FAUVEROS

sábado, 29 de diciembre de 2007

La Lectora

73) En Volcano, Derek Walcott, que ve brasas de cigarro y ve también la lava de un volcán en las páginas de una novela de Joseph Conrad, nos dice que podría abandonar la escritura. Si algún día se decide a hacerlo, no hay duda de que tendrá un lugar importante en cualquier historia que hable de "los del No", esa secta involuntaria.
Los versos de Walcott que me envía Derain comparten un cierto aire de familia con aqquello que decía Jaime Gil de Biedma de que, a fin de cuentas, lo normal es leer:


Uno podría abandonar la escritura
ante las señales de lenta combustión
de lo que es grande, ser
su lector ideal,
reflexivo, voraz, que ama las obras maestras,
es superior al que intenta
repetirlas o eclipsarlas,
y convertirse así en el mejor lector del mundo.

Bartleby y compañía, Enrique Vila-Matas.




La Lectora, Jean Honoré Fragonard (1732 - 1806)
1776
National Gallery - Washington

jueves, 13 de diciembre de 2007

Esclavitud de la Libertad

Liberty, Erato Tsouvala


" Pensaré que el cielo, el aire, la tierra, los colores, las figuras, los sonidos y las demás cosas exteriores, no son sino ilusiones y ensueños, de los que él se sirve para atrapar mi credulidad. Me consideraré a mí mismo como sin manos, sin ojos, sin carne, ni sangre, sin sentido alguno, y creyendo falsamente que tengo todo eso. Permaneceré obstinadamente fijo en ese pensamiento, y, si, por dicho medio, no me es posible llegar al conocimiento de alguna verdad, al menos está en mi mano suspender el juicio. Por ello, tendré sumo cuidado en no dar crédito a ninguna falsedad, y dispondré tan bien mi espíritu contra las malas artes de ese gran engañador que, por muy poderoso y astuto que sea, nunca podrá imponerme nada. Pero un designio tal es arduo y penoso, y cierta desidia me arrastra insensiblemente hacia mi manera ordinaria de vivir; y, como un esclavo que goza en sueños de una libertad imaginaria, en cuanto empieza a sospechar que su libertad no es sino un sueño, teme despertar y conspira con esas gratas ilusiones para gozar más largamente de su engaño, así yo recaigo insensiblemente en mis antiguas opiniones, y temo salir de mi modorra, por miedo a que las trabajosas vigilias que habrían de suceder a la tranquilidad de mi reposo, en vez de procurarme alguna luz para conocer la verdad, no sean bastantes a iluminar por entero las tinieblas de las dificultades que acabo de promover. "
René Descartes, Meditaciones metafísicas.

martes, 11 de diciembre de 2007

Navidades Gatunas



Aprovecho para desearos a todos una muy... ¡Feliz Navidad!

Fauviña.

lunes, 3 de diciembre de 2007

Maltrato cerdo

Matanza

Sacrificar el cerdo a cuchillo será desde el sábado objeto de sanción

La Xunta no prevé aumentar inspecciones, pero admite que el aturdimiento previo no está aún generalizado

La ley de bienestar animal entra en vigor en plena eclosión de las matanzas en Galicia

Autor:
Jorge Casanova
Fecha de publicación:
2/12/2007

La Ley 32/2007 para el cuidado de los animales entrará en vigor el sábado, justo el día en que media Galicia celebra una liturgia que sufre los embates de la modernidad pero que aún conserva un notable arraigo cultural: la matanza del cerdo. Uno de los preceptos que establece esta ley es la obligatoriedad del aturdimiento previo en el sacrificio de los animales de producción, algo que ya era preceptivo, pero que, por vez primera, cuenta con una norma de rango suficiente como para tipificar claramente las infracciones y establecer un régimen sancionador. La consecuencia es que sacrificar un cerdo sin aturdirlo previamente, es decir, con dolor, supondrá una infracción leve de la ley y podrá ser sancionado con multas de hasta 600 euros.
Esa es al menos la interpretación que hace la Xunta de Galicia, que no tiene previsto incrementar a partir del sábado su régimen de inspecciones. Fuentes de la Consellería de Medio Rural confirmaron que el día 8 habrá inspecciones aleatorias y que es posible que un inspector se presente en una explotación particular, aunque serán las mismas que las de cualquier otro día.
La matanza domiciliaria ya se vio sometida a una nueva normativa hace unos años, cuando el anterior Gobierno autónomo redactó una serie de preceptos que, tras ser anunciados, no llegaron a la fase de publicación y, por tanto, no fueron de aplicación obligatoria. Ahora, matar a un cerdo a cuchillo se convierte en una infracción que, si bien no tiene una cuantía mínima y podría ser resuelta con un simple apercibimiento, en caso de reincidir se convertiría en una falta grave y expuesta a recibir una sanción de entre 601 y 6.000 euros.
Las ventajas
Evitar el sufrimiento del cerdo supone una serie de ventajas que han ido favoreciendo la implantación del aturdimiento sobre la ancestral costumbre de la muerte a cuchillo. Posibilita el sangrado más rápido y regular del animal y, por otro lado, suele proporcionar más sangre que, en muchos casos, es utilizada también en la celebración gastronómica. El sistema evita asimismo hematomas internos y fracturas óseas. Por último, según explica Luis Núñez, presidente del Colegio de Veterinarios de Pontevedra, la tradicional pelea con el animal para arrastrarlo al lugar del sacrificio provoca que el cerdo afronte la muerte con pocas reservas de glucógeno, que traerá consigo una mayor presencia de carnes duras, oscuras y secas con un Ph más alto y, por tanto, más tendentes a una posterior putrefacción.
Los métodos de aturdimiento aprobados por la Administración son el envenenamiento por dióxido de carbono, la electronarcosis, la percusión y la pistola perforadora. Los dos primeros se usan casi de modo exclusivo en instalaciones industriales, en tanto que la pistola es el método que más se ha ido extendiendo en Galicia para las matanzas domiciliarias.
En buena medida, la difusión del uso de la pistola ha venido dada también por la despoblación que ha provocado la falta de personas para llevar a cabo la matanza tradicional, es decir, sin aturdimiento previo.
-----------------------------------------------------------------------------------
Relacionados de la noticia
Ni atarles las patas ni colgarlos antes de muertos
Unos cincuenta mil cochinos se sacrificarán esta semana a pesar de que la tradición va a menos
En directo: Chillidos y sangre entre la niebla
Debate: ¿Le parece bien que se prohíba la matanza tradicional de cerdos en Galicia?

http://www.lavozdegalicia.es/sociedad/2007/12/02/0003_6368746.htm

martes, 27 de noviembre de 2007

Pásalo

Shocking New Fur Investigation


Eighty-five percent of the fur industry’s skins come from animals living captive on fur factory farms. These farms can hold thousands of animals, and the practices used to farm them are remarkably uniform around the globe. As with other intensive-confinement animal farms, the methods used on fur factory farms are designed to maximize profits, always at the expense of the animals. © Swiss Animal Protection/EAST International

For related information, click here:http://www.petatv.com/tvpopup/video.asp?video=fur_farm&Player=wm&speed=_med

lunes, 26 de noviembre de 2007

Delirio Circular

















"Ansiedad", Edvard Munch.


El milagro secreto, Jorge Luis Borges

Y Dios lo hizo morir durante cien años
y luego lo animó y le dijo:
-¿Cuánto tiempo has estado aquí?
-Un día o parte de un día, respondió.


Alcorán, II, 261.

La noche del catorce de marzo de 1939, en un departamento de la Zeltnergasse de Praga, Jaromir Hladík, autor de la inconclusa tragedia Los enemigos, de una Vindicación de la eternidad y de un examen de las indirectas fuentes judías de Jakob Boehme, soñó con un largo ajedrez. No lo disputaban dos individuos sino dos familias ilustres; la partida había sido entablada hace muchos siglos; nadie era capaz de nombrar el olvidado premio, pero se murmuraba que era enorme y quizá infinito; las piezas y el tablero estaban en una torre secreta; Jaromir (en el sueño) era el primogénito de una de las familias hostiles; en los relojes resonaba la hora de la impostergable jugada; el soñador corría por las arenas de un desierto lluvioso y no lograba recordar las figuras ni las leyes del ajedrez. En ese punto, se despertó. Cesaron los estruendos de la lluvia y de los terribles relojes. Un ruido acompasado y unánime, cortado por algunas voces de mando, subía de la Zeltnergasse. Era el amanecer, las blindadas vanguardias del Tercer Reich entraban en Praga.

El diecinueve, las autoridades recibieron una denuncia; el mismo diecinueve, al atardecer, Jaromir Hladík fue arrestado. Lo condujeron a un cuartel aséptico y blanco, en la ribera opuesta del Moldau. No pudo levantar uno solo de los cargos de la Gestapo: su apellido materno era Jaroslavski, su sangre era judía, su estudio sobre Boehme era judaizante, su firma delataba el censo final de una protesta contra el Anschluss. En 1928, había traducido el Sepher Yezirah para la editorial Hermann Barsdorf; el efusivo catálogo de esa casa había exagerado comercialmente el renombre del traductor; ese catálogo fue hojeado por Julius Rothe, uno de los jefes en cuyas manos estaba la suerte de Hladík. No hay hombre que, fuera de su especialidad, no sea crédulo; dos o tres adjetivos en letra gótica bastaron para que Julius Rothe admitiera la preeminencia de Hladík y dispusiera que lo condenaran a muerte, pour encourager les autres. Se fijó el día veintinueve de marzo, a las nueve a.m. Esa demora (cuya importancia apreciará después el lector) se debía al deseo administrativo de obrar impersonal y pausadamente, como los vegetales y los planetas.

El primer sentimiento de Hladík fue de mero terror. Pensó que no lo hubieran arredrado la horca, la decapitación o el degüello, pero que morir fusilado era intolerable. En vano se redijo que el acto puro y general de morir era lo temible, no las circunstancias concretas. No se cansaba de imaginar esas circunstancias: absurdamente procuraba agotar todas las variaciones. Anticipaba infinitamente el proceso, desde el insomne amanecer hasta la misteriosa descarga. Antes del día prefijado por Julius Rothe, murió centenares de muertes, en patios cuyas formas y cuyos ángulos fatigaban la geometría, ametrallado por soldados variables, en número cambiante, que a veces lo ultimaban desde lejos; otras, desde muy cerca. Afrontaba con verdadero temor (quizá con verdadero coraje) esas ejecuciones imaginarias; cada simulacro duraba unos pocos segundos; cerrado el círculo, Jaromir interminablemente volvía a las trémulas vísperas de su muerte. Luego reflexionó que la realidad no suele coincidir con las previsiones; con lógica perversa infirió que prever un detalle circunstancial es impedir que éste suceda. Fiel a esa débil magia, inventaba, para que no sucedieran, rasgos atroces; naturalmente, acabó por temer que esos rasgos fueran proféticos. Miserable en la noche, procuraba afirmarse de algún modo en la sustancia fugitiva del tiempo. Sabía que éste se precipitaba hacia el alba del día veintinueve; razonaba en voz alta: Ahora estoy en la noche del veintidós; mientras dure esta noche (y seis noches más) soy invulnerable, inmortal. Pensaba que las noches de sueño eran piletas hondas y oscuras en las que podía sumergirse. A veces anhelaba con impaciencia la definitiva descarga, que lo redimiría, mal o bien, de su vana tarea de imaginar. El veintiocho, cuando el último ocaso reverberaba en los altos barrotes, lo desvió de esas consideraciones abyectas la imagen de su drama Los enemigos.

Hladík había rebasado los cuarenta años. Fuera de algunas amistades y de muchas costumbres, el problemático ejercicio de la literatura constituía su vida; como todo escritor, medía las virtudes de los otros por lo ejecutado por ellos y pedía que los otros lo midieran por lo que vislumbraba o planeaba. Todos los libros que había dado a la estampa le infundían un complejo arrepentimiento. En sus exámenes de la obra de Boehme, de Abnesra y de Flood, había intervenido esencialmente la mera aplicación; en su traducción del Sepher Yezirah, la negligencia, la fatiga y la conjetura. Juzgaba menos deficiente, tal vez, la Vindicación de la eternidad: el primer volumen historia las diversas eternidades que han ideado los hombres, desde el inmóvil Ser de Parménides hasta el pasado modificable de Hinton; el segundo niega (con Francis Bradley) que todos los hechos del universo integran una serie temporal. Arguye que no es infinita la cifra de las posibles experiencias del hombre y que basta una sola "repetición" para demostrar que el tiempo es una falacia... Desdichadamente, no son menos falaces los argumentos que demuestran esa falacia; Hladík solía recorrerlos con cierta desdeñosa perplejidad. También había redactado una serie de poemas expresionistas; éstos, para confusión del poeta, figuraron en una antología de 1924 y no hubo antología posterior que no los heredara. De todo ese pasado equívoco y lánguido quería redimirse Hladík con el drama en verso Los enemigos. (Hladík preconizaba el verso, porque impide que los espectadores olviden la irrealidad, que es condición del arte.)

Este drama observaba las unidades de tiempo, de lugar y de acción; transcurría en Hradcany, en la biblioteca del barón de Roemerstadt, en una de las últimas tardes del siglo diecinueve. En la primera escena del primer acto, un desconocido visita a Roemerstadt. (Un reloj da las siete, una vehemencia de último sol exalta los cristales, el aire trae una arrebatada y reconocible música húngara.) A esta visita siguen otras; Roemerstadt no conoce las personas que lo importunan, pero tiene la incómoda impresión de haberlos visto ya, tal vez en un sueño. Todos exageradamente lo halagan, pero es notorio -primero para los espectadores del drama, luego para el mismo barón- que son enemigos secretos, conjurados para perderlo. Roemerstadt logra detener o burlar sus complejas intrigas; en el diálogo, aluden a su novia, Julia de Weidenau, y a un tal Jaroslav Kubin, que alguna vez la importunó con su amor. Éste, ahora, se ha enloquecido y cree ser Roemerstadt... Los peligros arrecian; Roemerstadt, al cabo del segundo acto, se ve en la obligación de matar a un conspirador. Empieza el tercer acto, el último. Crecen gradualmente las incoherencias: vuelven actores que parecían descartados ya de la trama; vuelve, por un instante, el hombre matado por Roemerstadt. Alguien hace notar que no ha atardecido: el reloj da las siete, en los altos cristales reverbera el sol occidental, el aire trae la arrebatada música húngara. Aparece el primer interlocutor y repite las palabras que pronunció en la primera escena del primer acto. Roemerstadt le habla sin asombro; el espectador entiende que Roemerstadt es el miserable Jaroslav Kubin. El drama no ha ocurrido: es el delirio circular que interminablemente vive y revive Kubin.

Nunca se había preguntado Hladík si esa tragicomedia de errores era baladí o admirable, rigurosa o casual. En el argumento que he bosquejado intuía la invención más apta para disimular sus defectos y para ejercitar sus felicidades, la posibilidad de rescatar (de manera simbólica) lo fundamental de su vida. Había terminado ya el primer acto y alguna escena del tercero; el carácter métrico de la obra le permitía examinarla continuamente, rectificando los hexámetros, sin el manuscrito a la vista. Pensó que aun le faltaban dos actos y que muy pronto iba a morir. Habló con Dios en la oscuridad. Si de algún modo existo, si no soy una de tus repeticiones y erratas, existo como autor de Los enemigos. Para llevar a término ese drama, que puede justificarme y justificarte, requiero un año más. Otórgame esos días, Tú de Quien son los siglos y el tiempo. Era la última noche, la más atroz, pero diez minutos después el sueño lo anegó como un agua oscura.

Hacia el alba, soñó que se había ocultado en una de las naves de la biblioteca del Clementinum. Un bibliotecario de gafas negras le preguntó: ¿Qué busca? Hladík le replicó: Busco a Dios. El bibliotecario le dijo: Dios está en una de las letras de una de las páginas de uno de los cuatrocientos mil tomos del Clementinum. Mis padres y los padres de mis padres han buscado esa letra; yo me he quedado ciego, buscándola. Se quitó las gafas y Hladík vio los ojos, que estaban muertos. Un lector entró a devolver un atlas. Este atlas es inútil, dijo, y se lo dio a Hladík. Éste lo abrió al azar. Vio un mapa de la India, vertiginoso. Bruscamente seguro, tocó una de las mínimas letras. Una voz ubicua le dijo: El tiempo de tu labor ha sido otorgado. Aquí Hladík se despertó.

Recordó que los sueños de los hombres pertenecen a Dios y que Maimónides ha escrito que son divinas las palabras de un sueño, cuando son distintas y claras y no se puede ver quien las dijo. Se vistió; dos soldados entraron en la celda y le ordenaron que los siguiera.

Del otro lado de la puerta, Hladík había previsto un laberinto de galerías, escaleras y pabellones. La realidad fue menos rica: bajaron a un traspatio por una sola escalera de fierro. Varios soldados -alguno de uniforme desabrochado- revisaban una motocicleta y la discutían. El sargento miró el reloj: eran las ocho y cuarenta y cuatro minutos. Había que esperar que dieran las nueve. Hladík, más insignificante que desdichado, se sentó en un montón de leña. Advirtió que los ojos de los soldados rehuían los suyos. Para aliviar la espera, el sargento le entregó un cigarrillo. Hladík no fumaba; lo aceptó por cortesía o por humildad. Al encenderlo, vio que le temblaban las manos. El día se nubló; los soldados hablaban en voz baja como si él ya estuviera muerto. Vanamente, procuró recordar a la mujer cuyo símbolo era Julia de Weidenau...

El piquete se formó, se cuadró. Hladík, de pie contra la pared del cuartel, esperó la descarga. Alguien temió que la pared quedara maculada de sangre; entonces le ordenaron al reo que avanzara unos pasos. Hladík, absurdamente, recordó las vacilaciones preliminares de los fotógrafos. Una pesada gota de lluvia rozó una de las sienes de Hladík y rodó lentamente por su mejilla; el sargento vociferó la orden final.

El universo físico se detuvo.

Las armas convergían sobre Hladík, pero los hombres que iban a matarlo estaban inmóviles. El brazo del sargento eternizaba un ademán inconcluso. En una baldosa del patio una abeja proyectaba una sombra fija. El viento había cesado, como en un cuadro. Hladík ensayó un grito, una sílaba, la torsión de una mano. Comprendió que estaba paralizado. No le llegaba ni el más tenue rumor del impedido mundo. Pensó estoy en el infierno, estoy muerto. Pensó estoy loco. Pensó el tiempo se ha detenido. Luego reflexionó que en tal caso, también se hubiera detenido su pensamiento. Quiso ponerlo a prueba: repitió (sin mover los labios) la misteriosa cuarta égloga de Virgilio. Imaginó que los ya remotos soldados compartían su angustia: anheló comunicarse con ellos. Le asombró no sentir ninguna fatiga, ni siquiera el vértigo de su larga inmovilidad. Durmió, al cabo de un plazo indeterminado. Al despertar, el mundo seguía inmóvil y sordo. En su mejilla perduraba la gota de agua; en el patio, la sombra de la abeja; el humo del cigarrillo que había tirado no acababa nunca de dispersarse. Otro "día" pasó, antes que Hladík entendiera.

Un año entero había solicitado de Dios para terminar su labor: un año le otorgaba su omnipotencia. Dios operaba para él un milagro secreto: lo mataría el plomo alemán, en la hora determinada, pero en su mente un año transcurría entre la orden y la ejecución de la orden. De la perplejidad pasó al estupor, del estupor a la resignación, de la resignación a la súbita gratitud.

No disponía de otro documento que la memoria; el aprendizaje de cada hexámetro que agregaba le impuso un afortunado rigor que no sospechan quienes aventuran y olvidan párrafos interinos y vagos. No trabajó para la posteridad ni aun para Dios, de cuyas preferencias literarias poco sabía. Minucioso, inmóvil, secreto, urdió en el tiempo su alto laberinto invisible. Rehizo el tercer acto dos veces. Borró algún símbolo demasiado evidente: las repetidas campanadas, la música. Ninguna circunstancia lo importunaba. Omitió, abrevió, amplificó; en algún caso, optó por la versión primitiva. Llegó a querer el patio, el cuartel; uno de los rostros que lo enfrentaban modificó su concepción del carácter de Roemerstadt. Descubrió que las arduas cacofonías que alarmaron tanto a Flaubert son meras supersticiones visuales: debilidades y molestias de la palabra escrita, no de la palabra sonora... Dio término a su drama: no le faltaba ya resolver sino un solo epíteto. Lo encontró; la gota de agua resbaló en su mejilla. Inició un grito enloquecido, movió la cara, la cuádruple descarga lo derribó.

Jaromir Hladík murió el veintinueve de marzo, a las nueve y dos minutos de la mañana.

( http://www.ciudadseva.com/ )

sábado, 24 de noviembre de 2007

Sufro, luego existo

(Pintada en un muro de uno de los puentes que atraviesa la Ronda de Nelle, en A Coruña; fotografiada por esta menda lerenda).

"Oigo incluso cómo ríen
las montañas
arriba y abajo de sus azules laderas
y abajo en el agua
los peces lloran
y toda el agua
son sus lágrimas.
oigo el agua
las noches que consumo bebiendo
y la tristeza se hace tan grande
que la oigo en mi reloj
se vuelve pomos en la cómoda
se vuelve papel sobre el suelo
se vuelve calzador
ticket de lavandería
se vuelve
humo de cigarrillo
escalando un templo de oscuras enredaderas...

poco importa

poco amor
o poca vida
no es tan malo

lo que cuenta
es observar las paredes
yo nací para eso

nací para robar rosas de las avenidas de la muerte."

Poema
Charles Bukowski

domingo, 11 de noviembre de 2007

Famous Bristolians


Famous Bristolians

Here's our guide to famous celebrities who are from Bristol or have lived in the city.

Famous Residents and Former Residents of Bristol
Derren Brown, Tony Robinson,Ewan Blair (Son of Tony Blair PM),Adam Hart Davies, Sophie Anderton (Model), Kate Adie (Broadcaster), Tony Benn (MP),Tony Bullimore (Mariner), Robin Cousins, Keith Floyd, Nick Park, Colin Pillinger, Johnny Ball,Carol Vorderman, Sir Humphry Davy, Blackbeard the Pirate, and PAT ;-).

Actors - see Filmed in Bristol
Cary Grant, Jeremy Irons, Paul McGann,James Redmond,David Nielson (Coronation Street),Stephanie Cole, Anthony Head, Dave prowse (Darth Vader), Hugo Weaving

Artists
Damien Hirst, Martin Parr, Beryl Cook

Comedians
Justin Lee Collins, Lee Evans, Bill Bailey, Matt Lucas and David Walliams (Little Britain), John Cleese,

Musicians
Massive Attack, Tricky, Roni Size, Portishead, Kosheen, Bananarama, Sean Moore (Manic Street Preachers), Elizabeth Frasier (Cocteau Twins), Neneh Cherry, Andy Shepherd (Saxophonist), Alison Goldfrapp,

Literary - see Literary Bristol
Thomas Chatterton, J K Rowling,Helen Dunmore, Robert Southey

Banksy
Famous local grafitti artist at the centre of controversy about whether his work is art or vandalism. See Banksy for where to find Banksy's work in Bristol.


Cary Grant Born Archibald Leach in Horfield, Bristol, Grant's first role in theatre was working at the Bristol Hippodrome. He made over 70 films and became one of the best-loved actors of all time. He remained a regular visitor to Bristol, usually staying in the Royal Hotel, now known as the Bristol Marriott Royal. In 2001, to mark the 70th anniversary of Grant's arrival in Hollywood, Bristol unveiled a new Cary Grant statue in Millennium Square, At Bristol.

John Cabot
Italian-born explorer who sailed from Bristol to Newfoundland on the Matthew in 1497. May have lived in St Nicholas Street. Cabot statues can be seen outside the Arnolfini and the Council House. The Cabot Tower was erected on Brandon Hill in 1897 in commemoration of his voyage.

Sir Humphrey Davy (1778-1829)
Famous for discovering laughing gas and inventing the miners' safety lamp, Sir Humphrey Davy had a laboratory in Dowry Square, Hotwells.

Princess Caraboo
'Princess Caraboo' appeared in Almondsbury, near Bristol in 1817, speaking a strange, foreign language. The quest to identify her became a local sensation. A mystery visitor claimed she had identified herself as Princess Caraboo of Javasu, and had escaped from a ship to whose captain she had been sold by pirates, but she was later exposed as being Mary Willcocks of Devon. Her story was made into a major feature film 'Princess Caraboo'.

John Loudon McAdam (1746-1836)
McAdam came to Bristol in 1801 and lived in Berkeley Square. He revolutionised the process of road construction, inventing tarmacadam, now known as tarmac.

Harvey's Bristol Cream
John Harvey started a wine importing business in Bristol in 19th Century, before creating a new blend of sherry, Harvey's Bristol Cream, available today across the world.

Samuel Plimsoll (1824 - 1898)
Plimsoll was born in Colston Parade, Bristol. He campaigned against overloading ships with cargo, resulting in the introduction of the Plimsoll line on every ship to show its load line.

John Wesley (1703 - 1791)
Founder of the Methodist Church, Wesley worked and preached in Bristol. His statue can be seen outside the New Room in Broadmead, the first Methodist Chapel in the world.

Elizabeth Blackwell
The first female Doctor was born and lived in Bristol.

Hannah More (1745-1833)
Writer and social campaigner was born and raised in Bristol.

Billy Butlin lived in Bristol as a small boy and attended St Mary Redcliffe school. He returned to Bristol as an adult and had his first taste of entertainment for the masses when he opened a hoop-la stall in Lock's Yard, Bedminster.

http://visitbristol.co.uk/

jueves, 8 de noviembre de 2007

La Traviata diferente

Una visión... especial:

Una calle de Bristol

Fotografía de esta menda lerenda.

W. H. Auden
Mientras paseaba una tarde

"Mientras paseaba una tarde caminando Bristol Street abajo, las multitudes que cubrían el pavimento eran campos de trigo listos para la cosecha, y abajo, junto al crecido río, escuché cantar a un enamorado bajo una arcada de la vía férrea: El amor no tiene fin, te amaré, querida, te amaré hasta que China y Africa se unan, y el río salte sobre la montaña y los salmones canten por las calles, te amaré hasta que el océano esté plegado y colgado a secar y las siete estrellas corran graznando como gansos por el cielo, los años correrán como conejos, porque en mis brazos sostengo la flor de las eras y el primer amor del mundo. Pero todos los relojes de la ciudad comenzaron a vibrar y a sonar, ¡Oh! No permitáis que el tiempo os engañe, el tiempo no puede conquistarse, en las madrigueras de la pesadilla dónde desnuda está la justicia, el tiempo vigila desde las sombras y tose cuando queréis besaros, a base de dolores de cabeza vagamente la vida se nos escurre y el tiempo hará su capricho mañana u hoy, en muchos valles verdes se introduce la terrible nieve, el tiempo rompe las hilvanadas danzas y el brillante arco iris del somormujo. ¡Oh! Hundid vuestras manos en agua, hundidlas hasta la muñeca, fijad, fijad la mirada en la palangana y preguntaros qué os habéis perdido, el glaciar golpea en el armario, el desierto suspira en la cama y la grieta de la taza de té abre un camino hasta la tierra de los muertos (…) ¡Oh! Poneos, poneos junto a la ventana mientras abrasan las lágrimas y comienzan a fluir, amaréis a vuestro retorcido vecino con vuestro retorcido corazón, era tarde, tarde anochecida, los amantes habían partido, los relojes habían dejado de sonar, y el profundo río seguía fluyendo".

miércoles, 7 de noviembre de 2007

Tendiendo Puentes


Clifton Suspension Bridge, Bristol. Fotografía de esta menda lerenda.

Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina
de la miseria y los miserables
de las ausencias transitorias
y las definitivas
defender la alegría como un principio
defenderla del pasmo y las pesadillas
de los neutrales y de los neutrones
de las dulces infamias
y los graves diagnósticos

defender la alegría como una bandera
defenderla del rayo y la melancolía
de los ingenuos y de los canallas
de la retórica y los paros cardiacos
de las endemias y las academias

defender la alegría como un destino
defenderla del fuego y de los bomberos
de los suicidas y los homicidas
de las vacaciones y del agobio
de la obligación de estar alegres

defender la alegría como una certeza
defenderla del óxido y de la roña
de la famosa pátina del tiempo
del relente y del oportunismo
de los proxenetas de la risa

defender la alegría como un derecho
defenderla de dios y del invierno
de las mayúsculas y de la muerte
de los apellidos y las lástimas
del azar
y también de la alegría
.

DEFENSA DE LA ALEGRÍA - Mario Benedetti

martes, 6 de noviembre de 2007

La Existencia

Para E.X. con todo mi cariño.

Vincent van Gogh (Groot-Zundert, Holanda, 1853 - 1890), Terrace de café la nuit, à Arles (1888).

"Si no existiera una conciencia eterna en el hombre, si como fundamento de todas las cosas se encontrase sólo una fuerza salvaje y desenfrenada que retorciéndose en oscuras pasiones generase todo, tanto lo grandioso como lo insignificante, si una abismo sin fondo, imposible de colmar, se ocultase detrás de todo, ¿qué otra cosa podría ser la existencia sino deseperación? Y si así fuera, si no existiera un vínculo sagrado que mantuviera la unión de la humanidad, si las generaciones se sucediesen unas a otras del mismo modo que renueva el bosque sus hojas, si una generación continuase a la otra del mismo modo que de árbol a árbol continúa un pájaro el canto de otro, si las generaciones pasaran por este mundo como las naves pasan por el mar, como el huracán atraviesa el desierto: actos inconscientes y estériles; si un eterno olvido siempre voraz hiciese presa en todo y no existiese un poder capaz de arrancarle el botín, ¡cuán vacía y desconsolada no sería la existencia!".

Soren Kierkegaard (Dinamarca, 1813-1855, Temor y temblor (fragmento)

sábado, 3 de noviembre de 2007

Gatos constipados

Somos dos gatos,
Rosquito y Ros,
estamos malitos,
tenemos tos.
Tose Rosquito
y toso yo.
Y por la noche,
cuando dan las dos,
nos da la tos a los dos,
-a las dos-.
Sale la dueña
con un escobón,
nos echa a la calle
sin preocupación.
Sin leche caliente,
doy diente con diente,
sin lumbre ni manta,
el frío me espanta.
Nos tiembla el bigote,
nieve en el cogote.
-¡No lo entiendo!
-dijo Rosquito apenado-.
Hasta que se nos pase
el resfriado,
tenemos que dormir
en el tejado.
Tirita Rosquito.
Tirita Ros;
de ver a los gatos,
tirito yo.

Gloria Fuertes

viernes, 26 de octubre de 2007

Mausito

'Mau' significa gato en egipcio. En la civilización egipcia, el gato era un animal venerado; matar un gato estaba castigado con pena de muerte.
Podemos encontrar su retrato sobre numerosos jeroglíficos y está representado en muchas de sus obras de arte.

La eterna discusión es si eres una persona “de perros” o “de gatos”:

Yo era de perros, pero desde que tengo a Mausito soy muchísimo más de gatos (aunque me siguen encantando los perros, sí, pero siento auténtica veneración por los gatos, los adoro, he descubierto cosas que ni me imaginaba, por lo cual me interesan mucho las civilizaciones que le rindieron culto o las diferentes culturas actuales que siguen casi casi haciendo lo mismo con su amor a los felinos, como ocurre en otros países. Ahora en España empieza la gente a animarse a tener uno en casa porque es una mascota fácil de cuidar, pero todo lo que nos ofrece un gato en casa sólo lo sabe el que lo tiene.

Fotografía hecha por esta menda lerenda.

jueves, 11 de octubre de 2007

Hoy





Oda al gato (Pablo Neruda)

Los animales fueron
imperfectos,
largos de cola, tristes
de cabeza.
Poco a poco se fueron
componiendo,
haciéndose paisaje,
adquiriendo lunares,
gracia, vuelo.
El gato,
sólo el gato
apareció completo
y orgulloso:
nació completamente
terminado,
camina solo y sabe lo que
quiere.

El hombre quiere ser
pescado y pájaro,
la serpiente quisiera tener
alas,
el perro es un león
desorientado,
el ingeniero quiere ser
poeta,
la mosca estudia para
golondrina,
el poeta trata de imitar la
mosca,
pero el gato
quiere ser sólo gato
y todo gato es gato
desde bigote a cola,
desde presentimiento a
rata viva,
desde la noche hasta sus
ojos de oro.

No hay unidad
como él,
no tienen
la luna ni la flor
tal contextura:
es una sola cosa
como el sol o el topacio,
y la elástica línea en su
contorno
firme y sutil es como
la línea de la proa de una
nave.
Sus ojos amarillos
dejaron una sola
ranura
para echar las monedas
de la noche.

Oh pequeño
emperador sin orbe,
conquistador sin patria,
mínimo tigre de salón,
nupcial
sultán del cielo
de las tejas eróticas,
el viento del amor
en la intemperie
reclamas
cuando pasas
y posas
cuatro pies delicados
en el suelo,
oliendo,
desconfiando
de todo lo terrestre,
porque todo
es inmundo
para el inmaculado pie del
gato.

Oh fiera independiente
de la casa, arrogante
vestigio de la noche,
perezoso, gimnástico
y ajeno,
profundísimo gato,
policía secreta
de las habitaciones,
insignia
de un
desaparecido terciopelo,
seguramente no hay
enigma
en tu manera,
tal vez no eres misterio,
todo el mundo te sabe y
perteneces
al habitante menos
misterioso,
tal vez todos lo creen,
todos se creen dueños,
propietarios, tíos
de gatos, compañeros,
colegas,
discípulos o amigos
de su gato.

Yo no.
Yo no suscribo.
Yo no conozco al gato.
Todo lo sé, la vida y su
archipiélago,
el mar y la ciudad
incalculable,
la botánica,
el gineceo con sus
extravíos,
el por y el menos de la
matemática,
los embudos volcánicos
del mundo,
la cáscara irreal del
cocodrilo,
la bondad ignorada del
bombero,
el atavismo azul del
sacerdote,
pero no puedo descifrar un
gato.
Mi razón resbaló en su
indiferencia,
sus ojos tienen números
de oro.



Fotos tomadas por esta menda lerenda.

jueves, 4 de octubre de 2007

Fomento de la lectura II (El placer de leer)




Leer es un placer.

...Un placer, genial, sensual... Leyendo espero... XDD

martes, 2 de octubre de 2007

Versiones y visiones de un momento, VII




Mi peculiar versión de ese momento

Tiene brillo la ciudad:
brillo plata acentuado
que amable lluvia le da
día de Agosto mojado.

Tiene magia y tiene vida
y tiene un encanto especial:
que para ser original
le basta con estar viva.

Corsario.



Sin más palabras que "mil gracias por tu arte, amigo".

lunes, 1 de octubre de 2007

Sueños









Salvador Dalí, Sueño causado por el vuelo de una abeja alrededor
de una granada un segundo antes de despertar
(1944)
(Museo Thyssen - Madrid)










¿Qué habrá soñado el Tiempo hasta ahora, que es, como todos los ahoras , el ápice?
Ha soñado la espada, cuyo mejor lugar es el verso.
Ha soñado y labrado la sentencia, que puede simular la sabiduría.
Ha soñado la fe, ha soñado las atroces Cruzadas.
Ha soñado a los griegos que descubrieron el diálogo y la duda.
Ha soñado la aniquilación de Cartago por el fuego y la sal.
Ha soñado la palabra, ese torpe y rígido símbolo.
Ha soñado la dicha que tuvimos o que ahora soñamos haber tenido.
Ha soñado la primera mañana de Ur.
Ha soñado el misterioso amor de la brújula.
Ha soñado la proa del noruego y la proa del portugués.
Ha soñado la ética y las metáforas del más extraño de los hombres, el que murió una tarde en una cruz.
Ha soñado el sabor de la cicuta en la lengua de Sócrates.
Ha soñado esos dos curiosos hermanos, el eco y el espejo.
Ha soñado el libro, ese espejo que siempre nos revela otra cara.
Ha soñado el espejo en que Francisco López Merino y su imagen se vieron por última vez.
Ha soñado el espacio. Ha soñado la múscia, que puede prescindir del espacio.
Ha soñado el arte de la palabra, aún más inesplicable que el de la música, porque incluye la música.
Ha soñado una cuarta dimensión y la fauna singular que la habita.
Ha soñado el número de la arena.
Ha soñado los números transfinitos, a los que se llega contando.
Ha soñado al primero que en el trueno oyó el nombre de Thor.
Ha soñado las opuestas caras de Jano, que no se verán nunca.
Ha soñado la luna y los dos hombres que caminaron por la luna.
Ha soñado el pozo y el péndulo.
Ha soñado a Walt Whittman, que decidió ser todos los hombres, como la divinidad de Spinoza.
Ha soñado el jazmín, que no puede saber que lo sueñan.
Ha soñado las generaciones de hormigas y las generaciones de los reyes.
Ha soñado la vasta red que tejen todas las arañas del mundo.
Ha soñado el arado y el martillo, el cáncer y la rosa, las campanadas del insomnio y el ajedrez.
Ha soñado la enumeración que los tratadistas llaman caótica y que de hecho es cósmica, porque todas las cosas están unidas por vínculos secretos.
Ha soñado a mi abuela Frances Haslam en la guarnición de Junín, a un trecho de las lanzas del desierto, leyendo su Biblia y su Dickens.
Ha soñado que en las batallas los tártaros cantaban.
Ha soñado la mano de Hokusai, trazando una línea que será muy pronto una ola.
Ha soñado a Yorick, que vive para siempre en unas palabras del ilusorio Hamlet.
Ha soñado los arquetipos.
Ha soñado que a lo largo de los veranos, o en un cielo anterior a los veranos, hay una sola rosa.
Ha soñado las caras de tus muetos, que ahora son empañadas fotografías.
Ha soñado la primera mañana de Uxmal.
Ha soñado el acto de la sombra.
Ha soñado las cien puertas de Tebas.
Ha soñado los pasos del laberinto.
Ha soñado el nombre secreto de Roma, que era su verdadera muralla.
Ha soñado la vida de los espejos.
Ha soñado la vida de los espejos.
Ha soñado los signos que trazará el escriba sentado.
Ha soñado una esfera de marfil que guarda otras esferas.
Ha soñado el calidoscopio, grato a los ocios del enfermo y del niño.
Ha soñado el desierto.
Ha soñado el alba que acecha.
Ha soñado el Ganges y el Támesis, que son nombres de agua.
Ha soñado mapas que Ulises no habría comprendido.
Ha soñado a Alejandro de macedonia.
Ha soñado el muro del Paraíso, que detuvo a Alejandro.
Ha soñado el mar y la lágrima.
Ha soñado el cristal.
Ha soñado que alguien lo sueña.

ALGUIEN SUEÑA
Jorge Luis Borges

domingo, 30 de septiembre de 2007

Versiones y visiones de un momento, VI


Creatividad, energía, imaginación, colorido, alegría, ganas de vivir, simpatía, fuerza, vida... De quién iba a ser sino de RazorBlade Bitch.

Versiones y visiones de un momento, V



De nuevo, El Gato Azul. Haciendo que la lluvia sea arte.

Versiones y visiones de un momento, IV



Retocado y recortado por dACE, muchísimas gracias.

Versiones y visiones de un momento, III

Un dibujo a color con muestreo de nubes:




Y un boceto a carboncillo:









Aportaciones de El Gato Azul, millones de gracias.

miércoles, 26 de septiembre de 2007

Flotando suavemente en el vacío


Sigrid Van Tilbeurgh y Mazen Kiwan - Vacio by Bajofondo

(Gracias, R.B.)

viernes, 21 de septiembre de 2007

Where is the love?



Una interesante canción con una interesante letra. ¡Y en los 40! Raro. Muy raro.

jueves, 20 de septiembre de 2007

Versiones y visiones de un momento, II



Continuando con el tema ya iniciado, esta preciosidad de versión y visión de mi pobre foto me la envía la gran fotógrafa MJ Carmona; es para mí un gran honor recibirla, exponerla y enseñárosla (Pinchad para agrandarla); y quiero recomendaros su web: www.mjcarmona.com
Muchísimas gracias, MJ.

martes, 18 de septiembre de 2007

El Leopardo






El espejo que no podía dormir
Augusto Monterroso

Había una vez un espejo de mano que cuando se quedaba solo y nadie se veía en él se sentía de lo peor, como que no existía, y quizá tenía razón; pero los otros espejos se burlaban de él, y cuando por las noches los guardaban en el mismo cajón del tocador dormían a pierna suelta satisfechos, ajenos a la preocupación del neurótico.

lunes, 17 de septiembre de 2007

Versiones y visiones de un momento, I



A coruña, 20 de agosto de 2007 a las 15:41
La primera fotografía está tomada por esta menda lerenda. Las siguientes, no.

















Gracias a G y a S por su trabajo y su arte.

jueves, 13 de septiembre de 2007

A mi hermano, que me enseñó.



Ella Fitzgerald, Stormy Weather.


Ella Jane Fitzgerald (Newport News, 25 de abril de 1917 - Beverly Hills 15 de junio de 1996), Ella Fitzgerald, también conocida como Lady Ella o The First Lady of Song (La primera dama de la canción), cantante estadounidense de jazz. No obstante esta condición básica de jazzista, el repertorio musical de Ella Fitzgerald es amplísimo e incluye swing, blues, bossa nova, samba, gospel, calypso, canciones navideñas, pop, etc.

Junto con Billie Holiday y Sarah Vaughan, está considerada como la cantante más importante e influyente de la historia del jazz (y, en general, de la canción melódica popular). Estaba dotada de una voz con un rango vocal de tres octavas, destacando su clara y precisa vocalización, y su capacidad de improvisación, sobre todo en el scat, técnica que desarrolló en los años cuarenta y que anunció el surgimiento del bop. En los años cincuenta sentó cátedra con su concepción de la canción melódica, en paralelo a la obra de Frank Sinatra, con sus versiones de los temas de los grandes compositores de la canción popular estadounidense (los songbooks de Duke Ellington, Cole Porter, Johnny Mercer, etc.). El único reparo que se le ha puesto a su talento interpretativo es cierta incapacidad para adaptarse emocionalmente a letras con contenido dramático.

Ganó 13 Premios Grammy, y fue galardonada con la Medalla Nacional de las Artes y la Medalla Presidencial de la Libertad de Estados Unidos.


Biografía Nacida en Newport News, Virginia, EEUU, creció en Yonkers, Nueva York, en una situación de pobreza permanente. Su padre, William Fitzgerald, conductor de tren, abandonó a su madre Temperance (Tempie) Fitzgerald, lavandera, cuando Ella era aún muy pequeña. Las dos se trasladaron a Yonkers (Nueva York), junto con el novio de Tempie, Joseph Da Silva, con el que tendría una hija en 1923, Frances Fitzgerald.

En 1932, la madre de Ella murió tras un grave accidente de tránsito. Tras estar con Da Silva durante un breve período de tiempo, su tía Virginia se hizo cargo de ella. Poco tiempo después, Da Silva fallecería de un ataque cardíaco, por lo que Frances tuvo que irse también a vivir con Ella y su tía.

Este ambiente dramático, condicionó el comportamiento de Ella, que tuvo frecuentes problemas con el absentismo escolar, e incluso, con la policía, lo que la llevó a ser internada en un reformatorio. A pesar de ellos, sus huidas de éste y de casa eran frecuentes.

Ya de pequeña gustaba de bailar y cantar en un club escolar y en el coro de la Bethany African Methodist Episcopal Church. Aprendió a tocar el piano, escuchó atentamente la radio y estudió todas la grabaciones que salían de Louis Armstrong y las Boswell Sisters.

En 1932 se trasladó a Nueva York para vivir con un tío y encontró un lugar en la State Training School For Girls de Nueva York, una especie de hospicio. Hacia 1934 lo abandonó.

Debutó como cantante a los 16 años, en 1934, en el Harlem Apollo Theater de Nueva York, ganando el concurso Amateur Night Shows con la canción Judy interpretada al estilo de su ídolo Connee Boswell. Tras una breve colaboración con la banda de Tiny Bradshaw, Ella consiguió entrar en la orquesta de Chick Web, convencida de ello por uno de los asistentes a las noches del Apollo: el reputado arreglista y saxofonista alto Benny Carter.

Comenzó a cantar con la banda de Chick Webb en 1935, en el Savoy Ballroom de Harlem. El crítico George T. Simon escribió en la revista Metronome en enero de 1936: "Aquí tenemos a la número uno de 1936...Ella Fitzgerald...la joya de 17 años que canta en el Harlem' Savoy Ballroom con la estupenda orquesta de Chick Webb con su gran aptitud natural para el canto...una de la mejores...no hay razón para pensar que no llegue a ser la mejor dentro de un tiempo.". En 1937, la mitad de los temas de la banda contaban ya con la voz de Ella. Grabó una serie de éxitos con ellos, incluyendo If You Can't Sing It, You'll Have to Swing It, pero no fue hasta la grabación de su versión de la nana A Tisket A Tasket en 1938 cuando alcanzó directamente el estrellato. Durante esta etapa, Fitzgerald era esencialmente una cantante de pop y swing que daba lo mejor de sí en las baladas. Tenía ya una hermosa voz pero ni improvisaba ni practicaba todavía el scat.

Cuando Chick Webb falleció en 1939, la banda continuó su gira bajo el nuevo nombre de, "Ella Fitzgerald and Her Famous Orchestra". Unos pocos años más tarde, agotada del esfuerzo que suponía dirigir la orquesta y cantar a diario, disolvió la formación.

Comenzó su carrera en solitario en 1941. Cantó con the Ink Spots, Louis Jordan y The Delta Rhythm y en 1946 empezó a cantar con regularidad para los conciertos de Norman Granz Jazz at the Philharmonic (JAP), convirtiéndose Granz en su manager. Un gran cambio se produjo en el estilo de Ella durante este período. Estuvo de gira con la banda de Dizzy Gillespie y adoptó el bebop como parte de su estilo, y comenzó a incluir fragmentos de scat en sus interpretaciones. Sus grabaciones de "Lady Be Good", "How High the Moon" y "Flying Home" durante 1945-1947 se hicieron muy populares y su estatura como una de las primeras voces del jazz se asentó. Durante un tiempo (10 de diciembre de 1947 - 28 de agosto de 1953) estuvo casada con el bajista Ray Brown, adoptando un niño, y usaba su trío como acompañante. Las series de duetos con el pianista Ellis Larkins en 1950 y 1954 la hicieron interpretar composiciones de George Gershwin, como haría en uno de sus songbooks.

Tras aparecer en la película de 1955 Pete Kelly's Blues, Ella firmó por fin con el sello Verve de Norman Granz y durante varios años grabaría los famosos Song Books de los grandes compositores estadounidenses de música popular: Cole Porter, los Gershwins, Rodgers & Hart, Duke Ellington, Harold Arlen, Jerome Kern y Johnny Mercer. Aunque (con la excepción de los discos sobre Ellington) no fueron sus interpretaciones más jazzísticas (pues Ella se apegaba a la melodía e iba acompañada de un gran orquesta de cuerdas), el resultado fue memorable. En 1960 graba su concierto en Berlín que se convierte en su disco más importante para Verve.

Fitzgerald grabó para Capitol y Reprise entre 1967 y 1970. En sus último años, Fitzgerald volvió con Granz para formar parte de su nueva compañía, Pablo. Su colaboración comenzó con un gran concierto en 1972, el Santa Monica Civic concert y siguió a lo largo de toda la década con discos orientados plenamente al jazz, cantando con Count Basie, Federico Parra, Oscar Peterson y Joe Pass, entre otros.

Ya ciega a consecuencia de la diabetes que padecía, en 1993 perdía sus piernas, y un tiempo después fallecía en Beverly Hills, California. De ella su compañero y amigo Duke Ellington dijo "Ella Fitzgerald está más allá de cualquier categoría". Sus restos se encuentran en el Cementerio Inglewood Park de Los Angeles, California.

Fuente: Wikipedia.org

miércoles, 12 de septiembre de 2007

Con la piel de gallina (O de las cosas que me "tocan" sin razón aparente)

Con el gran Pavarotti:



En castellano:



EROS RAMAZZOTTI » Si Bastasen Un Par De Canciones Lyrics
Si bastasen un par de canciones
Para que desde el cielo
Nos llovieran antiguos amores
Que una noche se fueron
Puede pasar
Puede pasar
Hasta el desierto se puede llenar
Con el agua del mar
Si bastasen dos simples canciones
Para unirnos a todos
Yo podría cantarlas tan fuerte
Que me oyeran los sordos
Puede ocurrir
Puede ocurrir
Hasta los muros que nunca pensamos
Se pueden abrir
Si bastasen dos buenas canciones
Para echar una mano
Se podrían hallar mil razones
Para ser más humanos
Puede pasar
Puede pasar
Para dejar de acudir al remedio de la caridad

Dedicadas para los que están abandonados
Dedicadas para los que están con un futuro indiferente
Sin un pasado
Sin un presente
Dedicadas para los que están desesperados
Dedicadas para los que están sumidos en un sueño muy profundo
Más fuera que dentro de este mundo..... oooooooh

Si bastasen dos grandes canciones
Para hacer bien las cosas
Si trajeran las mil ilusiones de los sueños en rosa
Y un corazón
Y un corazón... yeah yeah.
Que nos transmita al latir el calor y la fuerza del sol

Dedicadas para los que están abandonados
Dedicadas para los que están con un futuro indiferente
Sin un pasado
Sin un presente... oooooooh
Dedicadas para los que están desesperados
Dedicadas para los que están sumidos en un sueño muy profundo
Más fuera que dentro de este mundo...oooooooh

A-ban–do-na–dos
Está pasando que un par de canciones no nos bastarán
No no no nos bastarán..... ooh baby, oooooooooh

sábado, 1 de septiembre de 2007

Lo mejor de la vida

Domenico Modugno - Nel blu di pinto di blu (Volare)



Amor más poderoso que la vida

"La misma calidad que el sol de tu país,
saliendo entre las nubes:
alegre y delicado matiz en unas hojas,
fulgor de un cristal, modulación
del apagado brillo de la lluvia.

La misma calidad que tu ciudad,
tu ciudad de cristal innumerable
idéntica y distinta, cambiada por el tiempo:
calles que desconozco y plaza antigua
de pájaros poblada,
la plaza en que una noche nos besamos.

La misma calidad que tu expresión,
al cabo de los años,
esta noche al mirarme:
la misma calidad que tu expresión
y la expresión herida de tus labios.

Amor que tiene calidad de vida,
amor sin exigencias de futuro,
presente del pasado,
amor más poderoso que la vida:
perdido y encontrado.
Encontrado, perdido...
"

Jaime Gil de Biedma


Los placeres y los días

"Como la naturaleza, la inteligencia tiene sus espectáculos. Nunca las auroras, nunca los claros de luna que me han hecho delirar tan a menudo hasta las lágrimas, han sobrepasado para mí en apasionada ternura ese amplio incendio melancólico que durante los paseos del final del día, matiza tantas aguas en nuestra alma, que el sol cuando se pone, hace brillar en el mar. Entonces precipitamos nuestros pasos en la noche. Más que un jinete al que aturde y embriaga la velocidad creciente de un animal adorado, nos entregamos temblando de confianza y alegría a los pensamientos tumultuosos a los que, cuanto más los poseemos y los dirigimos, sentimos pertenecer cada vez más irresistiblemente. Es con emoción afectuosa que recordaremos el campo oscuro y saludaremos las encinas llenas de noche, como el campo solemne, como los testigos épicos del impulso que nos arrastra y que nos embriaga. Elevando los ojos al cielo, no podemos reconocer sin exaltación, en el intervalo de las nubes aún conmovidas por la despedida del sol, el reflejo misterioso de nuestros pensamientos: nos hundimos cada vez más rápido en el campo, y el perro que nos sigue, el caballo que nos lleva o el amigo que se ha callado, más aún, cuando a veces no hay ningún ser viviente a nuestro lado, la flor de nuestra solapa o el bastón que revolotea alegremente en nuestras manos febriles, reciben en miradas y en lágrimas el tributo melancólico de nuestro delirio."
Marcel Proust.

Para E.R.Z., con todo mi cariño y mi ilusión. Allways look on the bright side of life... ;-)

viernes, 31 de agosto de 2007

La importancia de ser vago




"Bajo esa sombra primeriza del oscurecer, que parece una cortina granate en el relumbre de junio, Jacinto se evade con el gesto de la sabandija. Tiene la atmósfera un vago esplendor de flores cautivas, yerbas quemadas, alientos lejanos de pinar, ráfagas inocentes que expanden sobre la ciudad el aroma de la arboleda y de las vegas."
Luis Mateo Díez, La fuente de la edad.

jueves, 30 de agosto de 2007

En defensa de las descargas digitales


La Asociación de Internautas escribe a Rubalcaba en defensa de las descargas digitales
Pide que la Guardia Civil retire una advertencia de su web en la que se dice que las descargas son un delito
EFE - Madrid - 30/08/2007


La Asociación de Internautas ha remitido una carta al ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, para que la Guardia Civil retire de su web una recomendación a los jóvenes internautas sobre la descarga de archivos, porque "lleva a la confusión y pone en tela de juicio y bajo sospecha actividades honestas".


El sitio de descargas TorrentSpy, cerrado en EE.UU.
John Lennon triunfa en Internet
Uno de los 'padres' de Internet predice el fin de la televisión generalista
20.000 denuncias no frenan a las redes P2P
La noticia en otros webs
webs en español
en otros idiomas
Blogs que enlazan aquí
La Asociación de Internautas (AI) se ha hecho eco de una advertencia insertada en la web de la Guardia Civil en la que inicialmente se decía: "No te descargues películas ni música. Aunque conozcas amigos que lo hacen, estarás cometiendo un delito".

El texto ha sido modificado, pero su redacción sigue causando malestar. El consejo de la Guardia Civil dice: "Si descargas películas o música, asegúrate de no estar infringiendo los derechos de propiedad intelectual, podrías incurrir en un delito. Que muchos lo hagan no significa que sea legal. Consulta antes con tus padres o tutores. Algunas de las páginas que ofrecen esos contenidos esconden programas que pueden dañar tu ordenador".

La AI ha decidido escribir directamente al responsable de Interior la siguiente en la que se defiende la legalidad de las desgarcas en Internet. "Señor ministro, aclaremos las cosas de una vez, bajarse archivos o intercambiarlos en las redes P2P, no es delito. Es preciso decir alto y claro que es rigurosamente falso; las descargas e intercambio de archivos, salvo que exista ánimo de lucro en sentido de lucro comercial estricto, no el obtener una mera ventaja, no es delito. Lo ha dicho la Fiscalía General tras haberlo estudiado", aseguran los internautas.

Asimismo, en la carta se indica que según datos de la Asociación de Música en Internet, "actualmente más de un millón de músicos independientes promocionan su música por sistemas de descarga gratuita en Internet, bien a través de su propio website o a través de sitios que publican sus canciones bajo licencias Copyleft, basadas en Creative Commons" que permiten su reproducción sin pagar ningún tipo de derecho, aunque siempre citando al autor y sin que haya fines lucrativos.

Por todo ello, esta asociación advierte de que "la recomendación que la Guardia Civil hace a los jóvenes internautas lleva a la confusión y pone en tela de juicio y bajo sospecha actividades honestas y, cómo ya se ha dicho, no delictivas". "Ruego que de forma inmediata se retire ese texto en el que nuestra Guardia Civil interpreta la Ley en contra del interés general", concluye la misiva firmada por el presidente de la Asociación de Internautas, Víctor Domingo."

Sigue aquí: http://www.elpais.com/articulo/internet/Asociacion/Internautas/escribe/Rubalcaba/defensa/descargas/digitales/elpeputec/20070830elpepunet_4/Tes

lunes, 27 de agosto de 2007

Escenas cotidianas

Le encanta leer, pero le molesta que le interrumpan:



Leer le gusta mucho, mucho, ¡mucho! se relame y todo:



(Per)siguiendo a una mosquita:



¡Huy! ¡Se fue! :-(




(Fotos tomadas por esta menda lerenda).

viernes, 24 de agosto de 2007

Women of Ireland

Triunfar en la vida

Frases de Homer:

- Tres cosas que te harán triunfar en la vida (según Homer Simpson): 1. No digas que he sido yo, 2.¡Qué buena idea, jefe! y, 3. Estaba así cuando llegué. ...

- Yo ya soy un hombre muy difícil de sorprender. Ups, un coche azul.

- ¿Recuerdas lo que te dije de huir de los problemas?, pues vámonos

- Vivir cada día como si fuera el ultimo… Buaaa voy a morir.

- Tendrá todo el dinero del mundo… pero hay algo que jamás podrá comprar…. un dinosaurio.

- Qué quiere de cenar, una o dos chuletas? Ambas cosas.

- Tengo dos preguntas, Uno, dónde está la flauta, y dos, démela.

- En la vida hay 3 tipos de hombres, los que saben contar y los que no.

Camarero: Qué quiere usted de comer?
Homer: El filete más grande que haya.
Camarero: Y de beber?
Homer: Albóndigas.

-¡¿¡Operadora!?! ¿Cuál es el número del 091?”:





jueves, 23 de agosto de 2007

Words

Words, The Christians.

http://youtube.com/watch?v=kPp_0sOZr4E


If i could find words
To tell you i'm sorry
Make you understand
I mean just what i say

After all that i've heard
Why should i worry
When we ride the fine line
Between love and hate

If i had been wise
well how could i doubt you
now i'm all alone
my life in disarray

but try as i might
i can't live without you
so i cling to the hope
of a bright brighter day

oh i know we've been through this all before
how can i prove my love for you is real
no i can't do anymore
if i could only find words

and still he has dreams
and still i must learn to cope
absurd as it seems
i still have hope

if i had good sense
and heed all the warnings
i would let it be
and leave all well alone

but there's no recompense
for waking up mornings
feeling sure it's myself
who's the foolish one

yes i know we've been through this all before
how can i prove my love for you is real
no i can't do anymore

sábado, 18 de agosto de 2007

Under the Boardwalk

Para E., a quien tanto le gusta esta versión, y al que tanto le gusta cantar, con karaoke y todo:

The Drifters - Under The Boardwalk

Las fotos del Che

El Che en catalán

Santiago Roncagliolo
Hace un año, durante una tertulia literaria en un hotel del Barrio Gótico, me quedé mirando a un argentino que me resultaba familiar. Por mucho que me esforzaba, no conseguía reconocerlo, pero estaba seguro de haberlo visto en algún lugar, incluso de haberlo frecuentado. Finalmente, durante una pausa para café, no pude más y le pregunté:

-Perdone ¿no nos conocemos?

-Seguro que sí. Yo soy el Che Guevara.

-Ya.

Pensé que era un borde y lo olvidé. Pero semanas después, caminando por la Rambla, volví a verlo. Estaba de pie encima de un pedestal. Iba todo pintado de camuflaje y llevaba un libro en la mano. Recitaba un encendido discurso sobre el imperialismo mientras unos turistas gringos le echaban monedas en un sombrero. Era el Che Guevara, de verdad. Y estaba llamando a la insurrección. Aunque en ese preciso momento, atraían más público en la Rambla el astronauta y el hada de los bosques.

Llegó el verano, y un amigo que vive en Sitges me invitó a su casa. Cuando bajamos a la playa, me mostró orgulloso su kit completo de guerrillero cubano: tenía una toalla, un bañador, un vaso congelante y una pelota de playa del Che:

-Todo un revolucionario –le comenté.

-Soy un capitalista rabioso –me respondió-, o por lo menos, un fetichista. Colecciono gilipolleces con la cara del Che. Me falta el famoso reloj Swatch. Será muy famoso, pero no lo encuentro por ninguna parte.

Desde entonces, no he dejado de ver al Che por las calles de Barcelona y alrededores. Lo veo en los lugares más inesperados: en los patinetes de los skaters frente al MACBA, tatuado en el brazo de Maradona, dibujado con chocolate en una camiseta. Puede llevar el rostro de Gael García Bernal, Benicio del Toro o Antonio Banderas. Hay “Ches” para todos los gustos, y cada quién tiene el suyo. Hay el Che para estudiantes, para la tercera edad, para enfermeras o para empresarios. Si no tienes a tu Che, no eres nadie. Yo estoy esperando que programen alguna serie de dibujos animados sobre él.

La última vez que lo vi fue en casa de una chica que me invitó a cenar. Ella vive en el Eixample, en un ático con una terraza que mira a la Sagrada Familia. Y con ella, por supuesto, vive el Che. Su apartamento está lleno de fotos del guerrillero. Hay una en el estante de los libros, otra en su cuarto y una, la más grande, en el baño, frente al water.

-¿Y no tienes alguna foto de tu madre? –le pregunté.

-No, por Dios. Mi madre es muy fea. En cambio, el Che es guapísimo.

-¿No tienes fotos de guerrilleros feos?

-Ni de coña.

-¿Y guapos? Fidel era guapo ¿No?

-Ya, pero el Che se murió, así que será joven para siempre. Todas sus imágenes son así. ¿A quién quieres ver tú todas las mañanas? ¿al Che en la selva con uniforme de campaña? ¿O a Fidel en un hospital con un chándal Adidas?

Por eso me gusta la imagen de esas dos señoras bailando en su aniversario en Santa Coloma de Gramanet. Supongo que es la mejor foto posible del Che. Y no porque ellas representen el espíritu de la lucha obrera. Ni porque recuerden su significado político. En realidad, esa es la mejor imagen del Che porque es la única en la que no aparece su rostro, un rostro que en realidad, hace mucho que no le pertenece.




Blog/Barcelona, http://blogs.elboomeran.com/roncagliolo/

jueves, 16 de agosto de 2007

Para dejarse definir



AH, QUE TÚ ESCAPES

Ah, que tú escapes en el instante
en el que ya habías alcanzado tu definición mejor.
Ah, mi amiga, que tú no quieras creer
las preguntas de esa estrella recién cortada,
que va mojando sus puntas en otra estrella enemiga.
Ah, si pudiera ser cierto que a la hora del baño,
cuando en una misma agua discursiva
se bañan el inmóvil paisaje y los animales más finos:
antílopes, serpientes de pasos breves, de pasos evaporados,
parecen entre sueños, sin ansias levantar
los más extensos cabellos y el agua más recordada.
Ah, mi amiga, si en el puro mármol de los adioses
hubieras dejado la estatua que nos podía acompañar,
pues el viento, el viento gracioso,
se extiende como un gato para dejarse definir.

José Lezama Lima - Cuba (1910 - 1976)


(Fotografía tomada por esta menda lerenda).

Ayer por la tarde



(Fotografía hecha por esta menda lerenda).

miércoles, 15 de agosto de 2007

Leer por placer



¿La buena vida? “Leer por placer es un hábito que languidece”

Según una encuesta, citada por Nora Bär en el diario La Nación y realizada en los Estados Unidos, leer por placer es un hábito que languidece, y la tendencia, al parecer es generalizada, no importa la región del planeta donde se mida.

Muchos desde hace algún tiempo tienden a pensar y sostener que cada vez se lee menos pero esta vez hay cifras. Se trata de una medición llevada adelante por el Fondo Nacional de las Artes norteamericano que afirma, entre otras cosas, que las personas que leen por placer tienen más posibilidades que las que no lo hacen de visitar museos e ir a funciones de música, casi tres veces más posibilidad de hacer trabajo de voluntariado y solidario, y casi el doble de posibilidad de ir a espectáculos deportivos. Los lectores son activos, mientras que los no lectores -más de la mitad de la población, al menos en los Estados Unidos- se han establecido en la apatía.


A propósito de estos datos revelados, el escritor Andrew Solomon en una columna publicada el diario The New York Times interpreta que existe un abismo entre "aquellos para quienes la vida es una constante cosecha de experiencia y conocimientos frescos, y aquellos para los que la madurez es un proceso de atrofia mental".

Y añadió que a diferencia de los medios electrónicos que ofrecen información “procesada”, la lectura es activa, requiere esfuerzo, concentración y atención, y estimula el razonamiento y el sentimiento. "La mayoría de la gente usa la televisión como un medio para apagar su mente, no para encenderla", ilustró

Solomon se pregunta: "¿Cuál es el sentido de tener una población que puede leer, pero no lo hace? Necesitamos enseñar a las personas no sólo cómo leer, sino también por qué. El desafío no es hacer que la gente lea más, sino que quiera leer más".

Un cita imperdible que hace Solomon, finalmente, del escritor Franz Kafka: "Un libro debe ser un hacha de hielo para romper los mares congelados dentro de nuestra alma".

Fuente: La Nación



Publicado por Pablo Mancini el Septiembre 1, 2004 08:37 PM | TrackBack



lunes, 13 de agosto de 2007

El Otro Yo

La Sombra, Pablo Ruiz Picasso.


El Otro Yo

Mario Benedetti

Se trataba de un muchacho corriente: en los pantalones se le formaban rodilleras, leía historietas, hacía ruido cuando comía, se metía los dedos a la naríz, roncaba en la siesta, se llamaba Armando Corriente en todo menos en una cosa: tenía Otro Yo.

El Otro Yo usaba cierta poesía en la mirada, se enamoraba de las actrices, mentía cautelosamente , se emocionaba en los atardeceres. Al muchacho le preocupaba mucho su Otro Yo y le hacía sentirse imcómodo frente a sus amigos. Por otra parte el Otro Yo era melancólico, y debido a ello, Armando no podía ser tan vulgar como era su deseo.

Una tarde Armando llegó cansado del trabajo, se quitó los zapatos, movió lentamente los dedos de los pies y encendió la radio. En la radio estaba Mozart, pero el muchacho se durmió. Cuando despertó el Otro Yo lloraba con desconsuelo. En el primer momento, el muchacho no supo que hacer, pero después se rehizo e insultó concienzudamente al Otro Yo. Este no dijo nada, pero a la mañama siguiente se habia suicidado.

Al principio la muerte del Otro Yo fue un rudo golpe para el pobre Armando, pero enseguida pensó que ahora sí podría ser enteramente vulgar. Ese pensamiento lo reconfortó.

Sólo llevaba cinco días de luto, cuando salió a la calle con el propósito de lucir su nueva y completa vulgaridad. Desde lejos vio que se acercaban sus amigos. Eso le lleno de felicidad e inmediatamente estalló en risotadas.

Sin embargo, cuando pasaron junto a él, ellos no notaron su presencia. Para peor de males, el muchacho alcanzó a escuchar que comentaban: «Pobre Armando. Y pensar que parecía tan fuerte y saludable».

El muchacho no tuvo más remedio que dejar de reír y, al mismo tiempo, sintió a la altura del esternón un ahogo que se parecía bastante a la nostalgia. Pero no pudo sentir auténtica melancolía, porque toda la melancolía se la había llevado el Otro Yo.

domingo, 12 de agosto de 2007

Reír por no llorar

Dedicado a "Anónimo".

Detalle de una gargola en Notre Dame

Cómo acercarse a las fábulas

Augusto Monterroso

Con precaución, como a cualquier cosa pequeña. Pero sin miedo. Finalmente se descubrirá que ninguna fábula es dañina, excepto cuando alcanza a verse en ella alguna enseñanza. Esto es malo.
Si no fuera malo, el mundo se regiría por las fábulas de Esopo; pero en tal caso desaparecería todo lo que hace interesante el mundo, como los ricos, los prejuicios raciales, el color de la ropa interior y la guerra; y el mundo sería entonces muy aburrido, porque no habría heridos para las sillas de ruedas, ni pobres a quienes ayudar, ni negros para trabajar en los muelles, ni gente bonita para la revista Vogue.

Así, lo mejor es acercarse a las fábulas buscando de qué reír.

-Eso es. He ahí un libro de fábulas. Corre a comprarlo. No, mejor te lo regalo: verás, yo nunca me había reído tanto.

FIN

sábado, 11 de agosto de 2007

Hoy



(Autora de la fotografía, esta menda lerenda).

martes, 7 de agosto de 2007

When Graphic Artists Get Bored

Pobreza






" Para quienes conciben la historia como una competencia, el atraso y la miseria de América Latina no son otra cosa que el resultado de su fracaso. Perdimos; otros ganaron. Pero ocurre que quienes ganaron, ganaron gracias a que nosotros perdimos: la historia del subdesarrollo de América Latina integra, como se ha dicho, la historia del desarrollo del capitalismo mundial. Nuestra derrota estuvo siempre implícita en la victoria ajena; nuestra riqueza ha generado siempre nuestra pobreza para alimentar la prosperidad de otros: los imperios y sus caporales nativos. En la alquimia colonial y neocolonial, el oro se transfigura en chatarra, y los alimentos se convierten en veneno. Potosí, Zacatecas y Ouro Preto cayeron en picada desde la cumbre de los esplendores de los metales preciosos al profundo agujero de los socavones vacíos, y la ruina fue el destino de la pampa chilena del salitre y de la selva amazónica del caucho; el nordeste azucarero de Brasil, los bosques argentinos del quebracho o ciertos pueblos petroleros del lago de Maracaibo tienen dolorosas razones para creer en la mortalidad de las fortunas que la naturaleza otorga y el imperialismo usurpa. La lluvia que irriga a los centros del poder imperialista aboga los vastos suburbios del sistema. Del mismo modo, y simétricamente, el bienestar de nuestras clases dominantes - dominantes hacia dentro, dominadas desde fuera- es la maldición de nuestras multitudes condenadas a una vida de bestias de carga."
Eduardo Galeano
Las venas abiertas de América Latina (fragmento)

sábado, 4 de agosto de 2007

Dos regalos recibidos y París, esperándome.

Sous le ciel de Paris (con un toque de jazz). Gracias, Neuronal.
http://u1.ipernity.com/u/2/60/E1/450912.1db8b2ae1.p.mp3




La Torre, al ocaso, después de un día lluvioso. Gracias, Nemeth.

jueves, 2 de agosto de 2007

Brother and sister



Edward Potthast (American, 1857-1927), Brother and Sister, ca. 1915. Oil on canvas, 24-1/8 x 20-1/8 inches. Courtesy of Cincinnati Art Museum. Bequest of Mr. and Mrs. Walter J. Wichgar, 1978.333.
Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Entradas populares


¡Gracias, Kira!

Gracias, Athena, con todo mi cariño, mi admiración y mi vergüenza por no haber visto el premio en su momento

¡Locos por los gatos!

¡Locos por los gatos!
¿Te apuntas?

Flores contra el Cáncer / Flowers against Cancer

Flores contra el Cáncer / Flowers against Cancer
Antoni Lozano

No compres, ¡adopta!

ÚNETE AL "MANIFIESTO POR LA SOLIDARIDAD" HACIENDO CLICK EN LA IMAGEN

¡ ¡ ¡ ¡ T E S O R O S ! ! ! !

¡ ¡ ¡ ¡ T E S O R O S ! ! ! !
¡Gracias, Candela!

¡Gracias, Alma Cándida!

¡Gracias, Alma Cándida!

¡Gracias, Lisebe!

¡Gracias, Candela! Algún día iré a Limerick...

¡Graciñas, Lisebe!

¡Gracias, Candela!

¡Gracias, Catman!

¡Gracias, P Vázquez "ORIENTADOR"!

¡Gracias de nuevo, P Vázquez "ORIENTADOR"!

PREMIO AL RETO "EN SEIS PALABRAS". ¡Gracias, Candela!

¡Gracias, BLAS!

¡Gracias, Nico!

Rosa Amiga por ser una cuentista

Rosa Amiga por ser una cuentista
¡Gracias, Groucho!

¡Gracias, P.Vázquez Orientador!

Lo encontré, por fin; ¡Gracias, Catman!

¡Gracias, Luis Antonio!

¡Gracias, Toupeiro!

¡Gracias, BLAS!

¡Gracias, Ababoll!