FAUVEROS

miércoles, 12 de agosto de 2009

Tengo un animal curioso, mitad gatito, mitad cordero.



Tengo un animal curioso, mitad gatito, mitad cordero. Es una herencia de mí padre.
En mi poder se ha desarrollado del todo; antes era más cordero que gato. Ahora es mitad y mitad. Del gato tiene la cabeza y garras; del cordero el tamaño y la forma corporal; de ambos tiene los ojos, que son llameantes y dulces, el pelaje suave y ajustado al cuerpo, los movimientos a la par saltarines y furtivos. Echado al sol, en el alfeizar de la ventana, se hace un ovillo y ronronea; en el campo corre como un loco y nadie lo alcanza. Huye de los gatos y quiere atacar a los corderos. En las noches de luna su paseo favorito es la canaleta del tejado. No sabe maullar y abomina de los ratones. Horas y horas pasa en acecho ante el gallinero, pero jamás ha cometido un asesinato.
Lo alimento con leche; es lo que le sienta mejor. A grandes tragos sorbe la leche entre sus dientes de animal de presa. Naturalmente es un gran espectáculo para los niños. La hora de visita es los domingos por la mañana. Me siento con el animal en las rodillas y me rodean todos los niños de la vecindad.
Se plantean entonces las más extraordinarias preguntas, que no puede contestar ningún ser humano:
Por qué hay un solo animal así , por qué soy yo su poseedor y no otro, si antes ha habido un animal semejante y qué sucederá después de su muerte, si no se siente solo, por qué no tiene hijos, cómo se llama, etcétera. No me tomo el trabajo de contestar; me limito a exhibir mi propiedad, sin mayores explicaciones. A veces las criaturas traen gatos; una vez llegaron a traer dos corderos. Contra sus esperanzas no se produjeron escenas de reconocimiento. Los animales se miraron con mansedumbre desde sus ojos animales, y se aceptaron mutuamente como un hecho divino. En mis rodillas el animal ignora el temor y el impulso de perseguir. Acurrucado contra mí , es como se siente mejor. Se apega a la familia que lo ha criado. Esa fidelidad no es extraordinaria; es el recto instinto de un animal, que aunque tiene en la tierra innumerables lazos polí ticos, no tiene uno solo consanguí neo, y para quien es sagrado el apoyo que ha encontrado en nosotros.
A veces tengo que reí rme cuando resuella a mi alrededor, se me enreda entre las piernas y no quiere apartarse de mí . Como si no le bastara ser gato y cordero quiere también ser perro. Una vez -eso le acontece a cualquiera- yo no veí a modo de salir de dificultades económicas, ya estaba por acabar con todo. Con esa idea me hamacaba en el sillón de mi cuarto, con el animal en las rodillas; se me ocurrió bajar los ojos y vi lágrimas que goteaban en sus grandes bigotes. ¿Eran suyas o mí as? ¿Tiene este gato de alma de cordero el orgullo de un hombre? No he heredado mucho de mi padre, pero vale la pena cuidar este legado.
Tiene la inquietud de los dos, la del gato y la de cordero, aunque son muy distintas. Por eso le queda chico el pellejo. A veces salta al sillón, apoya las patas delanteras contra mi hombro y me acerca el hocico al oí do. Es como si me hablara, y de hecho vuelve la cabeza y me mira deferente para observar el efecto de su comunicación. Para complacerlo hago como si lo hubiera entendido y muevo la cabeza. Salta entonces al suelo y brinca alrededor.
Tal vez la cuchilla del carnicero fuera la redención para este animal, pero él es una herencia y debo negársela. Por eso deberá esperar hasta que se le acabe el aliento, aunque a veces me mira con razonables ojos humanos, que me instigan al acto razonable.

6 comentarios:

maracuyá dijo...

Fauviña!!! Qué buen relato trajiste!!! Ese híbrido hermoso, acompañado de las fotos de Max. Mirá donde está!!! es un gato amante de la literatura...justo el gato para vos y vos justo la dueña para él. Imagínate que viviera en una casa sin libros.

Es hermosísimo este texto. Casi me lo pierdo, es que ha salido debajo, con una fecha de agosto.

Recuerdo que el año pasado, una maestra se lo contó a los niños...los trabajos que han hecho contando de sus animalitos, hubo pájarosgatos, perrospeces...y ya ni recuerdo, con unas historias sorprendentes.

Los niños se plantean las más extraordinarias preguntas (que a ningún adulto se le ocurren), y si los escuchas y los estimulas también te dan extraordinarias respuestas. Ay, me fui del tema, qué raro, no?.

Me encantó pasar por aquí (cambia la fecha Fauviña, que es una lástima que se lo pierdan los demás).

Besitos de yo, animal curioso, mitad yaguareté feroz y mitad?...a ver, juégate, juégate...

Fauve, la petite sauvage dijo...

Mitad yaguareté (aunque ellos también tienen su lado tierno, ay) y mitad... ¡maracuyá! Pero si me lo pones en bandeja... jijiji, que las plantas también son seres vivos y también las adoro, ya sean árboles, arbustos, plantitas, macetitas o yerbas, ¡hasta los yerbajos me gustan! De hecho nunca entendí eso de "ser un cardo borriquero" para referirse a alguien muy feo porque la flor del cardo borriquero es una de las cosas más preciosas que hay.
En fin, esta entrada salió cuando tenía que salir; anoche estaba haciendo limpieza de borradores que no llegué a publicar por estar inacabados y veo que me he confundido y que les di a todos (¿todos?) a publicar en vez de a borrar... En este faltaba, además de otras fotos que muestren cómo Max aprendió a subir como un gato a lo alto a través de la librería nueva, y pudo desarrollarse lo suficiente para saltar a la vieja, entre otras cosas, mencionar que el texto es de Kafka, y que yo decía que mi gato era mitad gato y mitad cordero antes de conocer el texto, aunque también es mono, perro, humano, y yo qué sé cuántos animales en uno... Ahora tiene una compañera y está cambiando, pero para bien, cosa que parecía ya imposible (de lo estupendo que era) y son una pareja formidable que me llena de alegría.
Un beso y muchísimas gracias por tus piropos, siempre tan cariñosa y simpática, Sú.

maracuyá dijo...

Yaguamaracuyá...queda lindo, no?

Tendría que definir ahora qué clase de ser es ése, pero me parece que es tarea imposible.


Ay, esa parejita feliz...qué lindo!!!

Besotes

Fauve, la petite sauvage dijo...

Yaguaretemaracuyamisú.

Groucho dijo...

QUIZAS ESTE SIN ACABAR Y PUBLICARLO HAYA SIDO UN FANTASTICO ERROR. ME GUSTA... MUCHO.
BESOS A MAX Y A NUESTRA SOON Y POR SUPUESTO A LA PEQUEÑA SALVAJE.

Fauve, la petite sauvage dijo...

Sin quizás; has dado en el clavo, Pablito -digo Groucho.

Cuando tengo cualquier interrupción mientras hago una entrada, la guardo, como todo el mundo; pero donde ya no soy como todo el mundo es en la continuación; luego me da pereza o me olvido o empiezo por otra que se me ocurre o... y así quedan perdidas por ahí; el otro día me percaté de que tenía un montón de borradores-entradas inacabadas y las quise eliminar pero por un lapsus (fijo que fue un lapsus, jaja, o a lo mejor estaba un poco en la berza...) le di a todas (¿todas? ya no puedo saberlo) a publicar en vez de a eliminar.
Salió lo que salió, y así quedará, hala.
Gracias por tus siempre hermosísimas palabras.

¿Es Violant medio corderita?

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Entradas populares


¡Gracias, Kira!

Gracias, Athena, con todo mi cariño, mi admiración y mi vergüenza por no haber visto el premio en su momento

¡Locos por los gatos!

¡Locos por los gatos!
¿Te apuntas?

Flores contra el Cáncer / Flowers against Cancer

Flores contra el Cáncer / Flowers against Cancer
Antoni Lozano

No compres, ¡adopta!

ÚNETE AL "MANIFIESTO POR LA SOLIDARIDAD" HACIENDO CLICK EN LA IMAGEN

¡ ¡ ¡ ¡ T E S O R O S ! ! ! !

¡ ¡ ¡ ¡ T E S O R O S ! ! ! !
¡Gracias, Candela!

¡Gracias, Alma Cándida!

¡Gracias, Alma Cándida!

¡Gracias, Lisebe!

¡Gracias, Candela! Algún día iré a Limerick...

¡Graciñas, Lisebe!

¡Gracias, Candela!

¡Gracias, Catman!

¡Gracias, P Vázquez "ORIENTADOR"!

¡Gracias de nuevo, P Vázquez "ORIENTADOR"!

PREMIO AL RETO "EN SEIS PALABRAS". ¡Gracias, Candela!

¡Gracias, BLAS!

¡Gracias, Nico!

Rosa Amiga por ser una cuentista

Rosa Amiga por ser una cuentista
¡Gracias, Groucho!

¡Gracias, P.Vázquez Orientador!

Lo encontré, por fin; ¡Gracias, Catman!

¡Gracias, Luis Antonio!

¡Gracias, Toupeiro!

¡Gracias, BLAS!

¡Gracias, Ababoll!