FAUVEROS

domingo, 19 de abril de 2009

Infinito infinito



Ocean greyness, 1953, Jackson Pollock.



(…) Había de todo /
Pero no había un final. Lo que no vi es donde terminaba todo aquello. El final del mundo /

Imagínate: un piano. Las teclas empiezan. Las teclas acaban. Tú sabes que hay ochenta y ocho, sobre eso nadie puede engañarte. No son infinitas. Tú eres infinito, y con esas teclas es infinita la música que puedes crear. Ellas son ochenta y ocho. Tú eres infinito. Eso a mí me gusta. Es fácil vivir con eso. Pero si tú /
Pero si yo subo a esa escalerilla, y frente a mí /
Pero si yo subo a esa escalerilla, y frente a mí se extiende un teclado con millones de teclas, millones y trillones /
Millones y trillones de teclas, que nunca se terminan y ésa es la verdad, que nunca se terminan y que ese teclado es infinito /
Si ese teclado es infinito, entonces /
En ese teclado no hay una música que puedas tocar. Te has sentado en un taburete equivocado: ese es el piano en el que toca Dios /
¡Por los clavos de Cristo! Pero ¿tú viste aquellas calles? /
Contando sólo las calles, las había a millares, ¿cómo os arregláis para escoger una? /
Para escoger una mujer /
Una casa, una tierra que sea la vuestra, un paisaje para mirar, una forma de morir /
Todo ese mundo /
Ese mundo encima que ni siquiera sabes dónde acaba /
Y cuánto hay /
¿No tenéis miedo de acabar destrozados sólo con pensar en esa enormidad, sólo con pensar en ella? Y para vivirla… /
Yo nací en este barco. Y por aquí pasaba el mundo, pero a razón de dos mil personas cada vez. Y aquí había también deseos, pero no más de los que caben entre una proa y una popa. Tocabas tu felicidad sobre un teclado que no era infinito.
Así lo aprendí yo. La tierra es un barco demasiado grande para mí. Es un viaje demasiado largo. Es una mujer demasiado hermosa. Es un perfume demasiado intenso. Es una música que no sé tocar. Perdonadme. Pero no voy a bajar. Dejadme volver atrás.
Por favor /
/
/
/
/
/
Ahora intenta comprenderme, hermano. Intenta comprenderme, si puedes /
Todo ese mundo en mis ojos /
Terrible, pero hermoso /
Demasiado hermoso /
Y el miedo que me hacía retroceder /
El barco, de nuevo y para siempre /
Pequeño barco /
Ese mundo en los ojos, todas las noches, de nuevo /
Fantasmas /
Podrías morir si los dejaras actuar /
Las ganas de descender /
El miedo a hacerlo /
Así te vuelves loco /
Loco /
Tienes que hacer algo, y yo ya lo he hecho /
Primero lo imaginé /
Después lo hice /
Cada día, durante años /
Doce años /
Millones de momentos /
Un gesto invisible y lentísimo /
Yo, que no fui capaz de bajar de este barco, para salvarme me bajé de mi vida.

No estoy loco, hermano. No estamos locos cuando hemos encontrado el sistema para salvarnos. Somos astutos como animales hambrientos. La locura no tiene nada que ver. Eso es el genio. Es la geometría. Perfección. Los deseos estaban destrozándome el alma. Podía vivirlos, pero no lo conseguí.
Así que entonces los conjuré.
Y uno a uno los fui dejando detrás de mí. Geometría. Un trabajo perfecto. A todas las mujeres del mundo las conjuré tocando una noche entera para una mujer, una, la piel transparente, las manos sin joyas, las piernas delgadas, movía la cabeza al compás de mi música, sin una sonrisa, sin bajar la mirada, nunca, una noche entera, cuando se levantó no fue ella la que salió de mi vida, fueron todas las mujeres del mundo. Al padre que nunca voy a ser lo conjuré contemplando morir a un niño, durante días, sentado a su lado, sin perderme nada de aquel terrible espectáculo hermosísimo, quería ser la última cosa que viera en este mundo, cuando se marchó, mirándome a los ojos, no fue él quien se marchó, fueron todos los hijos que nunca tendré. La tierra que era mi tierra, en algún rincón del mundo, la conjuré escuchando cantar a un hombre que venía del norte, y cuando lo escuchabas, veías, veías el valle, las montañas que lo rodeaban, el río que descendía lentamente, la nieve de invierno, los lobos por la noche, cuando aquel hombre acabó de cantar, acabó mi tierra, para siempre, dondequiera que se encuentre. Los amigos que deseé los conjuré tocando contigo y para ti aquella noche, en la cara que ponías, en los ojos, los vi, a todos ellos, a mis queridos amigos, cuando te marchaste, se fueron contigo. Dije adiós a la maravilla cuando vi los descomunales icebergs del mar del Norte desmoronarse derrotados por el calor, dije adiós al milagro cuando vi reír a los hombres que la guerra había destrozado, dije adiós a la rabia cuando vi llenar este barco de dinamita, dije adiós a la música, a mi música, el día que conseguí tocarla toda en una sola nota de un instante, y he dicho adiós a la alegría, conjurándola, cuando te he visto entrar aquí. No es locura, hermano. Geometría. Es un trabajo de cincel. He desmontado la infelicidad. He desenhebrado mi vida de mis deseos. Si pudieras recorrer mi camino, los encontrarías uno tras otro, conjurados, inmóviles, detenidos para siempre señalando la ruta de este extraño viaje que a nadie nunca conté, salvo a ti/
(…)

Novecento, La leyenda del pianista en el océano. Alessandro Baricco.

(Compactos Anagrama: precio editor: 6,00 €)

18 comentarios:

Mª JOSE. dijo...

Precioso texto.Me gusta la manera de expresarse...
Besos
M.J

Parsimonia dijo...

Es un poco desconcertante, pero abre un abismo de interpretaciones.
Un saludo.

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Esa pedazo de libro pecadorrr de Novecento.

Va a ver que leerlo.

Cariño enhorabuena por tus MAritoñis.

Eres un encanto te mando mi agradecimiento por ser como eres: UNICA e Insustituible.

BEsos

Eponine dijo...

Qué cosas más intelectuales escribes, niña. Y yo qué pensaba que eras tontica...

PD- Ganaste las maritoñis con trampas ¡estafadora! ¡no te las mereces!

Enrique Perez dijo...

Esta chevere ..muchos pensamientos juntos.

Salud!

SUSANA dijo...

Como tremenda lectora que sos, sabés que a veces, los libros, incluso fragmentos de ellos, llegan insospechadamente "certeros" en un momento de nuestras vidas. Así fue hoy con Alessandro Baricco.

Gran Entrada Querida Fauve!

Y tremendo besazo mi Amiga!


PD: Me he reído mucho con Vos Divina! Por cierto, de Relato ni noticias!

Marcelo dijo...

Vine, leí, saludé.

BLAS dijo...

Madre mía, qué maravilla, Alessandro Baricco y Jackson Pollock unidos en un post... Me he quedado sin palabras!
Saludos!!

Groucho dijo...

PASATE POR MI CASA A RECOGER UNA ROSA - LA ROSA AMIGA - QUE TENGO PARA TI.

Fauve, la petite sauvage dijo...

Gracias, María José. Pues ¡anímate a leerlo! Besos

Pues sí, Parsimonia, pero sólo porque así lo quise yo al escoger ese fragmento en concreto, y no para quien lea el libro o lo haya leído. Lo hice consciente y premeditadamente para canalizar mi arte con esta forma de expresión, uniendo ese párrafo al cuadro(¡Ole! Es que no tengo abuela).

Luz de Gas, sí, vas a tener que leerlo... (¿va a ver? juas juas juas, te pillé... ponte colorado, jeje). Gracias por la enhorabuena, pero aún no me quedó muy claro si soy la ganadora o no, son tan contradictorias las informaciones... Si gané, gané; pero si no, pues como la vez anterior; yo, honesta y consecuente, ¡fairplay! Faltaría más. Soy única como todos, e insustituíble no hay nadie. Besazos.

Eponine, ¡si lo he copiado! Además de burra, inculta; filliña, ¡no tienes arreglo! Ni remedio: eres un caso perdido... Ni el doctor Freud podría ayudarte, ni le dones tu cerebro a la cienca, pues en donde no hay nada, nada se puede encontrar... ¡Te quierooooooo!

Enrique Pérez, con eso juego, con los pensamientos juntos y unidos al cuadro; todo copiado pero todo a mi manera; me alegra mucho que lo encuentres chévere ;-)

Susana, qué grande sos, ¡vos sí que sabés! Me llamaste señora y ahora te lo llamo yo a ti: eres una verdadera dama. Y encima has dado en la diana, justo en el centro, como bien sabés. Mil gracias POR TODO.
Pd.- ¿Relato? ¿Qué Relato?

Marcelo: sos ¡grande! Enorme, que no mayor ;-)

BLAS: ¿te he dicho alguna otra vez que "¡lo sabía!? ;-) Qué gustazo y placer enorme coincidir en gustos y delicias varias tantas veces.

Grouchoooo, ¿más rosas? ¡voy corriendo! Y de paso le hago una visita a Bruno ;-)

Fauve, la petite sauvage dijo...

Infinita es la alegría que tengo al haberse aclarado el entuerto y resultar ganadora en el concurso de Maritoñis en el programa de radio de Luz de Gas, ¡ahora sí que tengo una sonrisa de oreja a oreja!
Quiero compartir con vosotros... la sonrisa y la alegría, que no las maritoñis, ¡que me las voy a comer tooooodaaaaaas! xDDDDDD

mara y cuyá dijo...

Basta, Fauviña, basta!!!
Tendré que dejar de visitarte o los libros me dirán Adiós a mí, cuando se desmoronen sobre mi cabeza.
Me tientas, me tientas...

Felicitaciones por el premio!!!
Guarda algunos para compartir con tu amiga de Rosario. No te parece que así sabrán más ricos los Maritoñis?

Fauve, la petite sauvage dijo...

¡Gracias, Mara! Vente, que tomaremos las maritoñi con un matecito rico rico... Mira, no conozco ninguno de los dos manjares, seguro que serán gloria pura, y más en tu compañía.
¿Te mando ofertas de vuelos?

mara y cuyá dijo...

Síiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii....y el pasaje

Fernando dijo...

Qué peculiar...
El texto combinado con el Pollock ha quedado divino de la muerte divina. Puedo hacer de abuela, si te sirve.
Otro beso.

Fauve, la petite sauvage dijo...

Querida abuelita Fernando; acabo de percatarme por qué no había contestado tus comentarios del día 23: ese día lo pasé entero durmiendo... seguramente el 24 leí tus comentarios en los mensajes y los dejé "para luego" y de ahí mi despiste, que no olvido, ya que los daba por contestados (al haberlos leído y pensado lo que te iba a decir).
Estoy completamente de acuerdo contigo, aunque ahora que tengo abuela debo empezar a ser más modesta ;-)
Besos.

Fernando dijo...

Me gusta el papel de abuela. Modestia aparte :D

Fauve, la petite sauvage dijo...

xDDDDD. Sí, debe de ser maravilloso ser abuela. Tú no podrás serlo; yo, creo que tampoco.
Pero siempre nos quedará lo virtual...

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Entradas populares


¡Gracias, Kira!

Gracias, Athena, con todo mi cariño, mi admiración y mi vergüenza por no haber visto el premio en su momento

¡Locos por los gatos!

¡Locos por los gatos!
¿Te apuntas?

Flores contra el Cáncer / Flowers against Cancer

Flores contra el Cáncer / Flowers against Cancer
Antoni Lozano

No compres, ¡adopta!

ÚNETE AL "MANIFIESTO POR LA SOLIDARIDAD" HACIENDO CLICK EN LA IMAGEN

¡ ¡ ¡ ¡ T E S O R O S ! ! ! !

¡ ¡ ¡ ¡ T E S O R O S ! ! ! !
¡Gracias, Candela!

¡Gracias, Alma Cándida!

¡Gracias, Alma Cándida!

¡Gracias, Lisebe!

¡Gracias, Candela! Algún día iré a Limerick...

¡Graciñas, Lisebe!

¡Gracias, Candela!

¡Gracias, Catman!

¡Gracias, P Vázquez "ORIENTADOR"!

¡Gracias de nuevo, P Vázquez "ORIENTADOR"!

PREMIO AL RETO "EN SEIS PALABRAS". ¡Gracias, Candela!

¡Gracias, BLAS!

¡Gracias, Nico!

Rosa Amiga por ser una cuentista

Rosa Amiga por ser una cuentista
¡Gracias, Groucho!

¡Gracias, P.Vázquez Orientador!

Lo encontré, por fin; ¡Gracias, Catman!

¡Gracias, Luis Antonio!

¡Gracias, Toupeiro!

¡Gracias, BLAS!

¡Gracias, Ababoll!