FAUVEROS

miércoles, 1 de octubre de 2008

Oda al queso



Este homenaje al queso empieza así:


HISTORIA DEL QUESO

La elaboración del queso seguramente fue descubierta por diversas comunidades al mismo tiempo. Las ovejas fueron domesticadas hace 12.000 años y en antiguo Egipto se cuidaban vacas y se les ordeñaban para tener la leche por lo que es lógico pensar que también harían quesos. La leche se conservaba en recipientes de piel, cerámica porosa o madera, pero como era difícil mantenerlos límpios, la leche fermentaba con rapidez. El siguiente paso fué el de extraer el suero de la cuajada para elaborar algún tipo de queso fresco, sin cuajo, de sabor fuerte y ácido. Cuenta la leyenda que un pastor árabe volvía a su morada con la leche de las ovejas dentro de una bolsa hecha con la tripa de uno de sus corderos y que después de caminar a pleno sol, al abrir la bolsa la leche estaba cuajada, sólida, hecha queso.
Los romanos lo incluían en su dieta condimentándolo con tomillo, pimienta, piñones y otros frutos secos, cuando sus soldados se asentaban en un campamento, elaboraban queso.
Toda la antigüedad estaba plagada de alusiones al queso fresco, cuajado. En la antigua Grecia no se comía sólo sino mezclado con harina, miel, aceite, pasas y almendras y se encuentra en recetas antiguas de platos y postres muy preciados.
El nombre del producto proviene de la palabra griega fornos asi se llamaba el cesto para los quesos y de ella derivan el fromage francés, fortmatge catalán y el formaggio italiano, y la palabra latina caseus de donde proviene el queso español, el cheese anglosajón y la caseina principal albumninoide de la leche y del queso.
En la Edad Media, la órdenes religiosas se conviertieron en importantes zonas de actividad agrícola y el queso adquirió importancia durante los muchos días de ayuno en los que se prohibía comer carne, por lo que se crearon diferentes tipos de queso, así aportaban variedad a su limitada dieta.
Con el auge del comercio y el aumento de la población urbana, el queso se convirtió en producto importante para la economía, empezó a comercializarse con queso, fuera de las zonas de producción y más allá de las fronteras y cuando se colonizó el Nuevo Mundo, se llevaron sus tradiciones queseras.
Al principio se utilizaba leche cruda, pero en la década de 1850 el microbiólogo Louis Pasteur descubrió la pasteurización, que cambió el proceso de elaboración del queso. Empezó a mezclarse leche de distinta procedencia y distintos rebaños para obtener un producto homogéneo y disminuyó considerablemente el riesgo de aparición de organismos que pudieran estropear el proceso.
En España comenzó la obtención del queso con la leche de oveja y de cabra, más tarde con la vaca, pero en otros paises se utiliza también el reno y búfalo como ejemplo está la mozzarella.
El consumo de queso por paises lo encabeza Francia, le siguen suizos e italianos, después los españoles.


--------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Se supone que ahora iba a continuar poniendo una pequeña clasificación de tipos de queso con sus respectivas fotos, pero me estoy poniendo mala, sí, mala; yo soy de las personas (y animales) que al oir la palabra "queso" se les hace la boca agua... literalmente (empiezo a segregar saliva y mis jugos gástricos se sublevan). Y eso que tenía ya copiado el texto y cada una de las fotos de cada queso; pero, lo dicho: no puedo. Y eso que aún iba por los de la península.

Esta amante del queso, amante elevada a la enésima potencia, deja el enlace de algunos tipos de quesos para que podáis ver vosotros direcatemente lo que iba a copiar a continuación, y también abierta la puerta a los comentarios para que podáis decir qué quesos os gustan, cuáles no soportais, añadir variedades y elogiarlas para hacérnoslo pasar "mal" a masoquistas como yo que sufrimos al tiempo que babeamos; hablar de quesos de otros países, incluso podéis dejar recetas (he encontrado algunas de queso de bola relleno fantásticas) y si os gusta o no mezclarlo con dulces (costumbre tan extendida pero que para mí es un sacrilegio) o cualquier opinión que deseéis vertir, incluso alguna verdadera oda o poema o poesía o loa que me encantaría.

A pesar de haber rastreado infinidad de páginas, me he quedado con la información obtenida a través de la web http://www.granxafamiliar.com/principal/index.php.

¿Continuará?

24 comentarios:

lisebe dijo...

Ya veo que te gusta el queso, pués te lo hubieras pasado de miedo en Holanda yo vivia en Utrech y después me fuí a Bruselas, allí se suele almorzar con una tabla de quesos diferentes y acompañado con un termo lleno de café, ya te lo puedes imaginar a las 12 del mediodia todo el mundo para almorzar con sus consabidas tablas en las diferentes casas.

Después me ha costado acostumbrarme de nuevo a la comida mediterranea que no tiene nada que envidiar al de Francia, Belgica y Holanda, lo único que cambia son las variedades de nuestra España.

Muy buena tu exposición siobre el queso y que te aproveche el de tu tierra "la Tetilla" que es una delicia.

Muchos besitos Fauve

Carmen dijo...

tienes un blog muy interesante, no le pierdo la pista porque es genial!

adoro el queso jaja creo que en mi anterior vida fui ratona por lo menos :P

Omaha Beach Boy dijo...

Se puede vivir sin sexo, pero sin queso no. Salvo los no adoradores del queso, que no tienen que ser precisamente los que practiquen más sexo por el contrario. Aunque hay quien lo mezcla y dice aquello de "pan y queso saben a beso..."

Omaha Beach Boy dijo...

Creo que era así el refrán... me ha entrado la duda.

Si no es así, que el que me lo enmiende por favor que se traiga unas lonchitas de tan sabroso manjar.

Luis Antonio PÉREZ CERRA dijo...

Me gustan los quesos bien curados y la lista sería extensa, pero voy a referirme a uno que tiene un significado especial para mí. Me refiero al queso de TRONCHÓN.
El queso de Tronchón es el más famoso de cuantos se elaboran en Aragón y uno de los más antiguos, de sus virtudes han hablado el Conde de Aranda, Pedro Saputo e incluso el mismísimo Cervantes alude a la bondad de este producto artesanal en su novela más universal. El queso Tronchón es el queso tradicional del Maestrazgo y por la transhumancia de los ganados de toda esa zona, se extendió por toda la provincia de Teruel y más tarde por todo Aragón y el resto de España incluso es conocido fuera de nuestras fronteras, es un queso de leche cruda de cabra, aunque puede hacerse también con leche de oveja, con su típico formato troncocónico. No es posible fijar la fecha en que comenzó a fabricarse el queso de Tronchón. Lo que sabemos de cierto es una fecha en la que el queso de Tronchón era célebre en toda España: el año 1.615. Cuando se publica la 2ª parte de "El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha". Esto nos afirma que el inmortal Don Miguel de Cervantes era conocedor del queso de Tronchón, lo había comido y le gustaba de forma especial. Así lo nombra una vez en el capitulo LII, al final; es Sancho Panza gobernador de la ínsula Barataría y ha vuelto, del lugar de la Mancha de cuyo nombre no quiso acordarse Cervantes, el paje que en el capitulo L había sido enviado por la duquesa con las cartas, una del propio Sancho y otra de ella; trae dos cartas de Teresa Panza, una para su marido y otra para la duquesa, con unos presentes:"... díole las bellotas, y más un queso que Teresa le dio por ser muy bueno, que se aventajaba a los de Tronchón. Recibiólo la duquesa con grandísimo gusto..."
Vinos para acompañarlo, cantidad, pero me voy a limitar a uno para no hacer una lista demasiado extensa: un tinto de crianza de Viñas del Vero del Somontano (Huesca)estaría muy bien.
!Probadlo ¡

Y una advertencia, el queso de Tronchón es tan bueno que ya hay falsificaciones. !Ojito¡

Neander dijo...

a mi hijo le gusta ahora el queso asado :-)

FER dijo...

:-S

Lo siento, el queso y yo nunca hemos sido buenos amantes. Misterios de la evolución de mi gusto, pero jamás me ha gustado. Y ya me jode, con perdón.

Fauve, la petite sauvage dijo...

Lisebe, ¿Viviste en Holanda? ¡qué envidia! yo la conozco pero de vacaciones, aunque cuando voy de vacaciones no me siento turista sino que me integro en el sitio y, ay, qué quesos, ¡y qué todo! querría quedarme allí para siempre o al menos una buena temporada, que me gusta tanto como el queso... Tengo unos recuerdos imborrables hasta para mi nefasta memoria, sobre todo de Amsterdam -que es la ciudad que más conozco- y en Bélgica estuve solamente de "excursión" en Bruselas y otras ciudades; también me gustó mucho pero Holanda... Tengo una entrada de hace poco con un documental que pusieron en la dos aunque con los típicos tópicos, muy bonito. Besazos, preciosa.

Fauve, la petite sauvage dijo...

Muchas gracias por tus palabras, Carmen; acabo de venir de tu blog y me he encontrado una entrada tan deliciosa como el queso que me ha traido recuerdos de la infancia enterrados y ha sido muy agradable y hasta "sabroso"...
Yo también creo que fui ratona, aunque no sólo a los ratones les gusta el queso; tuve un pastor alemán al que no sólo le encantaba sino que reconocía la palabra y al oirla babeaba... igual que yo, pero a él se le caía la saliva, y yo no dejo la lengua colgando, pero casi XDDD.
Gracias por venir por "aquí", iré más por "allí"

Fauve, la petite sauvage dijo...

Dicen que el chocolate es un sustitutivo del sexo, en realidad es que causa un placer parecido ya que es un antidepresivo natural. Yo creo que el queso ES sexo porque el placer es "prácticamente" semejante... Hombre, cuando lo como no jadeo, claro, pero lo disfruto de manera parecida ;-)

Fauve, la petite sauvage dijo...

Ajajjajjaa, lo del refrán es broma, ¿no? si es un juego de palabras te ha salido muy bien, Omi mío.

Fauve, la petite sauvage dijo...

Perdón, donde dije refrán quería decir duda.
Ay, mi tendencia a la precipitación, qué desastre.

Fauve, la petite sauvage dijo...

Qué guay, Luis Antonio; estoy deseando probarlo porque creo que no lo conozco; es que, sabes, con lo que disfruto con el queso y con lo que lo amo me confundo los nombres (es defecto del animal o vagancia, ya que me pasa lo mismo con otras cosas que me encantan como los árboles o las plantas o yo qué sé, la tira de cosas, me interesan mucho muchas pero me preocupo poco de aprender nombres aunque me encantaría,,, soy la contradicción en persona). El caso es que lo haya probado o no, estoy loca por saborearlo de nuevo, voy a ver si lo encuentro por aquí... Y en tal caso buscaré ese capítulo del Quijote para releerlo mientras lo como: éxtasis total puede ser eso.

Lo de las falsificaciones, por desgracia, pasa hasta con los quesos más sencillos; aunque para mi suerte soy capaz de disfrutar como un verdadero gourmet de un huevo frito con patatas...

Fauve, la petite sauvage dijo...

Ay, neander, qué rico, qué buen gusto tiene tu hijo. Yo descubrí que el queso se podía asar, freir y hornear cuando leí "No soy Stiller" (de Max Frisch), hace muchísimos años, que me llamaba la atención que lo tomaran así... Era en Suiza, si mal no recuerdo.
El italiano ese cuyo nombre ahora no me sale que ponen en algún italiano al horno, a veces solo, a veces con berenjenas, es sólo pensarlo, y eso que acabo de desayunar, y... ay, que me da...
Y hablando de italianos, las lascas de ese queso curado que ponen tan finitas que se cortan con aparatejo ad hoc en el carpaccio, que no me gusta pero lo pido por el queso que lo adorna, ¡hummmm!
Enhorabuena por un hijo así: déjate guar por él ;-); hay niños (yo tengo un primo o sobrino, hijo de mi primo, vaya) que desde los tres o cuatro años sabía si un queso tenía que estar cortado en daditos o en lonchas o en triángulos o lo que sea sólo al probar una chispita. Debe de ser un gen que lleva mi familia, aunque por el otro lado a mi abuelo materno también le apasionaba; fue él el que me enseñó a disfrutarlo con pan (¿sería para que dejara algo para los demás? XDD)

Fauve, la petite sauvage dijo...

Fer, es que si le gustara a todo el mundo como nos gusta a los que nos apasiona, sería más caro que el oro y yo estaría arruinada ya que no puedo resistirme...
A mí no me gusta casi nada de la carne, para compensar ;-)

Fauve, la petite sauvage dijo...

Bueno, si alguien ha llegado hasta aquí, me gustaría proponer que escribáis vuestros propios artículos sobre el queso y agregarlos a la entrada, si queréis hacer comentarios, como siempre; pero si queréis un artículo publicado en la entrada podéis mandármelo al mail que viene en mi perfil, ¿os parece?
Yo creo que es una idea muy buena que se le ocurrió a Dan (¿o fue a fer? jo, mi memoria...) a los que, por cierto, no he visto por aquí; no sé si están relamiéndose, esperando para hacer la entrada triunfal, pensando en los donuts o pasando de mí ampliamente; tendré que hablar con Lucía para que les aplique un correctivo...

Fer dijo...

Me niego a elegir sólo un queso, porque la gran mayoría de ellos me provoca una orgía en el paladar.
Aunque lo prefiera al natural, también me apasiona untado, derretido, gratinado, frito, asado o combinado tal y como reza el refrán: "uvas, pan y queso saben a beso".
¿He de reivindicar alguno?, ¿sólo uno?
Bien, vale, elijo el queso de La Serena. Sea en torta (crema divina) o en queso, su sabor es inmejorable: fuerte y amargo, con un ligero picorcillo juguetón al final.
Su truco reside en varias claves. La leche ha de ser de oveja merina y alimentada con los pastos esteparios de la comarca, para luego ser cuajada por medio de las hojas del cardo silvestre que crece en estos campos.
Es caro, sí, pero siempre merecerá la pena.

Fauve, la petite sauvage dijo...

Yo también me niego a elegir uno, fer, o si elijo uno elijo al Queso, el señor don Queso, y encima me arrepiento de haber creado esa entrada porque no sólo al leeros me pongo mala (ya me entendéis) sino que mi imaginación juega con todo lo que no puse... De hecho he pasado de una dieta de gastroenteritis aguda a tomar quesos de todos los tipos con sencillas tablas de queso de los supermercados, ay...
Saludos a los queseros y sobre todo besos a los que no lo son, porque, como creo que dije, ellos hacen posible que seamos capaces de permitirnos el capricho de comprarlos -o la necesidad, jaja-.

FERMÍN GÁMEZ dijo...

No era juego de palabras, Fauve. Lo que pasa es que me equivoqué. El refrán no era con pan, era con uvas. Uvas con queso, saben a beso.

Si te digo la verdad, no he probado juntos las uvas y el queso. Beso y queso sí los he unido y requetejuntado, pero en plan trío "uvas, queso y beso" no se ha dado la ocasión.

L. dijo...

Pues yo si que creo que sabe rico mezclado con cosas dulces (membrillo, mermeladas varias, miel)... no te preocupes, Fauve, ya me flagelo yo solita.

Fauve, la petite sauvage dijo...

Tranquila, Lucía, si tu gusto es de lo más común (iba a decir ordinario pero, excepto tú, seguro que los demás pensaban algo que no era); aquí también es típica, por ejemplo, la morcilla dulce, rellena de piñones y pasas y no sé qué más porque no puedo ni probarla...
¡Y eso que me encanta probar nuevos sabores y combinaciones!

Fauve, la petite sauvage dijo...

Y, Fermín, yo con uvas tampoco lo he probado porque no me gustan mucho las uvas, pero aquí lo toman hasta con uvas de esas muy amargas, moradas... mi sobrina desde los dos años las adora ¿¿¿??? Creo que sale a su tía en lo rarita...
También se toma el queso del país con un trocito de tarta de Almendras, perdón, ahora se llama Tarta de Santiago (hasta de eso se han apropiado, y que me perdonen los santiagueses que no me refiero a las personas sino a los poderes públicos; de hecho la capitalidad se la "regalamos" nosotros, digo Pacochet, que está en los cielos, digo en el Vaticano).

Fauve, la petite sauvage dijo...

Y qué os gusta más, ¿de aperitivo o de postre? A mí me gusta a cualquier hora, incluida la mañana (esto va para fer) pero a la comida solíamos tomarlo como aperitivo; sin embargo en Galicia se toma más de postre.
Y siendo de postre, ¿antes o después de la fruta?
(a mí, en vez de, ya que la fruta me gusta a todas horas excepto después de comer).

Fauve, la petite sauvage dijo...

Ah, Fermín, si no estuvieras casado te propondría tomarlas juntos por primera vez; seguro que hasta las uvas me gustaban ;-)

(Mis respetos a tu señora y mi envidia sana, y un guiño también).

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Entradas populares


¡Gracias, Kira!

Gracias, Athena, con todo mi cariño, mi admiración y mi vergüenza por no haber visto el premio en su momento

¡Locos por los gatos!

¡Locos por los gatos!
¿Te apuntas?

Flores contra el Cáncer / Flowers against Cancer

Flores contra el Cáncer / Flowers against Cancer
Antoni Lozano

No compres, ¡adopta!

ÚNETE AL "MANIFIESTO POR LA SOLIDARIDAD" HACIENDO CLICK EN LA IMAGEN

¡ ¡ ¡ ¡ T E S O R O S ! ! ! !

¡ ¡ ¡ ¡ T E S O R O S ! ! ! !
¡Gracias, Candela!

¡Gracias, Alma Cándida!

¡Gracias, Alma Cándida!

¡Gracias, Lisebe!

¡Gracias, Candela! Algún día iré a Limerick...

¡Graciñas, Lisebe!

¡Gracias, Candela!

¡Gracias, Catman!

¡Gracias, P Vázquez "ORIENTADOR"!

¡Gracias de nuevo, P Vázquez "ORIENTADOR"!

PREMIO AL RETO "EN SEIS PALABRAS". ¡Gracias, Candela!

¡Gracias, BLAS!

¡Gracias, Nico!

Rosa Amiga por ser una cuentista

Rosa Amiga por ser una cuentista
¡Gracias, Groucho!

¡Gracias, P.Vázquez Orientador!

Lo encontré, por fin; ¡Gracias, Catman!

¡Gracias, Luis Antonio!

¡Gracias, Toupeiro!

¡Gracias, BLAS!

¡Gracias, Ababoll!