FAUVEROS

sábado, 20 de diciembre de 2008

Regalos de Navidad

Quizás los Reyes Magos o Papá Noel traigan este año un animalito a casa de regalo.

Pero hay que saber distinguir que los animales no son juguetes aunque sean regalos.
Tienen unas necesidades físicas y de afecto, necesitan los cuidados adecuados y una inversión en suministros y juguetes y consultas veterinarias y vacunas, y necesitan de nuestro tiempo y dedicación.

El que tiene un animal como compañero debe saber que su responsabilidad es total ¡y por ley! (aunque es lógico, mirad las cartillas de los animales) y que debe cuidarlo como se merece; de hecho verá recompensado su "no esfuerzo" porque los animales son agradecidos, y los que parece que no lo son seguramente tienen el motivo en el "amo" que hace algo mal sabiéndolo o no.

Por otra parte, los animales no se compran ni se venden. Sí su pedigree, así que si quieres un gato o un perro de raza legítima -con papeles y líneas y tal, entonces deberás pagarlo, así como las personas debemos hacerlo con los títulos nobiliarios, grandezas, realezas y demás.
Pero la raza no garantiza un carácter: cada ejemplar, como cada persona, tiene el suyo.

Y hay muchísimos animales esperando ser adoptados. Animales abandonados porque sus "dueños" se olvidaron de que los cachorros crecen, o no supieron qué hacer con ellos al irse de vacaciones, o los dejaron de querer, o se olvidaron de que son seres vivos. Otros porque ya no valen para lo que valían, como pasa con los perros cazadores o el tremendo problema de los galgos y sus crueldades asociadas.

Esto, que es terrible con cualquier animal, se agrava en el caso de los gatos, que no suelen tener ni siquiera refugios, y los cachorrillos no suelen sobrevivir porque se cobijan para pasar la noche debajo de la rueda de un coche o en el tubo de escape, con lo cual mueren a la mañana siguiente.
Lo mismo ocurre con los que son metidos en bolsas de basura y tirados a contenedores como si fueran un vasito de un yogur, o los que son metidos en sacos y lanzados a la carretera o a los ríos para que se ahoguen.
Y los que consiguen sobrevivir tienen todas las papeletas para ser atropellados. Los que van a alguna protectora probablemente tengan los días contados para ir al matadero y ser incinerados: problemas fuera.

Es por ello que recomiendo tanto la adopción, y tenéis para los que os interese un montón de enlaces en la columna destinado a ello a la izquierda de este blog, mezclados con los demás enlaces porque soy desordenada, pero ahí están.

Los animales caseros además deben ser esterilizados para evitar camadas no deseadas y que no se reproduzca el círculo vicioso del abandono... además para evitar problemas de comportamiento con el celo y de salud.

Mi gato Max fue encontrado por una buena amiga y su pareja en un parque cercano a mi casa; estaba tan aterrorizado que una cuidadora de gatos pensó que moriría por no haber visto nunca un gato tan asustado, ¡y es una especialista!
Yo estaba de viaje en Florencia y a mi vuelta me lo ofreció. Un gato negro con la cola rota de nacimiento. No tenía ni dos meses, y ya había pasado una semana en casa de la cuidadora. No lo dudé. Al mismo tiempo pensé que estaba loca; ¡yo era de perros! Y si no tengo uno ahora es porque considero que los perros no están hechos para vivir en un piso y, en el caso de que así lo hagan, hay que pasearlos horas y horas para que disfruten; creo que de esto sabéis bastante todos los que hayáis visto el programa de César Millán en la Cuatro, "El encantador de perros".

El caso es que no tenía ni idea de cómo se cuidaba un gato ni qué había que hacer. Me puse urgentemente a mirar en todas partes, en internet, a leer libros, a pedir información a conocidos... Todo fue sobre ruedas. Al principio, además de la alegría de tener al cachorrito contento y feliz en casa, tan lindo, me sentía orgullosa por haberle salvado la vida. Pero a medida que nos fuimos conociendo e interactuando me llevé la sorpresa más grande de mi vida del grado de conexión que se puede tener ¡con un gato! No sé si Max es especial; está claro que es diferente a otros gatos, pero sí que hay esa conectividad entre gatos y personas, que tantos desconocen como me pasaba a mí. Ahora mi gato es mi rey, y me avergüenzo de haber estado orgullosa por salvarle, cuando es una de las mejores cosas que he hecho en mi vida.

Y por último quiero decir que los gatos callejeros no existen: son gatos abandonados. La mayoría muere al poco, como decía hace unas líneas; los que logran sobrevivir y no son atropellados son sometidos a todo tipo de tropelías por personas intolerantes que los envenenan o torturan, ¡incluso niños! Y los típicos "locos por los gatos" que les dan comida y pensamos que fomentan los problemas de salubridad, lo que están haciendo es lo contrario: los desparasitan y vacunan, los esterilizan, les dan medicamentos que necesitan y eso por su propia cuenta, ¿quién aporta dinero a una asociación de gatos que no tiene ni siquiera un refugio? Vaya desde aquí toda mi admiración y mi aplauso a los que se dedican a esa labor, y sobre todo quiero que conozcáis un poco más el mundo de los gatos, del que tan poco sabía y tan mal estaba informada yo, porque veo a mi alrededorr que nos pasa a la mayoría y sobreviven los falsos mitos. Los gatos son limpios, limpísimos; no huelen mal; si huele es porque el dueño no limpia la arena, igual que si usa el baño y no tira de la cadena... Además hoy en día existen productos, como las arenas aglomerantes, que facilitan no sólo la tarea sino los "efectos secundarios". Los gatos son muy limpios; los gatos huelen bien y son suaves, los gatos son cariñosos y nos reclaman nuestro cariño y atención; los gatos no se comen las plantas si se les enseña y se les da hierba gatera; etc.

Un animal nos da la vida a nosotros; salvémoslos de una muerte segura, de una vida enjaulada, de una tristeza infinita por verse en una situación que no comprenden.

Podría estar horas hablando sobre esto pero creo que con este "rollito" es suficiente, en especial en estas fiestas: quiero dejar claro el mensaje que transmite mi amiga Belem: un animal es un regalo, no un juguete.

Mi clan "Locos por los gatos" en Netlog, aquí.



Maxi, cuidando a Tartaruga e intentando saber si es Petronio o Xudite...

41 comentarios:

Valentín VN dijo...

Una serie de barbaridades llevan a los humanos a disponer de la vida de los animales como si fuese un objeto que puede estorbar y tirarse a la basura. Nosotros no tenemos animales por casa (a no ser que consideremos a un servidor como un "bichejo peludo", cosa que podía ocurrir, je, je) pero somos papás postizos de una gata cuando sus dueños se van de vacaciones y nos gusta mucho cuidarla.

Fauve, la petite sauvage dijo...

Pues mira, Valentín: me alegra muchísimo tu comentario porque se me olvidó comentar ese otro aspecto: la gente que sí que ama los animales pero no quiere tenerlos en casa porque lo ve "demasiada responsabilidad". Y quería animarlos a probar con un gato... Los gatos, cuando los dueños se van de vacaciones, es mejor que permanezcan en su propia casa, ya que tienen más apego a ésta que a sus "dueños" (quizás debería decir súbditos, ya que hacen de nosotros un pandero, que se nos cae la baba con ellos) y sólo necesitan que alguna persona de confianza les deje comida o bebida de vez en cuando y limpie la arena o tengan areneros suficientes para que no estén incómodos. No sé por qué en el caso de la gata de tus amigos no hacen así, pero... ¿no te entran ganas de tener un gatito?
Animo a todo el mundo a tener uno, es increíble lo fácil que es cuidarlos y lo mucho que nos dan; después juega uno y hace lo que quieren porque... ¿quién se resiste a sus carantoñas?
Biquiños, Valentín.

Luis Antonio PÉREZ CERRA dijo...

Hay viviendas que reúnen condiciones para los animales domésticos, pero tenerlos en pisos o apartamentos, sin compañía alguna durante toda la jornada laboral me parece cruel, salvo que tú, Fauve, que entiendes mucho del tema me demuestres lo contario.

Fauve, la petite sauvage dijo...

El problema ahí está en el horario de la jornada laboral...
¿Vivimos para trabajar o trabajamos para vivir? ;-)

Luz de Gas dijo...

Cuanta razón tienes, a otro nivel es lo de tener o adoptar un niño no todo el mundo está preparado para eso.

Muchas besos.

€_r_i_K dijo...

Vaya espero que le quede claro a más de un@....
Sí lamentablemente son los animales los que sufren, los antojitos de los "humanos", dejando de serlo cuando los abandonan o los maltratan....

Un Beso.....

Fauve, la petite sauvage dijo...

Exacto, Erik: el caprichito que se compra sin pensar en las consecuencias, que a veces son nefastas pero otras son un giro en la vida maravilloso. La clave está en meditarlo y sobre todo en conocer el tema.
¡Saludos!

Fauve, la petite sauvage dijo...

Perdona, Luz de Gas, me salté mi comentario. Sí, sí que es parecido.

En mi caso, siempre quise adoptar un niño, con tantos como hay que lo pasan tan mal y necesitan un hogar, pero por una causa u otra nunca he llegado a hacerlo; sin embargo a un animal fue visto y no visto, y el resultado de la experiencia no puede ser mejor.

Cada uno tendrá sus motivos; lo que me da pena es la falta de información; me gustaría que todos conociésemos la verdadera situación de los que lo necesitan y nuestra capacidad para poder o no asumir una "carga", que también creo que no conocemos bien.

¡Saludos!

Luis Antonio PÉREZ CERRA dijo...

Fauve: Te has ido por las ramas. Lo de trabajar para vivir o vivir para trabajar no tiene nada que ver con el cuidado que requiero un animal doméstico solo durante tantas horas. Al perrito de mis vecinos, llamado Trosky, le escuchamos arañar en las puertas y gemir. Prácticamente está solo durante 9 ó 10 horas...Y no es el único.

Fauve, la petite sauvage dijo...

Lo sé, Luis, y perdona mi frivolidad por la broma no tan broma, pues habría que cuestionarse en qué sociedad vivimos que estamos todo el tiempo en el trabajo... Yo también oía a la gata del piso de abajo cuando estudiaba oposicioines todo el día llorando y la pobre iba al cuarto al que iba yo siguiéndome...
Tienes toda la razón del mundo; pero esa es una de las cuestiones que hay que plantearse precisamente a la hora de tener un animal: si se va a disponer de tiempo suficiente para dedicarle el que necesita, como dije en la entrada.
Como los que sacan a pasear a sus perros cinco minutos por la mañana y cinco por la noche... Pobriños.
Yo no tengo perro, y mira que quise tenerlo, porque no podía dedicarle el tiempo que merecería y me gustaría. Con el gato es distinto, claro que tengo un horario privilegiado y paso mucho tiempo en casa.
Y perdona si te pareció mal mi respuesta; es que yo creo que el trabajo no dignifica, y que lo que dignifica es el dinero; no en plan materialista sino en tener lo suficiente para vivir sin pasar necesidades, en vez de acumular para pagar hipotecas y préstamos y al final vivir en el trabajo...
Prefiero ganar menos y tener más tiempo libre; claro que no todo el mundo puede elegir, ni yo misma.
Biquiños.

L. dijo...

Una curiosidad para que te rías un rato, Fauve:

Hoy he puesto el pino navideño en casa, tradición reservada en esta familia a mi menda, más que nada porque nadie quiere hacerlo y me lo encasquetan (y a mí me encanta). Está de más decir que Lucas, alias "el gato Lorcitas", se ha pasado la tarde tan ricamente mirándome trabajar, seguramente pensando que le estaba quitando parte de su espacio vital con esa cosa verde tan grande en medio de "su entrada". Se ha portado bastante bien, si exceptuamos el hecho de que ha intentado robarme un Papá Noel, llevándoselo con los dientes.

Cuando he terminado se ha paseado alrededor admirando y olisqueando mi obra. Y acariciándose contra ella ya de paso. Comprobado: no le atiza a las bolas con la patita, pero al pasar se le enganchan en el rabo sin querer. ¡Su cara de frustración es para partirse! Me da que no tiene espíritu navideño.

Fer dijo...

Coincido con tu opinión, Fauve: un animal no es un juguete que pueda tirarse en cuanto nos cansemos de él. Y no me refiero sólo a perros y gatos, sino a cualquier otro bichillo viviente.
Ahora mismo Lucía y yo no podemos tener animal en el piso, pero en cuanto nos dejen y nos sobre un patio de treinta metros cuadrados me lío la manta a la cabeza y llevo a casa un husky o un cocker.
(Otra cosa es lo que diga Lucía, que desde que tiene a Lucas...).

DianNa_ dijo...

Cada día me sorprendo más de lo que las "buenas personas" son capaces de hacer... qué poco respeto por la vida.

Ando liadísima con los críos todo el día en casa, apenas tengo tiempo de Pc, pero intentaré dar un repaso a tu blog, lo que he visto me ha encantado.

Te dejo besos, niña, pasa felices días :D

Fauve, la petite sauvage dijo...

Lucía, yo no pongo absolutamente nada en mi casa y me dedico a ir a las de los demás a ver todo qué bonito... ¡Soy vaga! Me alegro de que tengas al minino tan bien enseñado, ¡enhorabuena! que esa es otra, hay que educarlos bien -aunque luego consigan de nosotros todo lo que les dé la gana). Lo de la cola no sé yo si no será una forma disimulada de "colaborar" XD. Y lo de secuestrar al papá Noel me parece genial, ¡vivan los Reyes Magos! es un genio el tío.

Fer: ¿Quién lleva los pantalones en casa? Exacto: L. (L. de Lucas, jaajajaaj) así que ya sabes lo que va a pasar perfectamente, y si no lo sabes ya te lo estoy diciendo yo. Con los perros (que seguro que Lucas sabrá convivir perfectamente y tenerlos a raya) no mires la estética sino la raza, que aunque no garantice el carácter sí que tiene unas generalidades que para el sitio al que va y la gente con la que va a estar puede que sean las convenientes o no. Ya sabes: después de S.L.Q.H. esperas un poquitín y te pasas a la 4 al encantador de perros... y a "investigar" en internet.

¡Dianna! Bienvenida, estás en tu casa, aunque ésta sea un poco cutre, y por no tirar piedras contra mí misma no diré más...

Luis, se me olvidaba: por el tiempo que pasamos trabajando no podríamos tener no sólo animales, sino que tampoco aficiones, ni descansos... ¡ni siquiera hijos! Lo que está mal es cómo hemos llegado a esta vida loca...

Esteban dijo...

Yo no soy especialmente amante d elos animales. No tengo ni siquiera un pez. Me gustan los perros pero no me siento preparado para convivir con uno porque se que es una responsabilidad!
De todos modos, me gusta tu amor por ellos...
Un abrazo,
Esteban

Fauve, la petite sauvage dijo...

Yo creo que ser amante de los animales nada tiene que ver con que te guste tenerlos en casa; de hecho muchos que abogan por la naturaleza están en contra de tener a un animal viviendo como una persona...

Además a la hora de colaborar -donando, difundiendo, aportando, buscando, preguntando, etc. es muy valioso. Mi mejor amiga se dedica a buscarles buenas casas a los animales que encuentra.

Besos, Esteban, y gracias por tu comentario.

Candela dijo...

Mi serpiente no fue rescatada, me temo. Fue comprada en una pet-shop con muy pocos mesecitos, o semanas, no se. Era muy pequeñita cunado el guiri me la regalo...

mara y cuyá dijo...

Fauve...hola
estoy recibiendo unos regalos increíbles, jamás soñados...y pensar que una a veces sueña cosas imposibles, sin saber cuánta alegría se encuentra en otro lado.
Fue muy lindo abrir mi blog y verte ahí, siguiéndome...fue buenísimo escuchar tus mensajes al programa de luz de gas...fue conmovedor oír a lisebe con tanta dulzura que uno imaginaba y ahora comprobó...gracias fauve!!!
Ahora te digo que coincido plenamente con lo que decís de las mascotas. Yo tuve a mi gato Rodrigo, junto con varios animalitos cuya lista es tan larga que da para una entrada...y era un gato que rescatamos...la casa era grande, con un patio enorme y mamá estaba siempre ahí. Ahora vivo en un departamento, todos somos ya adultos y quien no trabaja estudia, entonces no, sería egoísta tener un animalito y dejarlo todo el tiempo solo. Ojalá todo el mundo pensara como vos, con tu responsabilidad. Maxi, hermoso!!! un besote...ay mirá...la verificación de la palabra es iMInGAT...qué cosa!!! otro beso

Fauve, la petite sauvage dijo...

Mara y Cuyá: es que me has conquistado por tus comentarios, que a veces no comparto, como sabes, pero me han llevado a tu blog... Tienes algo especial, no sé definirlo, pero atraes, ¡caramba! Me alegro de que pienses así de los animales; parece que el respeto a la Naturaleza (nuestra Madre) es obvio y cae de cajón pero hay tanta gente que desconoce todo o casi todo sobre ella...
Y buenísimo lo del palabro de verificaciona (copiando a Alma Cándida con su genial ocurrencia, una más de tantísimas).

Candela, ¿una serpienteeee? Yo estaba en contra de eso de tener animales exóticos en casa y tal, pero ahora no estoy tan segura; es como tener un perro o un gato, por ejemplo: si se le quiere y se le cuida como es debido, ¿era acaso mejor que estuviera suelto y libre por el monte con una vida dura luchando por sobrevivir? ¿No están acaso felices, aunque no hablen lo dicen claramente? Por eso hay ideas que no tengo muy claras, pero desde luego sí que no hay que deshacerse de ellos; mi tortuga huele mal pero intento limpiarla a menudo, la fama del olor se la lleva el gato... y no pienso deshacerme de ella y menos aún echarla en un estanque donde todo el mundo las tira como si fuera un basurero y donde se contagian unas a otras todas las enfermedades, ni a un río donde se chocaría con el medio ambiente destruyéndolo o siendo amenazada por el hábitat; me la regaló una pareja que tuve pero ya que ésta me ha sobrevivido pienso cuidarla por siempre y lo mejor que pueda.

No quiero dejar de comentar que eso que dije de los "locos por los gatos" que ponen su dinero y sus medios para darles comida, medicamentos, veterinarios, etc, y controlar las poblaciones, no sólo es de lo más loable y para aplaudir, sino que es un tema del que se debería encargar la Autoridad competente que nadie sabe quién es...

Gracias por vuestros comentarios; a ver si nos "vemos" el sábado...
(Para más información, leed los comentarios de la entrada Las alas de la vida o enviadme un correo, jijiji).

Fauve, la petite sauvage dijo...

Ah, Candela, otra cosa: no es necesario rescatar una serpiente, se puede comprar, sí XDDDD; aunque ya sabes que estoy en contra de las tiendas de animales porque creo que estos no se compran ni se venden. Pero si la cuidas bien y está teniendo la vida que se merece, el guiri la ha salvado (imagínate que se la compran a un chaval salvaje que le corta un trocito a ver qué pasa, como hacía yo con mis experimentos lagartijianos o lagartijienses). ¡Pobriña!
Por cierto, ¿cómo se llama? Ah, ya me imagino: Snake...

Fauve, la petite sauvage dijo...

Perdón, me he confundido antes al reseñar la entrada; la correcta es la llamada "Inversión y Acreditación de la Proximidad" y el comentario es el del bloguero Luz de Gas -y de paso os recomiendo su blog a todos.

Candela dijo...

SE llama Pandora, y al contrario que las lagartijas que les vuelve a crecer la cola (:)), a esta si le cortas un cacho se queda asi!!! (no que haya probado)Lo mejor: solo comen un raton a la semana, beben su agüita, no hacen ruido ni manchan nada...

Fermín Gámez dijo...

Yo tuve mascotas hace mucho tiempo. Sobre todo hámsters y canarios. Digamos que me resultó muy triste cada vez que se me moría un canario... Ya no los volvería a tener, no tendría pájaros enjaulados.
En cuanto a perros o gatos, ya te lo he comentado en alguna ocasión que me resultaría difícil tenerlos. No sé en el futuro, pero ahora no estoy en condiciones.

He leído lo que cuentas de tu gato Max. No lo sabía.

Fauve, la petite sauvage dijo...

Candela, y no querías un gatito, ¡ya te vale! Pandora sería también la caja de regalo, ¡vaya sorpresa al abrirla! aajajaja. No intentes probar si se reproduce o no al cortarla... (para los que leen esto, es una larga historia que conocemos Candela y yo sobre mi pasado infantil y mi amor a los animales llevado al extremo de jugar a ser Dios y resultar ser el demonio, o algo así, ¿no, Candela? XDDD).

¡Fermín! Es muy duro perder a un animal, es cierto; pero también es muy satisfactorio saber que le estás dando una buena vida y que no le falta de nada y es feliz, sobre todo si realmente lo haces, claro :P. Yo te animo a tener un gato, son tan sorprendentes para los que no les conocemos o conocíamos... Y no requieren tanto trabajo como un perro.
Hoy me han dicho que ayer o así en Madrid se fueron los de las protectoras a la Puerta de Alcalá, creo, bueno, a donde fuera, y regalaban animales abandonados; por un lado es una buena iniciativa para dar a conocer el problema pero por otra a saber la gente que los cogía si no sería por el capricho del impulso de satisfacer la necesidad inmediata que prevalece en la sociedad actual...
Es curioso, Fermín, que no sepas lo de Max, ya que yo sin embargo intento hacer otras cosas en el blog para no dar demasiado la lata con el mismo tema siempre, ya que mi gatito es mi obsesión de lo que lo quiero y lo feliz que es; en cualquier caso si quieres saber más sobre él puedes ver la etiqueta "gatito" del blog o pinchar en el enlace de esta entrada de Netlog donde hay más fotos en mi perfil, Rosa_Bartleby.
Bueno, y a todos, de nuevo hasta el sábado, no quiero que faltéis ninguno, ¿de acuerdo? Como ya es un secreto a voces pues lo grito yo misma; para más información visitad el blog de Luz de Gas y el sábado que viene, si no me rajo, puede que esté yo por allí... Me gustará sentiros cerca, más cerca, próximos.

Luis Antonio PÉREZ CERRA dijo...

Fauve: Te mando la dirección de una Web y ya me dirás si se trata de Max

http://www.jacquielawson.com/viewcard.asp?code=1666817838908&source=jl999

ánimalo con el ratón y te responderá con música y piruetas...

Biquiños

mara y cuyá dijo...

gracias fauve...me encanta que podamos encontrarnos también en las diferencias. Leo tus comentarios en los blogs amigos, valoro tu espontaneidad. Fue lindo lo de lisebe y también disfruté tus participaciones. Ojalá el sábado pueda estar ahí en directo y enviarles un saludo. Besitos y felicidades

Valentín VN dijo...

¡Jodo, cuanto se ha animado la conversación desde hace unos días!
Sólo quería comentarte una cosa de lo que dices en el segundo comentario (sí ese de arriba). Una amiga dejó el gato con un montón de arena y una vecina le daba comida a diario y cuando volvieron quince días después, el animal les extrañó tanto que casi tardaron un mes en recuperar su confianza. Creo que es mejor que alguien se encargue de ellos y no los deje solitos.

Fauve, la petite sauvage dijo...

En este día de Navidad, quiero ante todo desearos a todos Felices Fiestas, que, aunque sea la frase hecha para estos días, va con todo mi cariño y deseo de que sea realidad.

Y ahora intento comentaros, aunque estoy con la "resaca" (y eso que no bebo) de ayer:

Luis, ¡Cómo va a ser Max! Él no falla nunca ;-) Además, no tiene la cola tan larga, que la tiene rota de nacimiento y con una especie de tirabuzón, como el pelo de su súbdita :-)). Buenísimo el juego, ¡probadlo!

Mara y Cuyá, gracias; mira, en eso opino igual que tú, ya ves ;-). Me refiero, por supuesto, a lo del encuentro, no a lo de la espontaneidad, que es la forma de ser que tengo; si me pongo a elaborar una respuesta meditándola y tal ya no soy yo... El sábado "nos vemos"; ¡no faltes!

Valentín, es que este tema debería dar aún para mucho más, ¡anda que no quedan temas pendientes! pero no quiero ser yo la listilla que saque todos los matices y relacionados, ojalá lo vayáis haciendo vosotros porque es uno de mis puntos flacos (el otro, los niños que sufren -por lo que sea-). Lo que dices es común en la mayoría de los gatos; pero no es por estar solos o con otras personas, sino porque sus "súbditos" les hayan dejado; es una especie de castigo o más bien una forma de demostrar que están dolidos... Como cuando no les haces caso y te dan la espalda. Pero te aseguro que no todos los gatos lo hacen: para muestra, el botón de mi Maxi, que al volver de los viajes, especialmente del primero, yo venía con todo el cuidado por si hacía eso pero se lanzó como un perrito a la puerta y casi no podíamos entrar, y estaba feliz y nos hizo todo tipo de piruetas para demostrarlo... No le gusta que me vaya, y si ve una maleta se pone de los nervios y hace todo lo posible por meterse en ella y esconderse allí, no como con cualquier caja, no; sabe que es un viaje y lo que va significar... La verdad es que tengo una suerte de órdago con Max, un gato que nadie querría por ser negro y con la cola rota. Hace unos días me llegó un mensaje de adopciones de animales en el que ofrecían un gatito de dos meses al que encontrar muy malherido, no saben si por maltrato o atropello, y tuvieron que reconstruirle toda la parte posterior, y se quedó sin cola. Es negro. ¿Quién lo va a querer? Espero que encuentre algún "dueño" como yo; no lo digo para tirarme flores sino en el sentido de quererle como se merece y hacerle feliz, y lo feliz que hará a esa familia o persona que lo acoja, pues se ha recuperado perfectamente y está lleno de fuerza, energía y ganas de jugar, como todos los cachorrillos... Por cierto, si alguien quiere ese gato u otros animales en adopción no tiene más que escribirme y le enviaré los correos que recibo continuamente, que dan ganas de quedarse con todos los animales, pobriños, no se merecen lo que les hacemos los hombres.

Bueno, que tengáis un excelente día de Navidad, que hayáis pasado una buena noche de Nochebuena y que sigais disfrutando de las fiestas lo más posible.

Biquiños para todos y... ¡hasta el sábado!

Fauve, la petite sauvage dijo...

En lo de Luz de Gas, espero que lo hayáis mirado todos y si no, ¡ya estáis haciéndolo! Que creo que no todos le conocéis y no os lo podéis perder; lo primero a él y su blog; lo segundo su programa de proximidad tan genial; y lo tercero... porque me da la gana que el sábado estemos todos juntos ;-)

¡Y muchas gracias a los nuevos seguidores! Sois tantos y tan buenos y con tanta calidad que me quedo alucinada, ¡de verdad! Millones de gracias.

SeaSirens dijo...

Bueno, me ha encantado tu escrito y solo queria transmitirte, que ese amor por los animales, lo comparto yo también.
Tengo una perrita de cuatro meses, que la recogí en la calle, a unos chicos que las regalaban por no poder cuidarlas. La verdad es que no lo pude evitar...(jeje).
Si que entiendo que tener un animal de estas caracteríticas, requiere de mucho amor por tu parte, esfuerzo por darle la mejor vida (aunque un piso no sea la mejor idea), tanto, que si no es de esa manera, mejor no adptarlo.
también se, que si a esta perrita, no la hubiera recogido, quizá el futuro que le esperaba, era bastante incierto, aunque tengo que ser sincera, que en ese momento no pensé en eso, sino en que yo queria darle lo mejor, a esa carita entrañable, ya que la recogí, cuando aún no hacía un mes de vida.
Bueno, perdona mi parrafada, pero es que me ha encantado que abras este tema.
Permíteme que te pueda seguir de cerca.

Muchos besos y FELIZ NAVIDAD!!!

Fauve, la petite sauvage dijo...

Bienvenida, Seasirens, y enhorabuena. No sólo vas a hacer feliz a la perrita que, como bien dices, a saber qué futuro le esperaba... sino que te hará ella tan feliz a ti que los cuidados que requieran no supondrán esfuerzo ninguno.
Sin querer comparar en ningún momento a los niños con los animales, por el esfuerzo que requiere criar y educar a un hijo entonces nadie los tendría...
Un saludo y gracias por tu contribución ;-)

Fauve, la petite sauvage dijo...

¿Aries y dragón? ¡Igual que yo! XDD

mara y cuyá dijo...

Fauve...ya te contesté en "nuestro escenario natural"...hasta que nos echen...jajaja. También te decía de mañana...Nos vemos prontito. Beso

Fauve, la petite sauvage dijo...

Sí, Mara y cuyá, te voy cogiendo el puntito y... ¡me parto contigo! Eres genial, de verdad.

¡Biquiños!

Manuel Ángel dijo...

El regalo de un loro es...
es... seguir volando, vuela, vuela, vuela... este mundo es idiota porqué no vuela??
Chapeau. Perdón por la intromisión. La deseo a usted (no me lo tome al pie de la letra mon dieu) mucha salud, mucho amor...y pesetillas...
Besos

Fauve, la petite sauvage dijo...

¿Intromisión?
Muchísimas gracias por sus deseos, don Manuel Ángel; aprovecho para felicitarle también además de la nochevieja y el año nuevo el día de su santo aunque no sea su santo, y deseando volar, grito: ¡vivan los loros! (ay, qué mal estoy, :-) ).

Anónimo dijo...

Como en su día dijo Jesús Hermida a Mercedes Mila.....

"CHICA... ¡TÚ VALES MUCHO!

Besos,

css

Fauve, la petite sauvage dijo...

¡Hola, Co! Anónimo, dice, jajaja, dejando firma y todo... Pues no fue a la Milá que fue a Carmen Maura, y tampoco fue Hermida que fue alguien de apellido Tola (hahah) y tampoco le dijo chica sino nena; salvando además que no valgo mucho a no ser que me vendan al peso, ¡te quiero mucho!
Ay, la fiebre, esto de escribir desde la cama qué cosas me hace decir, seguro que tú también tienes fiebre, jajajaj; ¡biquiños!

Anónimo dijo...

ja ja jaja jajajajajjajajajjajaj jajajajja
No di una en el clavo! jajajajajjajajajajajjajaj

Menuda par de dos que estamos hechas! jajajajjaja

Besazossssss guapa!

Fauve, la petite sauvage dijo...

¡Pero si nos comprendimos perfectamente! Somos un par... de genias ;-)
Cuántas ganas tengo de verte, a ver si amaina (que no arrecia, que confundí el significado: seré burra) el temporal y quedamos para ese café que lleva esperando... ¿cuántos años? No, no me contestes, por favor, que me da el yuyu...

Fauve, la petite sauvage dijo...

Candela, añadí una foto abajo en el post y puedes ver mejor a la tortuga. Está hecha con el móvil, ¡me salen mejor las fotos con un móvil de cámara mínima que con una cámara!
Siento ver en todas las protectoras tanta cantidad de perros por estas fechas, de raza muchísimos, producto de los que se regalaron estas Navidades y ya crecieron...
Saludos a todos.

Se ha producido un error en este gadget.
Se ha producido un error en este gadget.

Entradas populares


¡Gracias, Kira!

Gracias, Athena, con todo mi cariño, mi admiración y mi vergüenza por no haber visto el premio en su momento

¡Locos por los gatos!

¡Locos por los gatos!
¿Te apuntas?

Flores contra el Cáncer / Flowers against Cancer

Flores contra el Cáncer / Flowers against Cancer
Antoni Lozano

No compres, ¡adopta!

ÚNETE AL "MANIFIESTO POR LA SOLIDARIDAD" HACIENDO CLICK EN LA IMAGEN

¡ ¡ ¡ ¡ T E S O R O S ! ! ! !

¡ ¡ ¡ ¡ T E S O R O S ! ! ! !
¡Gracias, Candela!

¡Gracias, Alma Cándida!

¡Gracias, Alma Cándida!

¡Gracias, Lisebe!

¡Gracias, Candela! Algún día iré a Limerick...

¡Graciñas, Lisebe!

¡Gracias, Candela!

¡Gracias, Catman!

¡Gracias, P Vázquez "ORIENTADOR"!

¡Gracias de nuevo, P Vázquez "ORIENTADOR"!

PREMIO AL RETO "EN SEIS PALABRAS". ¡Gracias, Candela!

¡Gracias, BLAS!

¡Gracias, Nico!

Rosa Amiga por ser una cuentista

Rosa Amiga por ser una cuentista
¡Gracias, Groucho!

¡Gracias, P.Vázquez Orientador!

Lo encontré, por fin; ¡Gracias, Catman!

¡Gracias, Luis Antonio!

¡Gracias, Toupeiro!

¡Gracias, BLAS!

¡Gracias, Ababoll!