pues ya sabemos que todo tiene solución… menos la muerte. Por eso me he endulzado la vida cuando en un momento decisivo de una de esas cuestiones, justo antes de salir, llamaron a la puerta y era el mensajero de MRW que me traía mi tan ansiado lote de maritoñis. Ante todo quiero dar las gracias a Maritoñi S.L., Juan Duque y compañía por el regalo pero además decir lo que me han encantado y endulzado, y también obligada de parte de las personas que las han compartido conmigo: no ha habido nadie que no ensalzara los dulces por su exquisitez (Eponine, ¡qué mal gusto tienes!) y me han pedido expresamente que lo pusiera en el blog. Aquí os va su mensaje, no sólo el mío: mil gracias, son no ya sabrosas, sino deliciosas y exquisitas y nos gustaría además que ampliarais el mercado y que llegara a Coruña, seríamos todos clientes fijos y probablemente y con casi total seguridad sería un éxito rotundo, son dulces muy del gusto de los gallegos. Por cierto, me ofrezco de “embajadora” o distribuidora, ajajá, si queréis ponerme en nómina, ¡encantada! Lo malo es que sería un poco peligroso poner lotes en mis manos… Aunque jamás perdonaré a quien puso mi apellido con V, anda que… Espero que haya sido un lapsus por ser para faUVE.

Bueno, esto no es todo, amigos, de todos estos raros días de abril, pero por ahora sí.

Muchas gracias a todos por estar ahí, me estoy acordando de una entrada que leí hace poco de Laclau que habla de las reglas en los blogs (y que os recomiendo) y ahora sí que quiero añadir que cuando se separan o cuando se juntan la vida real de las relaciones en internet creo que se comenten en ambos casos errores, y la verdad es que esixten tres esferas o ámbitos, y son el de la vida real con las cuestiones personales, el de la vida virtual con las cuestiones de internet y la intersección de ambos que es virtual y es real y es personal y es, es, es, es eso que yo obtengo también por este medio: los blogs.


Amigos y amigas, conocidos y conocidas, lectores y lectoras, curiosos y curiosas, coca coleros y fanteros, brindad por favor conmigo:

¡SALUD!




Todo lo que está, es; pero no todo lo que es, está. El resto pertenece al ámbito de la vida real. Sobre todo cuando llegó el 30 de abril, jueves -mi día de la semana favorito, cuando terminó mi mes, cuando...




Mi orgullo


Max y la antropología


¡A estudiar!


En la fiesta de Mimiko, un poco piripi


La fiesta de Mimiko, la mejor de abril sin comparación con la de Luz de Gas que tanto le gustó a Fauve, ¡para gustos se pintan colores!


¡Esperadme! Voy a entrar por aquí detrás


Uno de los mundos de Fauve


Maxito enamorado, esperando una llamada


Otro de mis orgullos, hay que verlo en directo y no en foto


Maxito cuando se enteró de que Epo9 había castigado a Mimiko sin que viniera a su fiesta de cumpleaños


Cinco minutos antes de la cuenta atrás... ¡Sorpresa!


¡¡¡MI LOTE DE MARITOÑIS!!!


Mis Chocotoñis


Mis Maritoñis


Mis Minitoñis


¡Mis tan ansiadas y deseadas Maritoñis!


¡MIASSSSSSSSSSSSS! ¡VIVA MARITOÑI! ¡MARITOÑI FOR PRESIDENT!


YES, WE CAN!


¡ÑAM, ÑAM! ¡HUUUUMMMM! ¡RIQUÍSIMAS! Todo un placer

Pd.- Supongo que estaré ausente una temporada; aún no estoy segura pero por si acaso quiero agradeceros a todos vuestras muestras de cariño, apoyo y confianza y también los premios que me habéis otorgado que recojo encantadísima y en cuanto vuelva haré lo que debo y quiero y considero que hay que hacer (Cá uno es cá uno...). Mientras, os dejo a Eostre de sustituta para que os acompañe y proteja y os dé toda la felicidad y alegría y risas que me gustaría a mí dejar:


Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Entradas populares


¡Gracias, Kira!

Gracias, Athena, con todo mi cariño, mi admiración y mi vergüenza por no haber visto el premio en su momento

¡Locos por los gatos!

¡Locos por los gatos!
¿Te apuntas?

Flores contra el Cáncer / Flowers against Cancer

Flores contra el Cáncer / Flowers against Cancer
Antoni Lozano

No compres, ¡adopta!

ÚNETE AL "MANIFIESTO POR LA SOLIDARIDAD" HACIENDO CLICK EN LA IMAGEN

¡ ¡ ¡ ¡ T E S O R O S ! ! ! !

¡ ¡ ¡ ¡ T E S O R O S ! ! ! !
¡Gracias, Candela!

¡Gracias, Alma Cándida!

¡Gracias, Alma Cándida!

¡Gracias, Lisebe!

¡Gracias, Candela! Algún día iré a Limerick...

¡Graciñas, Lisebe!

¡Gracias, Candela!

¡Gracias, Catman!

¡Gracias, P Vázquez "ORIENTADOR"!

¡Gracias de nuevo, P Vázquez "ORIENTADOR"!

PREMIO AL RETO "EN SEIS PALABRAS". ¡Gracias, Candela!

¡Gracias, BLAS!

¡Gracias, Nico!

Rosa Amiga por ser una cuentista

Rosa Amiga por ser una cuentista
¡Gracias, Groucho!

¡Gracias, P.Vázquez Orientador!

Lo encontré, por fin; ¡Gracias, Catman!

¡Gracias, Luis Antonio!

¡Gracias, Toupeiro!

¡Gracias, BLAS!

¡Gracias, Ababoll!